En directo
    Exclusivas: 75 aniversario de la Gran Victoria
    URL corto
    Por
    5746
    Síguenos en

    El 29 de abril de 1945 el campo de concentración Dachau fue liberado por los soldados estadounidenses. Así se puso fin a la existencia de ese lugar tenebroso, donde se realizaban experimentos médicos con los reclusos. En el aniversario de su liberación Sputnik cuenta la historia del campo.

    El campo de concentración Dachau, ubicado en Baviera, en las cercanías de Múnich, fue fundado el 22 de marzo de 1933. Fue el primer campo de concentración que empezó a operar en la Alemania nazi. Se refieren a Dachau como la escuela de violencia, un polígono donde los nazis pusieron a prueba el sistema de castigo que luego sería usado en otros campos de concentración.

    Dachau empezó a operar solo dos meses después de la llegada de Adolf Hitler al poder, y en la etapa inicial en el campo había solo ciudadanos alemanes. Los nazis enviaban a Dachau a los oponentes del régimen nazi y a quienes manchaban la raza aria: comunistas, prostitutas y enfermos mentales. Sin embargo, tras la Noche de los Cristales Rotos y el inicio de la Segunda Guerra Mundial, los nazis empezaron a enviar a ese campo judíos y prisioneros de guerra incluso de la URSS.

    Dachau sirvió como un modelo a imitar; un prototipo para los campos de concentración que aparecieron más tarde. Según los historiadores, la mayoría de los comandantes de los campos de concentración nazis de una manera u otra trabajó en Dachau. Ahí los nazis ensayaron diferentes tipos de torturas físicas y psicológicas.

    Durante los años de guerra Dachau fue importante por ser uno de los campos de concentración nazis más horribles. Allí se realizaban experimentos médicos sobre las personas vivas con tal de conocer dónde estaban los límites fisiológicos del ser humano. 

    Por ejemplo, ponían a reclusos en tanques con agua fría y hielo para estudiar la hipotermia. Asimismo, experimentaban con reclusos al someterlos a una alta presión atmosférica. Los nazis infectaban a los prisioneros de Dachau con tuberculosis y malaria para estudiar el curso de estas enfermedades y luego crear fármacos.

    Durante los 12 años de la existencia de Dachau unas 250.000 personas de 24 países sufrieron en sus carnes la locura nazi. Según la información oficial, cerca de 41.500 prisioneros perdieron sus vidas. Asesinatos, hambruna, agotamiento, todo tipo de enfermedades... Según otros datos, más de 70.000 murieron, entre ellos, 12.000 soldados soviéticos. El día que Dachau fue liberado, unos 30.000 presos permanecían en el campo.

    La pesadilla hecha realidad

    Solo en el período entre 1941 y 1942 en el campo de concentración de Dachau se realizaron alrededor de 500 experimentos sobre personas vivas. Muchos prisioneros trabajaron como mano de obra gratuita en empresas industriales cercanas. Las condiciones de trabajo eran pésimas porque a los reclusos no los consideraban humanos.

    Dentro del campo de concentración hubo una organización clandestina encabezada por un comité internacional. La gestión de ese comité estaba compuesta por comunistas e integrantes del movimiento socialdemócrata. En otoño de 1943, en el campo fue creado el Comité Clandestino Ruso. El grupo soviético de la resistencia fue encabezado por el teniente coronel Ilarión Pánov.

    También se creó un departamento dentro del movimiento clandestino del campo de Dachau que se ocupó de organizar una revuelta liderada por el general mayor del Ejército Rojo Serguéi Vishnevski. El centro de operaciones del movimiento clandestino era la enfermería del campo. Los miembros de la resistencia difundían las noticias de la URSS, reclutaban a personas de confianza y creaban grupos de asalto para llevar a cabo un levantamiento armado.

    Los prisioneros que trabajaban en un taller de armería traían pistolas a Dachau en partes. Además, tenían a su disposición hasta fusiles de asalto y rifles, listos para el combate en cualquier momento. 

    En abril de 1945 el comandante del campo recibió un telegrama del Reichsführer de las SS, Heinrich Himmler, en el que se ordenaba evacuar el campo o liquidarlo en caso de ser imposible la evacuación.

    Entretanto, el movimiento clandestino empezó los preparativos para la revuelta. En la enfermería crearon un depósito con vendajes en caso de que hubiera heridos. Algunos prisioneros lograron capturar a los presos que habían trabajado para los nazis en los campos y los colgaron por colaborar con la administración nazi. Al enterarse de la liberación del campo, algunos prisioneros mataron a varios guardas.

    Liberación y masacre

    El 29 de abril de 1945 el campo de concentración de Dachau fue liberado por el Ejército estadounidense. Los efectivos norteamericanos que liberaron el campo encontraron pruebas irrefutables de los horrores obra de los nazis. Después de que se liberase el campo y de que el personal de las SS se rindiese, los militares estadounidenses empezaron a fusilar a los integrantes de las Schutzstaffel presentes en Dachau.

    Los soldados del Ejército norteamericano eliminaron a los guardas y los cómplices que trataron de rendirse y de convertirse en prisioneros de guerra para, de esta manera, evitar la venganza por la matanza de decenas de miles de reclusos de ese campo de concentración. 

    El número exacto de miembros de la SS ejecutados en el campo de Dachau varía. Según una de las estimaciones, las fuerzas de EEUU mataron a 520 de los 560 nazis de Dachau, 346 de ellos en un fusilamiento bajo las órdenes de un oficial estadounidense. Las acciones de los soldados norteamericanos se consideran un crimen de guerra, pero ninguno de los perpetradores del fusilamiento fue castigado.

    A causa del brote de enfermedades contagiosas que se había producido en el campo y los combates que todavía se libraban en los alrededores de Dachau, los estadounidenses inicialmente no permitían salir a los exreclusos. 

    Después de la liberación, los exprisioneros juraron luchar contra el fascismo en cualquiera de sus formas. El Comité Internacional de Dachau —CID, por sus siglas en inglés— creado en aquella época sigue funcionando hasta hoy. El CID representa a todos los exprisioneros que sufrieron los horrores de ese campo de concentración y sobrevivieron. 

    El Comité activamente lucha contra el fascismo y el nazismo. Además, organiza el funcionamiento del Sitio Memorial de Dachau, compuesto de un museo, un archivo de datos y una biblioteca. 

    El Museo de Dachau fue inaugurado en 1965 en el lugar del antiguo campo de concentración por iniciativa del CID. El proyecto ha sido financiado por el Gobierno de Baviera. Cada año en el territorio del antiguo campo se celebra un mitin bajo el nombre Nunca más, en memoria de los prisioneros. A este evento conmemorativo acuden los supervivientes del campo de muchos países. Para ellos el 29 de abril siempre ha sido y será uno de los días más importantes de sus vidas.

    Etiquetas:
    Alemania nazi, Campos de Concentración
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook