19:03 GMT20 Septiembre 2020
En directo
    Exclusivas: 75 aniversario de la Gran Victoria
    URL corto
    Por
    2811
    Síguenos en

    Este 25 de abril marca el 75 aniversario del Día del Elba, cuando los integrantes de un pelotón de reconocimiento estadounidense se reunieron con sus camaradas del regimiento de fusileros del Primer Frente Ucraniano de la URSS cerca de la ciudad alemana de Torgau. Sputnik recuerda cómo fue este histórico encuentro a orillas del río Elba.

    El Día del Elba es un acontecimiento muy importante en la historia de la Segunda Guerra Mundial. Sin duda, aquel día quedó claro que por fin la Alemania nazi estaba derrotada y que ya no conseguiría cobrar fuerzas para devolver el golpe. Asimismo, este encuentro significó que los nazis, cuyas fuerzas principales a partir de entonces se encontraron divididas, no tendrían ninguna otra opción más que rendirse.

    El encuentro de los soldados de la URSS y EEUU en el río Elba fue un evento crucial de la etapa final de las actividades militares de las fuerzas aliadas en Europa. La situación en el frente en ese momento decisivo no fue fácil. Para mediados de abril de 1945 el Ejército Rojo ya había lanzado la operación para tomar la capital del Reich, Berlín. Para contrarrestar el avance soviético la gestión militar nazi envió refuerzos al Frente Oriental, donde ya había 214 divisiones, entre ellas, 34 divisiones de tanques.

    Entretanto, en el Frente Occidental todavía permanecían 60 divisiones, entre ellas, cinco divisiones de taques. Las fuerzas de los aliados cruzaron el río Rin en abril, en la parte oeste de la Alemania nazi, y terminaron la eliminación de la agrupación militar en la región de Ruhr —el área industrial más importante y una de las zonas más pobladas del país—. Las fuerzas de los aliados liberaron Dresde, Magdeburgo y otras urbes alemanas.

    Tras su triunfo en la región de Ruhr llegó el momento de lanzar la última etapa de la ofensiva. Los aliados occidentales iban a iniciar una ofensiva hacia las orillas del río Elba, en el centro del territorio de la Alemania nazi, donde estaba previsto el encuentro con las unidades del Ejército Rojo. Sin embargo, el avance se ralentizó, ya que las fuerzas de EEUU y Reino Unido tuvieron que tomar como prisioneros a decenas de miles de combatientes nazis.

    El Ejército Rojo, por su parte, avanzaba con cierto retraso porque los nazis concentraron más fuerzas en el Frente Oriental y dieron batalla a las fuerzas soviéticas. Todas las acciones del Ejército Rojo y de los ejércitos de los demás aliados eran coordinadas según los acuerdos alcanzados durante la Conferencia de Yalta entre Stalin, Roosevelt y Churchill a principios de febrero de 1945.

    El día fatídico para los nazis

    Las unidades de la 69 División de Infantería del Primer Ejército estadounidense y los integrantes de la 58 División de Fusileros que formaba parte del Primer Frente Ucraniano fueron los más cercanos uno a otro y, como consecuencia, fueron los primeros en reunirse cerca de Torgau. Inicialmente, las unidades del Ejército Rojo habían recibido la orden de pararse en las orillas del Elba, mientras los militares estadounidenses tomaron posiciones en el río Mulde, a una distancia de 25 kilómetros.

    En realidad, fue difícil registrar todos los contactos entre los aliados occidentales y el Ejército Rojo. Los primeros soldados soviéticos que se reunieron con los estadounidenses, bajo el mando del teniente Albert Kotzebue, fueron el teniente primero Grigori Goloborodko y el sargento Alexandr Olshanski y varios otros militares. Un poco más tarde a ellos se unió el teniente coronel Alexandr Gordéyev. Este fue el primer encuentro confirmado entre los aliados, pero no fue oficial.

    El mismo día un poco más tarde se celebró otro encuentro que fue protagonizado por el teniente estadounidense William Robertson y el teniente del Ejército Rojo Alexandr Silvashko. Este histórico evento tuvo lugar en el puente semidestruido sobre el río Elba, en la ciudad de Torgau. Ambas partes enseguida comunicaron el evento a sus superiores. El día siguiente se tomó la legendaria fotografía de Robertson y Silvashko abrazándose uno a otro.

    • Encuentro entre soldados estadounidenses y soviéticos en el río Elba
      Encuentro entre soldados estadounidenses y soviéticos en el río Elba
      © Sputnik / Arkady Shaykhet
    •  Soldados estadounidenses y soviéticos en la ciudad de Torgau
      Soldados estadounidenses y soviéticos en la ciudad de Torgau
      © Sputnik /
    • Encuentro entre soldados estadounidenses y soviéticos en el puente de Elba. Torgau, Alemania, 26 de abril de 1945
      Encuentro entre soldados estadounidenses y soviéticos en el puente de Elba. Torgau, Alemania, 26 de abril de 1945
      © AP Photo /
    • Día del Elba
      Día del Elba
      © Sputnik / Ivan Shagin
    • Encuentro entre soldados estadounidenses y soviéticos en el río Elba
      © Sputnik /
    1 / 5
    © Sputnik / Arkady Shaykhet
    Encuentro entre soldados estadounidenses y soviéticos en el río Elba

    La foto de los tenientes soviético y estadounidense estrechándose las manos en el Elba en cuestión de horas fue publicada en numerosos medios en diferentes países. La capital de la URSS, Moscú, celebró este histórico encuentro, que marcó el día fatídico para la Alemania nazi, con 24 salvas de artillería de 324 cañones. Las celebraciones también tuvieron lugar en Times Square, en Nueva York.

    Como resultado del encuentro entre el Ejército Rojo y los ejércitos de los aliados occidentales, los restos de la Wehrmacht se quedaron divididos en dos, la parte norte y la parte sur. Este hecho debilitó su voluntad de resistir y la privó de maniobrabilidad. Las fuerzas nazis a partir de entonces ya no disponían de un sistema de gestión unido, lo que aceleró el proceso de disolución de las Fuerzas Armadas de la Alemania nazi.

    En otras palabras, Estados Unidos y la Unión Soviética juntos pusieron el último clavo en el ataúd del Tercer Reich, lo que acercó la pronta llegada del día de la derrota de la Wehrmacht.

    El espíritu del Elba

    El encuentro en el río Elba en abril de 1945 se convirtió en el símbolo de la cooperación entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Es importante recordar la contribución que hicieron los pueblos de los dos países a la victoria sobre el nazismo en la Segunda Guerra Mundial y hasta el día de hoy este ejemplo sirve como prueba de que EEUU y Rusia pueden cooperar entre sí.

    Con motivo del 50 aniversario del Día del Elba, en 1995, en el Cementerio Nacional de Arlington, cerca de Washington D.C., fue inaugurado el monumento El espíritu del Elba, donde anualmente tienen lugar ceremonias conmemorativas en las que participan los veteranos tanto de Estados Unidos como de la antigua URSS, así como diplomáticos de Rusia.

    Las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética han sido difíciles. Sin embargo, la conmemoración del Día del Elba nos recuerda que hubo tiempos en los que ambos países fueron aliados. Lamentablemente, después de la guerra los caminos de Moscú y Washington se separaron por razones ideológicas y las relaciones entre los dos empeoraron considerablemente y desencadenaron en la Guerra Fría.

    Pero incluso hoy el espíritu del Elba demuestra que los dos países pueden superar sus discrepancias. A pesar de que los sistemas económico y político de la Unión Soviética y Estados Unidos eran diferentes, lograron dejar todo atrás y luchar juntos en aras de poner fin a la existencia maligna del Tercer Reich. Y lo lograron con la derrota incondicional de la maquinaria nazi en mayo de 1945.

    El encuentro histórico entre los soldados soviéticos y estadounidenses en el Elba tuvo un profundo significado simbólico. El 25 de abril recordamos la proeza de los soldados de ambos países en su incansable lucha contra el nazismo y el fascismo. Recordamos a las víctimas que sufrieron los dos países. Y, por último, recordamos que Moscú y Washington, pese a las complicaciones en las relaciones bilaterales, sí pueden cooperar en ámbitos de interés común.

    Etiquetas:
    Ejército Rojo, Alemania nazi, Elba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook