- Sputnik Mundo, 1920, 10.04.2022
Donbás. La historia de un genocidio
Tras ocho años de guerra civil y el incumplimiento por Kiev de los acuerdos de paz de Minsk, Rusia reconoció la independencia del Donbás y lanzó una operación para desmilitarizar y desnazificar a Ucrania. Sputnik te cuenta cómo fueron esos ocho años de genocidio.

El batallón Azov: un laboratorio del neonazismo

Síguenos en
Mundo
Video
Los medios 'mainstream' continúan mostrando y describiendo a los combatientes de Azov que se rindieron en Mariúpol como héroes y mártires, pero cada día se les hace más difícil.
Los combatientes de este batallón (prohibido en Rusia) están involucrados en crueles torturas y asesinatos, entre sus víctimas hay mujeres y adolescentes. Para los residentes de Donbás, este batallón neonazi se convirtió en un símbolo del infierno y del terror durante muchos años.
Sputnik te presenta la historia en imágenes del batallón neonazi Azov.
© Sputnik / Evgeny Kotenko / Abrir banco de fotos

En abril de 2014, después de la victoria del Euromaidán en Kiev, se desarrolló una guerra callejera entre partidarios y oponentes del golpe de Estado en todas las ciudades principales del sureste de Ucrania. En ese entonces, el presidente en funciones del país Alexandr Turchinov anunció el comienzo de una "operación antiterrorista" en el Donbás. Así empezaron a formarse los batallones de voluntarios en Ucrania, estos luego se hicieron famosos por sus atrocidades contra la población civil y los prisioneros de las milicias de Lugansk y Donetsk.

Azov se formó en mayo del 2014 como parte del Servicio de Patrulla de las Fuerzas Especiales del Ministerio del Interior de Ucrania. Seis meses después y gracias al patrocinio del jefe del Ministerio, Arsén Avakov, el batallón recibió el estatus de batallón y fue transferido a la Guardia Nacional.

En la foto: los combatientes del batallón Azov toman el juramento de lealtad a Ucrania en la Plaza de Sofía en Kiev antes de ser enviados a Donbás en 2014.

En abril de 2014, después de la victoria del Euromaidán en Kiev, se desarrolló una guerra callejera entre partidarios y oponentes del golpe de Estado en todas las ciudades principales del sureste de Ucrania. En ese entonces, el presidente en funciones del país Alexandr Turchinov anunció el comienzo de una "operación antiterrorista" en el Donbás. Así empezaron a formarse los batallones de voluntarios en Ucrania, estos luego se hicieron famosos por sus atrocidades contra la población civil y los prisioneros de las milicias de Lugansk y Donetsk.Azov se formó en mayo del 2014 como parte del Servicio de Patrulla de las Fuerzas Especiales del Ministerio del Interior de Ucrania. Seis meses después y gracias al patrocinio del jefe del Ministerio, Arsén Avakov, el batallón recibió el estatus de batallón y fue transferido a la Guardia Nacional.En la foto: los combatientes del batallón Azov toman el juramento de lealtad a Ucrania en la Plaza de Sofía en Kiev antes de ser enviados a Donbás en 2014. - Sputnik Mundo
1/13

En abril de 2014, después de la victoria del Euromaidán en Kiev, se desarrolló una guerra callejera entre partidarios y oponentes del golpe de Estado en todas las ciudades principales del sureste de Ucrania. En ese entonces, el presidente en funciones del país Alexandr Turchinov anunció el comienzo de una "operación antiterrorista" en el Donbás. Así empezaron a formarse los batallones de voluntarios en Ucrania, estos luego se hicieron famosos por sus atrocidades contra la población civil y los prisioneros de las milicias de Lugansk y Donetsk.

Azov se formó en mayo del 2014 como parte del Servicio de Patrulla de las Fuerzas Especiales del Ministerio del Interior de Ucrania. Seis meses después y gracias al patrocinio del jefe del Ministerio, Arsén Avakov, el batallón recibió el estatus de batallón y fue transferido a la Guardia Nacional.

En la foto: los combatientes del batallón Azov toman el juramento de lealtad a Ucrania en la Plaza de Sofía en Kiev antes de ser enviados a Donbás en 2014.

© Sputnik / Stringer / Abrir banco de fotos

El batallón fue encabezado por el neonazi Andréi Biletski (en la foto), apodado como el 'Führer Blanco', que poco antes había salido de la prisión donde cumplía una condena por vandalismo. El mismo 2014 fue elegido como diputado de la Rada Suprema, el Parlamento del país. Biletski reclutó hábilmente a los adeptos de las subculturas juveniles de extrema derecha en filas del batallón.

El batallón fue encabezado por el neonazi Andréi Biletski (en la foto), apodado como el 'Führer Blanco', que poco antes había salido de la prisión donde cumplía una condena por vandalismo. El mismo 2014 fue elegido como diputado de la Rada Suprema, el Parlamento del país. Biletski reclutó hábilmente a los adeptos de las subculturas juveniles de extrema derecha en filas del batallón. - Sputnik Mundo
2/13

El batallón fue encabezado por el neonazi Andréi Biletski (en la foto), apodado como el 'Führer Blanco', que poco antes había salido de la prisión donde cumplía una condena por vandalismo. El mismo 2014 fue elegido como diputado de la Rada Suprema, el Parlamento del país. Biletski reclutó hábilmente a los adeptos de las subculturas juveniles de extrema derecha en filas del batallón.

© Sputnik / Alexandr Maksimenko / Abrir banco de fotos

Azov se destacó, entre otros batallones de voluntarios neonazis, por su fuerte entrenamiento ideológico. Las principales posiciones en el batallón fueron ocupadas por los neonazis, antisemitas y racistas. El simbolismo de la unidad hace referencia a los emblemas de las formaciones militares del Tercer Reich. Así, su bandera representa el Wolfsangel (trampa de lobos), el símbolo heráldico alemán, utilizado en sus orígenes por el Partido Nazi y posteriormente por algunas divisiones de las Waffen-SS y la Wehrmacht.

En la foto: los combatientes del batallón Azov toman juramento en Kiev, en 2014.

Azov se destacó, entre otros batallones de voluntarios neonazis, por su fuerte entrenamiento ideológico. Las principales posiciones en el batallón fueron ocupadas por los neonazis, antisemitas y racistas. El simbolismo de la unidad hace referencia a los emblemas de las formaciones militares del Tercer Reich. Así, su bandera representa el Wolfsangel (trampa de lobos), el símbolo heráldico alemán, utilizado en sus orígenes por el Partido Nazi y posteriormente por algunas divisiones de las Waffen-SS y la Wehrmacht.En la foto: los combatientes del batallón Azov toman juramento en Kiev, en 2014. - Sputnik Mundo
3/13

Azov se destacó, entre otros batallones de voluntarios neonazis, por su fuerte entrenamiento ideológico. Las principales posiciones en el batallón fueron ocupadas por los neonazis, antisemitas y racistas. El simbolismo de la unidad hace referencia a los emblemas de las formaciones militares del Tercer Reich. Así, su bandera representa el Wolfsangel (trampa de lobos), el símbolo heráldico alemán, utilizado en sus orígenes por el Partido Nazi y posteriormente por algunas divisiones de las Waffen-SS y la Wehrmacht.

En la foto: los combatientes del batallón Azov toman juramento en Kiev, en 2014.

© Sputnik / Stringer / Abrir banco de fotos

La ideología de Azov atrajo a los fanáticos del fútbol y partidarios de organizaciones nacionalistas ucranianas como OUN, Los Cien de Jesucristo y la Hermandad del Rifle Cosaco a sus filas.

En la foto: una concentración de los radicales en Kiev, Ucrania, 2017.

La ideología de Azov atrajo a los fanáticos del fútbol y partidarios de organizaciones nacionalistas ucranianas como OUN, Los Cien de Jesucristo y la Hermandad del Rifle Cosaco a sus filas.En la foto: una concentración de los radicales en Kiev, Ucrania, 2017. - Sputnik Mundo
4/13

La ideología de Azov atrajo a los fanáticos del fútbol y partidarios de organizaciones nacionalistas ucranianas como OUN, Los Cien de Jesucristo y la Hermandad del Rifle Cosaco a sus filas.

En la foto: una concentración de los radicales en Kiev, Ucrania, 2017.

© Foto : VK

La demostración abierta de la misantropía atraía también a los radicales y neonazis de todo el mundo.

En la foto: los miembros del regimiento nazi Azov, a la izquierda, Alexéi Liovkin.

La demostración abierta de la misantropía atraía también a los radicales y neonazis de todo el mundo.En la foto: los miembros del regimiento nazi Azov, a la izquierda, Alexéi Liovkin. - Sputnik Mundo
5/13

La demostración abierta de la misantropía atraía también a los radicales y neonazis de todo el mundo.

En la foto: los miembros del regimiento nazi Azov, a la izquierda, Alexéi Liovkin.

© Foto : VK

Liovkin es un músico, solista del grupo de canto fascista A-KVLT (culto de Adolf), es un nativo de la ciudad rusa de Tver y perseguido por las autoridades de su país por radicalismo. Finalmente, Liovkin encontró refugio en Ucrania.

En la foto: la portada de uno de los singles de la banda en la red social VK.

Liovkin es un músico, solista del grupo de canto fascista A-KVLT (culto de Adolf), es un nativo de la ciudad rusa de Tver y perseguido por las autoridades de su país por radicalismo. Finalmente, Liovkin encontró refugio en Ucrania.En la foto: la portada de uno de los singles de la banda en la red social VK. - Sputnik Mundo
6/13

Liovkin es un músico, solista del grupo de canto fascista A-KVLT (culto de Adolf), es un nativo de la ciudad rusa de Tver y perseguido por las autoridades de su país por radicalismo. Finalmente, Liovkin encontró refugio en Ucrania.

En la foto: la portada de uno de los singles de la banda en la red social VK.

© Sputnik / Alexandr Maksimenko / Abrir banco de fotos

Los residentes de Mariúpol experimentaron las atrocidades de Azov mucho antes de la primavera de 2022.

En la foto: el envío de cadetes Azov a la zona de conflicto en el sureste de Ucrania, en 2014.

Los residentes de Mariúpol experimentaron las atrocidades de Azov mucho antes de la primavera de 2022.En la foto: el envío de cadetes Azov a la zona de conflicto en el sureste de Ucrania, en 2014. - Sputnik Mundo
7/13

Los residentes de Mariúpol experimentaron las atrocidades de Azov mucho antes de la primavera de 2022.

En la foto: el envío de cadetes Azov a la zona de conflicto en el sureste de Ucrania, en 2014.

© Sputnik / Natalia Seliverstova / Abrir banco de fotos

El 9 de mayo de 2014, después de la marcha dedicada a la celebración del Día de la Victoria sobre el nazismo, las unidades de la Guardia Nacional junto a los militantes del batallón Azov llegaron a Mariúpol y asaltaron con lanzagranadas el edificio del Departamento de la Policía de la ciudad donde había empleados que se habían negado a cumplir las órdenes del régimen de Kiev. En aquel entonces murieron 13 personas, entre policías y civiles, y el Departamento de la Policía fue quemado.

En la foto: flores y velas en memoria de los muertos en el edificio del Departamento de la Policía de la ciudad de Mariúpol, 9 de mayo de 2014.

El 9 de mayo de 2014, después de la marcha dedicada a la celebración del Día de la Victoria sobre el nazismo, las unidades de la Guardia Nacional junto a los militantes del batallón Azov llegaron a Mariúpol y asaltaron con lanzagranadas el edificio del Departamento de la Policía de la ciudad donde había empleados que se habían negado a cumplir las órdenes del régimen de Kiev. En aquel entonces murieron 13 personas, entre policías y civiles, y el Departamento de la Policía fue quemado.En la foto: flores y velas en memoria de los muertos en el edificio del Departamento de la Policía de la ciudad de Mariúpol, 9 de mayo de 2014. - Sputnik Mundo
8/13

El 9 de mayo de 2014, después de la marcha dedicada a la celebración del Día de la Victoria sobre el nazismo, las unidades de la Guardia Nacional junto a los militantes del batallón Azov llegaron a Mariúpol y asaltaron con lanzagranadas el edificio del Departamento de la Policía de la ciudad donde había empleados que se habían negado a cumplir las órdenes del régimen de Kiev. En aquel entonces murieron 13 personas, entre policías y civiles, y el Departamento de la Policía fue quemado.

En la foto: flores y velas en memoria de los muertos en el edificio del Departamento de la Policía de la ciudad de Mariúpol, 9 de mayo de 2014.

© Sputnik / Aleksey Vovk / Abrir banco de fotos

Azov está relacionado con el crimen, pero los ucranianos se enteraron de ello solo el 15 de julio de 2016, cuando las Fuerzas Especiales del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) liquidaron en la región de Zaporiyia a un grupo de los militantes de Azov armados con ametralladoras y lanzagranadas que atacaron a un automóvil que transportaba dinero del banco. El jefe de la SBU, Vasili Gritsak, afirmó que se estaba verificando la participación de los combatientes del batallón en al menos 10 delitos similares.

En la foto: la campaña antirrusa de los radicales en Kiev, en Ucrania, 2017.

Azov está relacionado con el crimen, pero los ucranianos se enteraron de ello solo el 15 de julio de 2016, cuando las Fuerzas Especiales del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) liquidaron en la región de Zaporiyia a un grupo de los militantes de Azov armados con ametralladoras y lanzagranadas que atacaron a un automóvil que transportaba dinero del banco. El jefe de la SBU, Vasili Gritsak, afirmó que se estaba verificando la participación de los combatientes del batallón en al menos 10 delitos similares.En la foto: la campaña antirrusa de los radicales en Kiev, en Ucrania, 2017. - Sputnik Mundo
9/13

Azov está relacionado con el crimen, pero los ucranianos se enteraron de ello solo el 15 de julio de 2016, cuando las Fuerzas Especiales del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) liquidaron en la región de Zaporiyia a un grupo de los militantes de Azov armados con ametralladoras y lanzagranadas que atacaron a un automóvil que transportaba dinero del banco. El jefe de la SBU, Vasili Gritsak, afirmó que se estaba verificando la participación de los combatientes del batallón en al menos 10 delitos similares.

En la foto: la campaña antirrusa de los radicales en Kiev, en Ucrania, 2017.

© Sputnik / Vladimir Trefilov / Abrir banco de fotos

En marzo de 2019, en una conferencia de prensa en Moscú, el exoficial del SBU Vasili Prózorov reveló la existencia de una 'biblioteca' —así es como llamaban a la prisión secreta de Azov en el aeropuerto de Mariúpol— donde habían dos cámaras frigoríficas desconectadas con puertas selladas. En este lugar los combatientes de Azov torturaron a los prisioneros de las milicias de Donetsk y a los ciudadanos comunes "sospechosos de separatismo". A los prisioneros aquí les llamaban 'libros'.

En la foto: Vasili Prózorov en una conferencia de prensa en Moscú, 2019.

En marzo de 2019, en una conferencia de prensa en Moscú, el exoficial del SBU Vasili Prózorov reveló la existencia de una 'biblioteca' —así es como llamaban a la prisión secreta de Azov en el aeropuerto de Mariúpol— donde habían dos cámaras frigoríficas desconectadas con puertas selladas. En este lugar los combatientes de Azov torturaron a los prisioneros de las milicias de Donetsk y a los ciudadanos comunes "sospechosos de separatismo". A los prisioneros aquí les llamaban 'libros'.En la foto: Vasili Prózorov en una conferencia de prensa en Moscú, 2019. - Sputnik Mundo
10/13

En marzo de 2019, en una conferencia de prensa en Moscú, el exoficial del SBU Vasili Prózorov reveló la existencia de una 'biblioteca' —así es como llamaban a la prisión secreta de Azov en el aeropuerto de Mariúpol— donde habían dos cámaras frigoríficas desconectadas con puertas selladas. En este lugar los combatientes de Azov torturaron a los prisioneros de las milicias de Donetsk y a los ciudadanos comunes "sospechosos de separatismo". A los prisioneros aquí les llamaban 'libros'.

En la foto: Vasili Prózorov en una conferencia de prensa en Moscú, 2019.

© Sputnik

Uno de estos 'libros' fue Tatiana Ganzha, militante del Partido Comunista de Ucrania — ahora está prohibida ingresar al país— y opositora de Euromaidan. El 30 de octubre de 2014, en Mariúpol, Tatiana fue detenida por cinco hombres con pasamontañas y uniforme militar con distintivos del batallón Azov. Ya en el auto, la golpearon sin piedad y orinaron sobre ella. Cuando la sacaron del auto, la patearon y dispararon sobre su cabeza. Luego la llevaron al aeropuerto de Mariúpol, donde fue torturada hasta el 8 de noviembre. La colgaron de las piernas, boca abajo, y la golpearon. Después de lo sucedido, Tatiana fue juzgada y encarcelada, pero afortunadamente pronto fue intercambiada por un prisionero de guerra ucraniano.

En la foto: una captura de pantalla del protocolo de inspección de Tatiana Ganzha, una ex prisionera que sobrevivió a la prisión secreta de Azov en el aeropuerto de Mariúpol.

Uno de estos 'libros' fue Tatiana Ganzha, militante del Partido Comunista de Ucrania — ahora está prohibida ingresar al país— y opositora de Euromaidan. El 30 de octubre de 2014, en Mariúpol, Tatiana fue detenida por cinco hombres con pasamontañas y uniforme militar con distintivos del batallón Azov. Ya en el auto, la golpearon sin piedad y orinaron sobre ella. Cuando la sacaron del auto, la patearon y dispararon sobre su cabeza. Luego la llevaron al aeropuerto de Mariúpol, donde fue torturada hasta el 8 de noviembre. La colgaron de las piernas, boca abajo, y la golpearon. Después de lo sucedido, Tatiana fue juzgada y encarcelada, pero afortunadamente pronto fue intercambiada por un prisionero de guerra ucraniano.En la foto: una captura de pantalla del protocolo de inspección de Tatiana Ganzha, una ex prisionera que sobrevivió a la prisión secreta de Azov en el aeropuerto de Mariúpol. - Sputnik Mundo
11/13

Uno de estos 'libros' fue Tatiana Ganzha, militante del Partido Comunista de Ucrania — ahora está prohibida ingresar al país— y opositora de Euromaidan. El 30 de octubre de 2014, en Mariúpol, Tatiana fue detenida por cinco hombres con pasamontañas y uniforme militar con distintivos del batallón Azov. Ya en el auto, la golpearon sin piedad y orinaron sobre ella. Cuando la sacaron del auto, la patearon y dispararon sobre su cabeza. Luego la llevaron al aeropuerto de Mariúpol, donde fue torturada hasta el 8 de noviembre. La colgaron de las piernas, boca abajo, y la golpearon. Después de lo sucedido, Tatiana fue juzgada y encarcelada, pero afortunadamente pronto fue intercambiada por un prisionero de guerra ucraniano.

En la foto: una captura de pantalla del protocolo de inspección de Tatiana Ganzha, una ex prisionera que sobrevivió a la prisión secreta de Azov en el aeropuerto de Mariúpol.

© Sputnik / Vladimir Astapkovich / Abrir banco de fotos

Elena Blojá, una periodista de Mariúpol, también fue prisionera de la así llamada 'biblioteca'. Fue detenida junto a su hijo, quien luego fue llevado a una celda masculina. Según el hijo de Elena, algunos prisioneros fueron golpeados severamente, uno tenía las piernas fracturadas y el otro tenía las costillas rotas.

En la foto: Vasili Prózorov muestra en una conferencia de prensa, en Moscú, la foto de uno de los prisioneros de la 'biblioteca'.

Elena Blojá, una periodista de Mariúpol, también fue prisionera de la así llamada 'biblioteca'. Fue detenida junto a su hijo, quien luego fue llevado a una celda masculina. Según el hijo de Elena, algunos prisioneros fueron golpeados severamente, uno tenía las piernas fracturadas y el otro tenía las costillas rotas.En la foto: Vasili Prózorov muestra en una conferencia de prensa, en Moscú, la foto de uno de los prisioneros de la 'biblioteca'. - Sputnik Mundo
12/13

Elena Blojá, una periodista de Mariúpol, también fue prisionera de la así llamada 'biblioteca'. Fue detenida junto a su hijo, quien luego fue llevado a una celda masculina. Según el hijo de Elena, algunos prisioneros fueron golpeados severamente, uno tenía las piernas fracturadas y el otro tenía las costillas rotas.

En la foto: Vasili Prózorov muestra en una conferencia de prensa, en Moscú, la foto de uno de los prisioneros de la 'biblioteca'.

© Sputnik / Alexey Vitvitsky / Abrir banco de fotos

No se puede explicar cómo es que el 'mundo civilizado' no notó a los batallones neonazis que con sus típicos símbolos marchaban abiertamente por las calles de la ciudad europea. En 2015, el Congreso de EEUU prohibió al Pentágono entrenar y equipar al batallón Azov, calificándolo de "una formación nazi macabra". Sin embargo, siete años después, Occidente intenta presentar a los neonazis como "héroes valientes" y "defensores de Mariúpol".

En la foto: un neonazi con el emblema del batallón Azov pasea en Berlín durante el aniversario de la muerte de Rudolf Hess, 2017.

No se puede explicar cómo es que el 'mundo civilizado' no notó a los batallones neonazis que con sus típicos símbolos marchaban abiertamente por las calles de la ciudad europea. En 2015, el Congreso de EEUU prohibió al Pentágono entrenar y equipar al batallón Azov, calificándolo de "una formación nazi macabra". Sin embargo, siete años después, Occidente intenta presentar a los neonazis como "héroes valientes" y "defensores de Mariúpol".En la foto: un neonazi con el emblema del batallón Azov pasea en Berlín durante el aniversario de la muerte de Rudolf Hess, 2017. - Sputnik Mundo
13/13

No se puede explicar cómo es que el 'mundo civilizado' no notó a los batallones neonazis que con sus típicos símbolos marchaban abiertamente por las calles de la ciudad europea. En 2015, el Congreso de EEUU prohibió al Pentágono entrenar y equipar al batallón Azov, calificándolo de "una formación nazi macabra". Sin embargo, siete años después, Occidente intenta presentar a los neonazis como "héroes valientes" y "defensores de Mariúpol".

En la foto: un neonazi con el emblema del batallón Azov pasea en Berlín durante el aniversario de la muerte de Rudolf Hess, 2017.

Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала