Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Nicaragua espera poder salvar diferencias políticas y alcanzar ansiado acuerdo nacional

Bandera de Nicaragua - Sputnik Mundo, 1920, 13.01.2022
Síguenos en
Las condiciones para la construcción de la "gran alianza" entre los nicaragüenses, que propicie un nuevo diálogo nacional, son un desafío para el país centroamericano, dada la escalada de tensiones y las medidas coercitivas e imposición de sanciones que Estados Unidos y sus aliados han incrementado hacia el país centroamericano en el último año.
El presidente Daniel Ortega dejó claro el 11 de enero de 2021 las claves fundamentales para construir un acuerdo nacional: una política de respeto y entendimiento con EEUU.
"Ahora se trata de ir trabajando para que después de las elecciones de este año (2021) se pueda instalar un gran acuerdo nacional, un gran diálogo nacional. ¿Para qué? Para que lo que quedó aprobado en la Constitución vuelva a caminar y que le hagamos un llamado a los gobernantes estadounidenses, al nuevo presidente de los Estados Unidos, (Joe) Biden, a que Estados Unidos pueda trabajar hacia nuestra región, hacia América Latina y el Caribe, hacia Nicaragua, con una política de respeto y entendimiento", propuso el mandatario hace un año.
Sin embargo, esto pasa desapercibido en muchos sectores, incluidos la Iglesia Católica y los adversarios políticos, que limitan la lectura a la liberación de opositores que el Gobierno acusa de configurarse en agentes extranjeros financiados para desestabilizar la nación y que en 2018 llevaron a Washington a aplicar sanciones a Nicaragua.
La demanda del diálogo ha cobrado notoriedad después de las elecciones del 7 de noviembre. El presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) expresó el 29 de ese mes estar dispuesta a "mediar", pese al fracaso del diálogo de 2018 que dirigió la iglesia y las acusaciones de Ortega en contra de algunos obispos y sacerdotes que participaron en el fallido golpe.
"Siempre estamos dispuestos, porque la Iglesia siempre busca el bien de todos. Ojalá que se de esa iniciativa", expresó el monseñor Carlos Herrera, presidente de la CEN, en declaraciones a la prensa internacional.
Las otras claves que se desprenden de la propuesta del mandatario son la paz, la unidad, el desarrollo económico y la representatividad.
"Tenemos que unirnos nuevamente todos los sectores: la juventud, los trabajadores, los campesinos, los productores, los comerciantes, los del sector turístico, los emprendedores, los maestros, las maestras, los trabajadores de la salud, los trabajadores de la construcción", manifestó Ortega en enero de 2021.

Diálogo de altura

No obstante, algunos sectores advierten que un posible acuerdo nacional no puede reeditar las experiencias de los diálogos de 2018 y 2019, instaurados para darle salida a la crisis política económica y social, donde afloraron intereses personales, mezquindad política y las agendas implantadas por los agentes extranjeros que colaboraron en el fallido golpe de Estado.
"El diálogo es más complejo cuando hay muchas pasiones encontradas, hay que saberlo manejar mejor, no es cuestión solo de sentarse y "a ver, platiquemos pues", y más con todo lo que pasó (crisis de 2018) que el presidente (Ortega) y la vicepresidenta (Rosario Murillo) están con cierta preocupación que vayan algunos (sectores) a querer hacer lo que pasó la vez pasada (acciones violentas), el diálogo tiene que ser diferente en ese sentido: más de altura, más respetuoso", expresó a la Agencia Sputnik el presidente del Foro por la Convivencia, Alejandro Bolaños Davis.
La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo,  y el de Nicaragua presidente, Daniel Ortega - Sputnik Mundo, 1920, 24.11.2021
América Latina
OEA y EEUU traman otro golpe en Nicaragua
La iniciativa de Bolaños Davis representa a empresarios de diversas tendencias políticas que promueven la "convivencia" para reconciliar a los nicaragüenses tras la ruptura y polarización que provocaron los enfrentamientos fratricidas de abril de 2018 y que formuló al presidente Ortega una propuesta de consenso para llegar a un acuerdo de país que involucrara a los diferentes sectores.
"El presente es el que nos debe gobernar, porque no podemos quedarnos pegados en el pasado, sino no salimos adelante, tenemos que aprender a desprendernos, a desapegarnos de nuestros dolores, aprendiendo a reconciliarnos, a ser más empáticos", explicó Bolaños Davis.
Considera que para que un diálogo nacional sea efectivo debe "tomar en cuenta" la opinión de los participantes, por lo que su metodología no debe descartar una consulta previa para conocer qué propone la gente.

"Preguntarle, "¿vos qué es lo que necesitás?" y yo te digo lo que yo necesito también, compartir nuestras expectativas, lo que esperamos el uno del otro, [para que] no nos engañamos, no hubo mentirillas, porque si no se crean ciertas emociones negativas, ciertas dudas, ciertas desconfianzas, entonces el diálogo se pudre", comentó.

Para el diputado Wilfredo Navarro Moreira, segundo secretario de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, el posible diálogo debe incluir a las fuerzas políticas representadas en el Parlamento, y aunque no descarta la participación del opositor Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), afirmó a Sputnik que el tema de los opositores encarcelados no será asunto de discusión.
"En su momento habrá que ver (hablar) con el nuevo rostro del Cosep, donde no aparezcan los que participaron en el golpe fallido, porque aquí no se va a hablar con los responsables del golpe o con los que están clamando por sanciones a nuestro país, sería una traición al pueblo de Nicaragua", aseveró el dirigente del Movimiento Liberal Constitucionalista Independiente (MLCI) y aliado del Gobierno.

Lucha contra la pobreza

El parlamentario considera que el fortalecimiento de la economía debe situarse en la prioridad de la agenda.
"Jalemos parejo, porque aquí es el gobierno el que ha estado jalando la carreta junto a los trabajadores, aquí la empresa privada tiene que jalar la carretera junto con el gobierno y no es cuestión de estar repitiendo el discurso gringo que tratan de dañar la economía, eso es masoquismo", manifestó.
Bolaños Davis apunta al Plan nacional de lucha contra la pobreza y para el desarrollo humano como la principal tarea a revisar y discutir entre las fuerzas que participen en un diálogo.
"Yo estoy seguro que el diálogo que viene es un diálogo directamente en línea, enfocado al Plan nacional de lucha contra la pobreza y para el desarrollo humano, creo que el presidente y la vicepresidenta no están desenfocándose de esa columna que trae la estrategia que soporta al país", apuntaló.
El tema del posible diálogo resuena en los corrillos políticos y los espacios mediáticos de radio y televisión en Nicaragua, a la espera de una señal del mandatario que sugiera la "gran alianza", en un país aún fragmentado políticamente pero con la esperanza que la solidez económica de 2021, que gozaba hasta finales de 2017, redirija el rumbo.
Julian Assange, fundador y ex director de WikiLeaks - Sputnik Mundo, 1920, 14.12.2021
Internacional
El presidente de Nicaragua considera que EEUU quiere condenar a muerte a Assange
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала