Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

La lucha por transformar un centro de tortura de la dictadura chilena en sitio de memoria

© Foto : Gentileza Shaira SepúlvedaCasona de administración de Tres y Cuatro Álamos
Casona de administración de Tres y Cuatro Álamos - Sputnik Mundo, 1920, 12.01.2022
Síguenos en
La dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) hizo desaparecer a cerca de 60 personas del centro de detención Tres y Cuatro Álamos de Santiago de Chile entre 1974 y 1977. Hoy funciona como un centro de reclusión para menores de edad. Sputnik recogió testimonios de sobrevivientes y familiares que buscan recuperar este espacio como sitio de memoria.
Tres y Cuatro Álamos fue un centro de tortura clandestino y público al mismo tiempo. En Cuatro Álamos el detenido aún corría riesgo de ser ejecutado y desaparecido, mientras que en Tres Álamos la dictadura ya reconocía oficialmente la detención.
Shaira Sepúlveda tenía 26 años cuando fue detenida en 1975 por la Dirección de Inteligencia Nacional —DINA, la policía secreta del régimen de Augusto Pinochet—. Era militante de las Juventudes Comunistas y su arresto se dio en medio de un fuerte asedio de los agentes del Estado a los militantes de izquierda, principalmente del Movimiento de Izquierda Revolucionaria y el Partido Comunista.
En conversación con Sputnik, Shaira explica que cuando una persona era detenida por la DINA en Santiago, se la trasladaba a un centro de tortura, como, por ejemplo, Londres 38, José Domingo Cañas o Villa Grimaldi. Los tres eran centros clandestinos de tortura y desaparición que tenía la Policía secreta de la dictadura.
Tras su detención, Shaira fue llevada primero a José Domingo Cañas y luego a Villa Grimaldi. Luego de ser torturada e interrogada la trasladaron a Cuatro Álamos, ubicado en la comuna de San Joaquín, en Santiago de Chile.
"En Villa Grimaldi estuve alrededor de 10 días donde fui torturada e interrogada. Luego, pasé a Cuatro Álamos, que también era de la DINA. Nos llevaban ahí por varias razones; para que se nos fueran borrando las marcas de las torturas, tenernos ahí por si nos querían interrogar nuevamente en otro centro clandestino o si no, hacerte desaparecer. De ese lugar desapareció mucha gente, tenemos contado nosotros alrededor de 60 personas que se les vio por última vez ahí", comenta Shaira.
"Si tenías suerte, como en mi caso, te pasaban a Tres Álamos donde uno era reconocido como prisionero, puesto que en Cuatro Álamos uno seguía secuestrado y nadie sabía dónde uno estaba", agregó.
Tres y Cuatro Álamos funcionó como centro de tortura entre 1974 y 1977. Se estima que fue el centro por el cual pasaron la mayor cantidad de presos políticos, con una cifra que superaría las 6.000 personas.

¿Cómo funcionaba Tres y Cuatro Álamos?

© Foto : Gentileza Shaira SepúlvedaInterior del centro Tres y Cuatro Álamos en Santiago de Chile
Interior del centro Tres y Cuatro Álamos en Santiago de Chile - Sputnik Mundo, 1920, 12.01.2022
Interior del centro Tres y Cuatro Álamos en Santiago de Chile
El Centro de Detención Cuatro Álamos formaba parte del Campamento de Detenidos de Tres Álamos. El primero era de carácter clandestino, administrado por la DINA, mientras que el segundo se consideraba público y estaba a cargo de Carabineros de Chile (Policía militarizada).
Cuatro Álamos contaba con doce celdas pequeñas, una celda grande y oficinas. Por lo general sirvieron como espacios de espera de los detenidos. También se tiene registro de torturas practicadas a los apresados, especialmente en el subterráneo de la casona principal. Desde Cuatro Álamos desaparecieron cerca de 60 personas, quienes fueron incluidas en un montaje de la dictadura conocido como Operación Colombo.
La Operación Colombo fue un montaje comunicacional llevado a cabo por la DINA en 1975 con la colaboración de los servicios de inteligencia de Argentina y Brasil. El objetivo era encubrir a los agentes del Estado responsables de los centenares de casos de desaparición forzada que ya existían.
Justicia (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 23.10.2021
América Latina
La justicia para los hermanos Pérez asesinados por la dictadura chilena llegó, pero tarde
El 25 de junio de 1975 el medio brasileño Novo O Día de Curitiba había dado cuenta del asesinato de 59 militantes del MIR en "enfrentamientos con fuerzas del Gobierno argentino en Salta". A su vez, La revista Lea de Buenos Aires, publicó el 15 de julio del mismo año una lista con 60 nombres de desaparecidos y tituló: "Extremistas chilenos eliminados por sus propios compañeros de lucha". Este listado es conocido como los 119, todos ellos fueron torturados y desaparecidos en Chile por la DINA.
Los detenidos en Cuatro Álamos tenían dos destinos: ser enviados nuevamente a centros de torturas clandestinos y ser desaparecidos, o pasar a Tres Álamos y ser reconocidos oficialmente como detenidos por parte de la dictadura.

La actualidad de Tres y Cuatro Álamos

Hoy día Tres y Cuatro Álamos es un Centro de Internación de Menores dependiente del Servicio Nacional de Menores (Sename), institución fuertemente cuestionada por la sociedad chilena debido a la gran cantidad de menores que han fallecido en custodia del organismo del Ministerio de Justicia.
El último informe del Observatorio para la Confianza, titulado "Muertos bajo custodia", informó que entre 2005 y 2020 hubo 1.188 decesos de menores de edad y 648 de adultos que se encontraban en programas del área de protección y del área de justicia juvenil.

Los intentos de convertir Tres y Cuatro Álamos en un sitio de memoria

© Foto : Gentileza Shaira SepúlvedaInterior del centro Tres y Cuatro Álamos en Santiago de Chile
Interior del centro Tres y Cuatro Álamos en Santiago de Chile - Sputnik Mundo, 1920, 12.01.2022
Interior del centro Tres y Cuatro Álamos en Santiago de Chile
Lautaro Araneda, presidente de la Corporación Tres y Cuatro Álamos, agrupación que busca recuperar el recinto y convertirlo en un sitio de memoria, explica a Sputnik que la iniciativa para rescatar el espacio surgió hace 15 años luego de que se reunieron algunos sobrevivientes.
"Nació la idea de algunos sobrevivientes y familiares, la idea de crear la Corporación Tres y Cuatro Álamos. Desde ese momento no hemos dejado de luchar para transformar el recinto en un sitio de memoria, en categoría de monumento histórico", señala Araneda.
"Fueron muchos años de pelea, nosotros pensamos que con la vuelta a la democracia eso iba a ser expedito, no fue así. Pasaron todos los presidentes de la Concertación [conglomerado político que gobernó el país entre 1990 y 2010] hasta que llegó el primer mandato de Sebastián Piñera [2010 – 2014] y recién ahí se hizo el decreto de ley denominado Tres y Cuatro Álamos como monumento histórico", agregó.
© Foto : Gentileza Shaira SepúlvedaInterior del centro Tres y Cuatro Álamos en Santiago de Chile
Interior del centro Tres y Cuatro Álamos en Santiago de Chile - Sputnik Mundo, 1920, 12.01.2022
Interior del centro Tres y Cuatro Álamos en Santiago de Chile
El presidente de la Corporación explica que ellos hicieron una solicitud para exigir que se les entregara el sitio, que no fue acogida por Bienes Nacionales, dueños del inmueble. Luego, hicieron otra solicitud para que se ampliara el sitio que estaba en el decreto de ley, porque se había decretado monumento solo la casona y no todo el inmueble, lo cual fue acogido en cierta medida.
Araneda comenta que la Corporación Tres y Cuatro Álamos ha llevado adelante una campaña de comodato "para que se nos entregue el sitio y nosotros transformarlo en un sitio de memoria y trabajar con las autoridades en diferentes esferas, sobre todo de la cultura, para realizar oficios en distintos ámbitos que nos permitan dar a conocer el valor histórico y de derechos humanos que tiene el lugar".

Sin justicia para las víctimas de Tres y Cuatro Álamos

© Foto : Gentileza Lautaro AranedaLautaro Araneda, presidente de la Corporación Tres y Cuatro Álamos
Lautaro Araneda, presidente de la Corporación Tres y Cuatro Álamos - Sputnik Mundo, 1920, 12.01.2022
Lautaro Araneda, presidente de la Corporación Tres y Cuatro Álamos
Tras el término de la dictadura cívico-militar, en Chile la impunidad se perpetuó y si bien hay algunas condenas para los agentes del Estado que violaron los derechos humanos, la justicia en el país ha sido "en la medida de lo posible", como señalaba el expresidente Patricio Aylwin (1990 -1994).
Shaira Sepúlveda comenta que ni siquiera existe la reparación simbólica: "En Chile hay más de 1.000 lugares donde se produjeron violaciones a los derechos humanos durante la dictadura. Sin embargo, ya reconocidos hay alrededor de 40 que lograron ser monumentos nacionales, puesto que esa es la única forma que tenemos de protegerlos. Y de esos 1.000 lugares, recuperados hay poquísimos, habrá 10 u 11".
"Hay muy pocos recuperados porque no hay voluntades políticas y porque hay ceguera política. Esos centros son una forma de enseñar, de mostrar los derechos humanos. Es decir, nosotros no tenemos el sitio, pero la Corporación Tres y Cuatro Álamos ha realizado muchas actividades con escuelas, ha realizado visitas guiadas por el exterior del inmueble y ha dado a conocer su historia", cerró.
Lautaro Araneda comenta a Sputnik que esperan que este año los candidatos que se mostraron a favor del proyecto de recuperación cumplan con su palabra, entre ellos el presidente electo, Gabriel Boric.
"Ahora lo que haremos es concretar eso. 'Palabra empeñada, palabra cumplida', decimos nosotros. Por lo tanto, tenemos que seguir luchando hasta poder concretar nuestros sueños de recuperar el sitio", concluyó el presidente de la Corporación Tres y Cuatro Álamos.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала