Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Ciencia
Los hallazgos más importantes y logros más emocionantes en el campo de la ciencia.

Ni estrellas ni galaxias: lo que ves en esta foto son agujeros negros

© Foto : LOFARAgujeros negros captados por el sistema de radiotelescopios LOFAR
Agujeros negros captados por el sistema de radiotelescopios LOFAR - Sputnik Mundo, 1920, 03.01.2022
Síguenos en
A pesar de su nombre, los agujeros negros en realidad no se ven tan oscuros e incluso figuran entre los objetos más brillantes del universo. Por ello se pueden ver desde distancias extremas, especialmente si se observan con medios que no están en el espectro visible.
Un ejemplo de ello es el mapa detallado creado en 2021 por un equipo de astrofísicos que incluyó alrededor de 25.000 agujeros negros supermasivos. Lo hicieron estudiando las bajas frecuencias de radio que luego fueron procesadas para darnos una imagen en donde los agujeros negros brillan sobre un fondo oscuro.
Para crear esta imagen los científicos tuvieron que hacer uso de un radiotelescopio del tamaño de Europa y tardaron años en compilar las fotos. De hecho, tuvieron que crear nuevos métodos para convertir las señales de radio en imágenes del cielo nocturno.
© Foto : LOFARAgujeros negros captados por el sistema de radiotelescopios LOFAR
Agujeros negros captados por el sistema de radiotelescopios LOFAR - Sputnik Mundo, 1920, 03.01.2022
Agujeros negros captados por el sistema de radiotelescopios LOFAR
Normalmente, los agujeros negros no generan una radiación que sea notable, razón por la cual son difíciles de encontrar. Pero cuando el gas y el polvo de las estrellas se dirigen hacia un agujero negro, lo hacen en forma de espiral, como lo hace el torrente de agua en un desagüe. El movimiento caótico de las partículas da lugar a la fricción y, por lo tanto, calienta la materia hasta temperaturas extremadamente altas.
Por su parte, el gas caliente le quita a los átomos sus electrones, mientras que las partículas cargadas producen ondas de radiación en un amplio espectro de longitudes de ondas, que se pueden detectar en el espacio. Para crear su mapa de agujeros negros, que cubre solo el 4% del cielo, los científicos tuvieron que realizar observaciones en frecuencias de radio ultra bajas. Para ello recurrieron a la Matriz de Baja Frecuencia (LOFAR), que consiste en 20.000 antenas de radio distribuidas en 52 ubicaciones en Europa.
Puesto que estas frecuencias de radio tienen un enorme obstáculo en forma de la ionosfera terrestre, que no siempre permite que las señales la penetren o las distorsiona, los autores del estudio tuvieron que hacer uso de unos complejos algoritmos para corregir dichas distorsiones y crear una imagen de alta calidad.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала