Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Javier Tun rechaza las acusaciones de los ejidatarios en conflicto por el futuro aeropuerto en Tulum

© Foto : Pixabay / Gerhard G.Avión de pasajeros (imagen referencial)
Avión de pasajeros (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 22.12.2021
Síguenos en
Tras la publicación de la denuncia de ejidatarios de Chunyaxché de violencia ejercida supuestamente por parte del licenciado Javier Tun Jiménez, el aludido pidió el derecho a réplica, que se ejerce en este artículo. A continuación, Sputnik publica fragmentos de la conversación con el aludido en el artículo original.
La semilla de la discordia se sembró por la futura megaobra: el aeropuerto internacional en Tulum, Quintana Roo, en el Caribe mexicano, cuya construcción empezará en 2022. Lo que que para unos supone una herramienta de atraer finanzas y turismo, para otros ha generado una fuerte preocupación por su futuro: los ejidatarios de Chunyaxché, cuyas tierras serán afectadas. Consultados por esta periodista en el artículo publicado anteriormente, los ejidatarios denunciaron violencia contra ellos.
Además, se preguntaban sobre ciertos rumores alrededor del abogado Javier Tun Jiménez, quien según sus palabras, ganó las elecciones para ser su representante legal. Sin embargo, este medio habló con el propio abogado, quien rechaza rotundamente los rumores generados acerca de su figura.

Una de las cuestiones que se hacen los ejidatarios es: si en realidad al licenciado le "donaron" "por sus favores" unas 40 hectáreas del terreno del ejido próximas al futuro aeropuerto.

"No es nada real", dice el abogado. "Para comenzar, yo no tengo las 40 hectáreas. Si yo tuviese esas hectáreas, si existiesen los documentos, la persona que denunció hubiese acreditado esas 40 hectáreas".

Otra acusación, que no le parece cierta a Tun Jiménez, es la mención en el reportaje de esta periodista del caso de un obrero desaparecido, algo que también ha generado preocupaciones entre los ejidatarios de Chunyaxché. Estos rumores aparecieron tras el artículo de Rubén Pat publicado en el Diario Respuesta, donde se afirmada sobre un supuesto secuestro del obrero.
"Habla esa nota que yo secuestré a una persona hace tres o cuatro años, que hasta el día de hoy está desaparecida, creo que carece de realidad o veracidad, porque sería inverosímil, que por muy noble que sea una persona, por muy pobre, por los rasgos que pudiese existir, porque yo también soy de la zona maya, no creo que lo dejen impune, máximo cuando estamos hablando de la vida de una persona, y es lo más sagrado que nosotros podemos tener, la vida que Dios nos dio. Lo publicado no es real".

Como ser humano que somos, no cabe dentro de la humanidad decir que alguien se quede callada, al decir que ha secuestrado a una persona y desaparecida hasta el día de hoy.

—Para precisar algunos puntos de la nota, se menciona que Usted tiene relación con el Comisario Jacinto, efectivamente ¿esto es así? ¿Usted lo conoce? ¿Ha trabajado con él?
En la nota se menciona a Jacinto Balam, pero no es ese su nombre, él es Jacinto Canul Pacheco. Él es una persona que yo lo conozco y es mi cliente en cuanto a lo personal, en cuanto a persona física. Más yo no soy abogado del ejido, yo no desempeño la labor en la zona maya. Yo soy maya, hablo perfectamente la lengua maya, pero ya muchos años que salí de mi pueblo, llevo muchísimos años desde que estudié becado mi carrera universitaria, salí de mi pueblo del municipio (Felipe Carrillo Puerto). Por la facilidad que a veces tengo de hablar maya, mi despacho está en Playa del Carmen, trabajo de manera particular, no soy servidor público, y me preocupa lo que dice la nota que yo secuestré a una persona, la gente me conoce y sabe que eso no es cierto.
—Menciona que su cliente es Jacinto Canul Pacheco, ¿Usted lo apoyó económicamente en su campaña para ser Comisario ejidal?
Yo no tengo por qué apoyar a nadie, yo no soy político, yo no me dedico a la política. Simple y sencillamente, quizás por alguna envidia que quizás me tengan, me ven con una persona, me ven con un cliente y esa persona llega a ser Presidente, es distinto. Pero yo no tengo nada que ver, él es mi cliente en lo personal, hasta el día de hoy como tengo otros clientes. Y no tengo por qué financiar una campaña, porque yo no estoy en esa zona, estoy en Playa del Carmen, pegadito a Cancún, aquí tengo mis oficinas de abogado y no tengo por qué ir allá a hacer cosas indebidas.
Si yo pudiese ayudar a mi pueblo maya, con mucho gusto pero no lucrando con ellos, al contrario. Si me piden algún apoyo, con mucho gusto lo daría, pero para el beneficio social.
—¿Cuánto tiempo tiene Usted trabajando allí, como abogado?
—Llegué en 1998, comencé a venir esporádicamente y en 1999, por los primeros días del año, me vengo a instalar aquí en Playa del Carmen. Yo vengo de Felipe Carrillo Puerto, crecí en un pueblito que se llama Señor, desde muy chavito mi madre y mi padre, vienen a vivir allí, mi papá es originario de X-Cail, Yucatán y mi madre de Chichimilá, Yucatán.
Tengo 54 años, pero Quintana Roo apenas estaba creciendo, era territorio en aquellas épocas. Nací en un poblado que se llama Chichimilá, en Yucatán, mi madre fue a dar a luz allá y regresamos a Señor. Mi padre y mi madre hablan maya 100%, yo hablo perfectamente la maya, estudio mi primaria en Señor (Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo)
—En la última asamblea ejidal de octubre de 2021 del Ejido de Chunyaxché se mencionó su nombre, y la asamblea se expresó rechazando su presencia como abogado, ¿Usted estuvo al tanto de esa definición?
—Sí, efectivamente, claro que sí tuve conocimiento porque yo fui, a veces, esporádicamente me preguntan, como hablan todos maya, yo hablo perfectamente bien la maya, y en aquel entonces no recuerdo, a veces, el Comisario me dice ¿puedes explicar esto en maya? Claro que sí, con mucho gusto, y yo lo explico en maya. Yo no tengo problema, pero yo no soy abogado del ejido. A mí me queda lejos, estamos hablando de trasladarme desde Playa del Carmen y además, ya soy un abogado consolidado acá en el corredor turístico, no tendría tiempo de irme a dedicarme a asesorarlos al cien por ciento, porque cuando uno toma un trabajo de ese tipo, soy muy apasionado de mi carrera.
—La Asamblea se expidió rechazando su participación, ¿le explicaron por qué?
—No es que yo haya ido a que me propongan para que sea abogado del ejido, yo fui a traducirles la realidad, acudí a traducirles en maya, un contrato de una explotación forestal que se quería hacer con ellos. Fui a explicarles en maya sobre un contrato que se quería firmar. Fui a traducir un contrato en lengua maya, porque el contrato anterior que se les daba, de la exdirectiva que se iba, quería firmar un contrato de explotación forestal.
Tren Maya - Sputnik Mundo, 1920, 17.11.2021
América Latina
Así serán las instalaciones del Tren Maya, la megaobra impulsada por la 4T | Fotos
El señor Jacinto me dice, ¿cómo lo ve, Usted? Lo leí y le dije, hay unos puntos que no lo veo muy correcto, le comenté, porque una de las cosas que menciona el contrato que en caso de que la empresa o los ejidatarios no cumpliesen con su cometido, dejarían en garantía el 50% de los terrenos de la explotación forestal, que eran como 5,000 hectáreas. Y no es así, porque pondrían en riesgo esas tierras. Me preguntó y le dije que no lo veía bien, le dije eso tendría Usted, que cambiar ese contrato a uno acorde a las necesidades, y de acuerdo a las condiciones que ustedes como ejidatarios, pueden poner, porque el dueño de la tierra es el que debe dar las condiciones de cómo va a rentar. Fue lo que fui a explicarles en maya.
—Sobre la donación de 40 hectáreas, ¿había oído al respecto?
—Quien le dio el testimonio para su nota debe darle la información para acreditar que el abogado recibió las 40 hectáreas, y también deme la denuncia del secuestro que está involucrado. Quizás la persona que ha hecho esto lo hizo con dolo y mala fe, no sé por qué lo haya hecho. Quizás porque yo llevo muchos años como abogado, muy joven fui Juez acá en Quintana Roo, de 1992 a 1996, pasé cuatro años, más o menos, en el Poder Judicial y no sé si en alguna de mis resoluciones, haya hecho algo que a alguien no le haya gustado. Fui Juez mixto en Quintana Roo, que apenas se iba desarrollando y los Juzgados tenían penal, civil y familiar junto, se llamaban mixtos, ahí veías de todo.
—Sobre el secuestro de esta persona, ¿Conoció a este trabajador? ¿Trabajó efectivamente con Usted en su rancho?
—Claro que sí, es mi amigo. Se llama Juan Balam, es hermano de mi compadre Francisco Balam. Claro que sí, sí lo conozco, hasta en la actualidad me hace trabajos, anda conmigo. Es gente que trabaja conmigo, no es gente desconocida. Es gente de la región. Cuando voy, como sé a hablar maya, llego y eso me ayuda de poderme comunicar mucho con mis hermanos maya, yo no tengo ningún problema. Sí lo conozco, no tengo ningún problema.
—¿Cuánto tiempo ha trabajado con Usted?
—Pues ellos son de la gente que va y trabajan esporádicamente, no es gente que se queden a trabajar, porque para comenzar, son mis hermanos campesinos. Es gente que yo agarro, los conozco, ellos saben chapear, como le decimos: mix pac (sic) que significa, mix es barrer, pac es chapear barriendo, en maya. El mix pac los mayas sabemos hacer en esta región, de hecho yo lo hacía cuando era niño, que iba a la milpa. Toda la gente que ocupo, agarro y los llevo a trabajar. Le digo, él se llama Juan Balam Nahuat, es hermano de mi compadre Francisco Balam Nahuat, él hasta ahora anda, cuando necesito algún trabajo, él lo hace, sin ningún problema.
—¿Usted ya no ha regresado al Ejido Chunyaxché?
—Es que el Ejido se compone de 12 comunidades, es un Ejido grande. Por la misma situación que necesito trabajadores, yo sí los visito, conozco gente de Chumpón, conozco gente de Chunyá, de Chan Dzonot, pero como hablo maya y sé que mis hermanos mayas son muy trabajadores, yo entro. Pero no he ido a la asamblea del Ejido, hasta el día de hoy, no, porque no me han dicho ni me han invitado a que fuera a traducir algo, o lo que sea.
Pero como el Ejido abarca muchas poblaciones, y yo conozco como cuatro que son las más cerca, yo agarro gente cuando necesito para trabajar. Pero que yo haya asistido a otra reunión dentro de la Casa Ejidal, no.
—Se lo pregunto porque se señaló que Usted ha amenazado a personas que están en desacuerdo con Usted, de ahí del Ejido.
—A eso me refiero, pero todo eso que le dicen a Usted, pero mis hermanos mayas son gente brava, no puedes amenazar a nadie, tenemos sangre maya, somos calientes, es distinto. No sé qué hay detrás de todo esto, pero es totalmente falso. Si yo voy a amenazar a alguien, si Usted me ve, soy de complexión pequeña, si fuera robusta, una persona de dos metros de altura, deportista, maleante, no es así.
—¿Usted tiene interés en seguir vinculado a la Asamblea del Ejido, al Comisario y sus asuntos?
—En cuanto al Ejido, no me meto, como núcleo o asociación, no, porque no tengo tiempo. Si algún día este señor llegase a tener problema, es lógico, porque soy su abogado. En cuanto a él, es otra cosa.
—Sobre la mención al periodista asesinado Rubén Pat, ¿Usted lo conoció?
—A Rubén, claro que sí lo conocí, yo llevo muchos años acá en el estado. Inclusive, lo de esa nota es triste, muy triste, que vayan a sacar tonterías, de una gente muerta. A ese muchacho sí lo conocí, porque llevo acá muchos años, desde 1998 llegué acá, a visitar Playa del Carmen. Cuando dejé de ser Juez, me fui a Cancún, después bajé a Playa del Carmen, yo vi crecer Playa. Sí, lo conozco, cómo no lo voy a conocer.
—Cuando este periodista publicó sobre el caso de este obrero desaparecido, ¿Usted también conversó con él? ¿Le pidió que se retractara?
—A las notas hay que tenerle seriedad de acuerdo de quien las escribe, de acuerdo de quien vienen, y yo no soy político. No tengo por qué ir a decirle a una persona que no publique, porque sí lo dices, me pasó muchas cosas cuando estuve como Juez, me sacaron una nota e iba a hablar con quién lo redactó, me salía hasta contraproducente, me quieren hasta chantajear. Siempre he dicho, hay algo en la vida más grande, nuestra mente. Nuestra mente es nuestro Juez más grande que podemos tener. Uno puede decir lo que quiera, a sabiendas que no sea cierto, pero nuestra mente no miente. Es el mayor Juez que llevaremos hasta la muerte, yo por eso ando muy tranquilo. Soy abogado de muchos políticos, de personas que ahora trabajan en la política porque llevo muchos años en Playa, conozco a mucha gente, y todo mundo me conoce. Pero no es mi estilo, siempre he dicho, pueden decir todo, pero pruébamelo. Así es mi forma de pensar, todo lo demás se lo dejo a Dios.
—Con la llegada del Aeropuerto a Tulum, ¿Usted tiene algún interés al respecto?
—No, porque no soy inversionista. Si quizás yo fuera inversionista, estaría pensando, pero yo solamente soy abogado. Quien me pidiera algún servicio para defender, con gusto lo haría, para eso estoy. Yo vivo de mi trabajo, vivo de lo que hago, no del erario público.
—¿Ya tiene algún cliente vinculado al tema?
—Al día de hoy, no. El único cliente que tengo y que conozco es Jacinto, el Comisariado, pero al día de hoy, no me ha pedido nada.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала