Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Perú: así fue la estrategia de Pedro Castillo para evitar su destitución

© AP Photo / Guadalupe PardoEl presidente de Perú, Pedro Castillo, durante un discurso oficial
El presidente de Perú, Pedro Castillo, durante un discurso oficial - Sputnik Mundo, 1920, 08.12.2021
Síguenos en
Ante la incertidumbre en el Congreso, el presidente de Perú puso en marcha un plan para evitar que la derecha lograra los votos necesarios para aprobar su vacancia. Una serie de reuniones con líderes políticos, el reconocimiento de algunos "errores" y un acercamiento a gobiernos locales caracterizaron las horas previas a la votación.
El intento de la derecha peruana por destituir al presidente, Pedro Castillo, no dio sus frutos y el mandatario continuará en su cargo, producto de que la moción de vacancia analizada por el Congreso no alcanzó los 52 votos necesarios para continuar el proceso de destitución. El mandatario logró esquivar un revés en el Congreso gracias a una estrategia basada en reuniones con partidos que resultaron clave en la votación.
Desde que, a finales de noviembre, la congresista del partido Avanza País, Patricia Chirinos, presentó formalmente la moción de vacancia contra Castillo por lo que consideró la "incapacidad moral" del mandatario. El intento de destitución fue respaldado, desde el primer momento, por los tres partidos ubicados más a la derecha en el arco ideológico peruano.
Los cálculos previos a la votación del 7 de diciembre —en la que el Congreso podía aceptar el proceso de vacancia y convocar al presidente a dar explicaciones— repasaban que los 43 legisladores sumados entre las tres bancadas no serían necesarios para aprobar la moción. Por eso, el bloque que defendía la destitución requería lograr apoyos en los demás partidos representados en el Congreso: Acción Popular, Alianza para el Progreso, Somos Perú, Podemos Perú, Juntos por el Perú y cuatro congresistas no agrupados.
El primer ministro de Perú, Guido Bellido, y el presidente de Perú, Pedro Castillo - Sputnik Mundo, 1920, 03.12.2021
América Latina
Verónika Mendoza: la izquierda peruana no puede caer en "juego de la derecha"
Sin embargo, en la sesión del 7 de diciembre los impulsores de la vacancia no pasaron de 46 votos. Además de los 43 de la bancada, sumaron dos legisladores disidentes de Alianza para el Progreso y uno de Podemos Perú, según recopila el diario El Comercio. El voto negativo de los 35 congresistas del oficialista Perú Libre, los 14 de Acción Popular, 12 de Alianza para el Progreso, 6 de Somos Perú, 5 de Juntos por el Perú y los cuatro legisladores no agrupados.
La negativa a la moción de vacancia de la mayoría de los partidos no estaba asegurada antes del fin de semana previo a la sesión, ni siquiera en la propia bancada de Perú Libre, que debió convocar a una asamblea de delegados de todo el país para tomar una postura. Finalmente, el partido liderado por Vladimir Cerrón resolvió no apoyar la vacancia. Si bien reconoció mantener "discrepancias serias con el Gobierno de Pedro Castillo", el oficialismo remarcó que "eso no justifica ser partícipe de un golpe de Estado a la democracia".
Con la incertidumbre sobre lo que podría pasar el 7 de diciembre, Castillo anunció, el 2 de diciembre, una serie de reuniones con los líderes de los partidos políticos representados en el Congreso. Una comunicación oficial adelantaba que los encuentros tendrían como asunto "temas con la reactivación económica, lucha contra la pandemia, acciones de respuesta frente al sismo ocurrido en Amazonas y estabilidad y gobernabilidad".
Si bien los temas eran varios, el momento previsto para las reuniones —que se realizarían en el Palacio de Gobierno entre el 3 y el 6 de diciembre— hacían evidente que la postura frente a la moción de vacancia sería el punto más urgente.

Acuerdos clave con Acción Popular y Alianza para el Progreso

A pesar de haber sido los promotores de la destitución, Castillo incluyó en su agenda a la líder de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, el presidente de Renovación Popular, Rafael López Aliaga, y a Edwin de la Cruz, en representación de Avanza País.
El diálogo con los partidos que respaldaban la vacancia se frustró desde el comienzo: Fujimori aseguró que su partido solo escucharía a Castillo en el Congreso, al tiempo que Aliaga prefirió la ironía: "¿Qué voy a hablar con una persona que no está capacitada? Ni me va a entender".
Pedro Castillo, candidato a la presidencia de Perú - Sputnik Mundo, 1920, 02.12.2021
América Latina
Pedro Castillo y la crónica de un intento de destitución anunciado
No hubo mejor suerte con Avanza País. Si bien De la Cruz acudió a la reunión, al regreso fue desautorizado por el partido y expulsado de la fuerza política debido a, según sus correligionarios, arrogarse indebidamente la representación de la organización política.
El presidente sí logró construir acuerdos con otros de los partidos en duda, como Acción Popular o Alianza para el Progreso, que no se habían plegado a la moción de vacancia inicial pero mantenían discursos de férreo rechazo a irregularidades señaladas en la gestión de Castillo, como los encuentros políticos fuera del Palacio de Gobierno.
Luego de reunirse con Castillo, el vocero de Acción Popular, Elvis Vergara, valoró que durante la reunión hubo un "reconocimiento de errores que se han cometido" por parte del presidente.
"El presidente de la República tiene que tener la transparencia debida en sus actividades y decisiones. Él ha manifestado un mea culpa respecto a la falta de exteriorizar aquellas decisiones para con la población. Creo que va a tener más apertura con la prensa", explicó Verga.
Alianza para el Progreso, en tanto, decidió no apoyar la vacancia el lunes 6, aunque la reunión con Castillo había sido el viernes anterior. El líder del partido, César Acuña, le había adelantado al presidente que la postura se adoptaría "pensando en el bienestar de los peruanos". El día antes de la votación, Acuña dijo en conferencia de prensa que la negativa a la vacancia se sustentó en que audios y videos sobre un supuesto tráfico de influencias de Castillo presentado por el programa televisivo Cuarto Poder, no arrojaron elementos incriminatorios.
"Ha habido una semana de incertidumbre y hemos tenido mucho cuidado al ver los videos y no se ha visto nada. Eso nos ha hecho tomar una decisión: que nosotros no vamos a apoyar para que se admita la vacancia", sintetizó Acuña, según recogió La República de Perú.
Aún así, el partido anunció que pedirá que se instaure una comisión investigadora para esclarecer las reuniones que el presidente ha tenido con empresarios y dirigentes políticos fuera del Palacio de Gobierno, único recinto habilitado para este tipo de encuentros por la normativa peruana.
Castillo ya había dado una señal de acercamiento hacia Alianza por el Progreso cuando, a finales de noviembre, designó a Carlos Jaico, integrante de ese partido, como nuevo secretario general del Despacho Presidencial, en sustitución de Bruno Pacheco, quien renunció en medio de las acusaciones por supuesto tráfico de influencias.
La ronda de encuentros de Castillo también incluyó a José Luna Gálvez de Podemos Perú y Patricia Li de Somos Perú, que luego de las reuniones con el mandatario adelantaron la negativa de la mayoría de sus bancadas a apoyar la moción.
Castillo, por su parte, resumió su estrategia en un tuit publicado el 7 de diciembre, un día antes de la sesión y al terminar la ronda de reuniones con los partidos. "Pueblo peruano: esta noche hemos concluido una fructífera sesión de diálogos con los líderes de los partidos políticos del Congreso de Perú. Juntos hemos asumido una responsabilidad histórica: la de unir fuerzas para construir una patria capaz de garantizar una vida digna para todos", escribió.

El acercamiento a los gobiernos locales

En paralelo, el presidente y su primera ministra, Mirtha Vázquez, se esforzaron en los días previos a la votación en atender algunas demandas de las regiones del país a través de un encuentro denominado 'Muni Ejecutivo' para fortalecer el diálogo entre el Gobierno nacional y los alcaldes del país.
"Nosotros no paramos, seguimos trabajando en temas de interés para las regiones. Espero que hoy, en las decisiones que se tomen en el Congreso, prime la vocación democrática y se pueda seguir avanzando", había dicho Vázquez.
Durante el evento en la región de Apurimac (sur), Castillo anunció que los gobiernos locales de Perú recibirán, en 2022, unos 300 millones de soles (73,5 millones de dólares) y 480 millones de soles (117,6 millones de dólares) para obras de infraestructura que generen empleos temporales.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала