Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

Patrulleros rusos impiden más de 500 choques de osos polares con seres humanos en 15 años

© Sputnik / Vera Kostamo / Abrir banco de fotosUn oso polar (archivo)
Un oso polar (archivo) - Sputnik Mundo, 1920, 08.12.2021
Síguenos en
MOSCÚ (Sputnik) — Los voluntarios de la Patrulla de Vigilancia de Osos lograron prevenir más de 500 choques de osos polares con seres humanos en 15 años, esos contactos indeseables se hacen más frecuentes por el cambio climático, informó a Sputnik el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) de Rusia, que presta apoyo a esta actividad.
"Debido al cambio climático y al creciente impacto de la actividad humana sobre el medio ambiente del Ártico, los encuentros suceden con mayor frecuencia, y por consiguiente aumenta la probabilidad de conflictos entre el ser humano y el oso polar. Gracias a la labor de los patrulleros, durante los últimos 15 años se pudo prevenir centenares de conflictos, que podían terminar mal tanto para la persona como para el carnívoro ártico", dijo el director del WWF en Rusia, Dmitri Gorshkov.
En total se previnieron más de 500 conflictos, incluidos más de 40 durante el año en curso, concretaron activistas del WWF.
El oso polar está incluido en el Libro Rojo, por lo cual se prohíbe matarlo. Además, eso no causaría efecto, los osos son solitarios por naturaleza, al matar a uno, otros no aprenderían nada, explicó el coordinador de comunicaciones del WWF, Dmitri Riábov.
Un oso polar en un témpano de hielo en el Océano Ártico - Sputnik Mundo, 1920, 24.04.2021
Ciencia
Grolar, el oso híbrido que se propaga por el Ártico gracias al cambio climático
La Patrulla de Vigilancia de Osos surgió en la península de Chukotka (Lejano Oriente de Rusia), la formaron tres voluntarios al comienzo, en 15 años su número aumentó hasta 20, ellos efectúan el patrullaje en tres distritos árticos, usando motonieves, cuatriciclos, llevan consigo dispositivos que producen fuego y ruido y también balas de goma.
"El único modo de lograr que el oso deje de visitar una población es mostrarle que allí no hay comida, que es un lugar ruidoso y desagradable. Los animales suelen abandonar tales lugares, pero una osa insistente no quería irse, hubo que aplicarle un somnífero y llevarla bastante lejos, para que no regrese", refrió Riábov.
Los patrulleros últimamente han empezado a usar drones, pero en las condiciones de noche polar el recorrido del territorio sigue siendo el mejor método, agregó.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала