Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Licuado de rana gigante: el 'milagroso elixir' que amenaza al anfibio del lago Titicaca

CC BY 4.0 / Petr Hamerník / Vodnice posvátná zoo praha 1Rana gigante del Titicaca (Telmatobius culeus)
Rana gigante del Titicaca (Telmatobius culeus) - Sputnik Mundo, 1920, 18.11.2021
Síguenos en
Quedan pocos millones de ejemplares de este anfibio único en el mundo, que llega a medir hasta medio metro y que vive solamente en el lago compartido por Bolivia y Perú. La Iniciativa Anfibios de Bolivia trabaja desde hace más de 10 años con la finalidad de conservar su existencia.
La rana gigante del lago Titicaca (Telmatobius culeus) vive únicamente en este espacio compartido por Perú y Bolivia, a 3.800 metros sobre el nivel del mar. En la década del 60, el biólogo francés Jacques Cousteau calculó que la población de estos anfibios llegaba a 1.000 millones de individuos. Actualmente quedan pocos millones que duramente sobreviven entre las aguas contaminadas por residuos mineros y desechos urbanos.
Como si no tuvieran suficientes amenazas, a las ranas gigantes las atrapan para hacerlas licuado y también para ofrecerlas en platos exóticos.
Sputnik conversó con el biólogo Arturo Muñoz, coordinador de la Iniciativa Anfibios de Bolivia (IAB) y uno de los que más conoce sobre la situación de estas ranas, a quienes ayuda a conservar desde hace más de 20 años.
"En los últimos 10 años, que hemos estado monitoreando, hemos visto una gran disminución de su población en diferentes zonas del lago, especialmente en el lago menor del Titicaca, donde hemos observado muertes masivas locales", contó Muñoz.
Lago menor se llama al sector sur del Titicaca, que llega hasta el estrecho de Tiquina, en el lado boliviano. El investigador indicó que en esa zona se registró una mortandad masiva de ranas en los años 2009, 2011 y 2015, años que coincidieron con el vertido de toneladas de metales pesados provenientes de la explotación minera realizada en los Andes.
Luego de estas muertes, la IAB realizó un monitoreo "donde vimos que prácticamente estaban extintas en un área de 450 kilómetros cuadrados. No había ya ranas", contó Muñoz. Todo el Titicaca tiene 8.370 km cuadrados.
Dos años atrás, "empezaron a repoblarse algunas partes con ranas juveniles, larvas. Pero va muy lento. Y el problema es que el causante de las muertes masivas no se ha retirado, entonces las poblaciones están disminuyendo", evidenció el biólogo.
El lago mayor comprende 7.000 km cuadrados. Sus aguas frías y azules alcanzan una profundidad de 280 metros. Según Muñoz, de este lado del Titicaca "la situación es un poco mejor para las poblaciones de ranas". Pero también les afecta la contaminación y, fundamentalmente, el consumo que hacen de ellas.
"Miles de ranas son colectadas para consumo humano, especialmente del lado peruano, desde donde son exportadas. También son sacadas para la venta de jugos de rana, que se cree que son medicinales o curan diferentes problemas", indicó.
En cuanto a la exportación, el IAB detectó que se las ranas son enlatadas y enviadas a mercados tan disímiles como los de Brasil, Japón y Estados Unidos, entre otros.
En 2017, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) incluyó a la rana gigante en su lista, por lo cual no se la puede comercializar en ninguno de los países que adhieren al tratado.
La Telmatobius culeus —tal es su nombre científico— está en Peligro Crítico, según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).
Un jaguar - Sputnik Mundo, 1920, 16.11.2021
América Latina
Tráfico de jaguares en América Latina, un animal casi extinto sumamente codiciado

Jugo de rana

"El jugo de ranas salió hace pocos años. No es algo que tenga un uso ancestral o que se consumía hace muchos años. Es, básicamente, un gancho místico para vender un jugo que está mezclado con maca, miel, huevo, algunas hierbas… y le ponen la rana para decir que ese ingrediente lo cura todo prácticamente", relató Muñoz.
El biólogo lo comparó con lo ocurrido en algunos países de Asia, donde se comercializa el cuerno de rinoceronte, las aletas de tiburón y otras partes de animales, "a los cuales se atribuye la cura de diferentes enfermedades. Se dice que tienen diferentes propiedades curativas, pero no están para nada científicamente comprobadas".
En el caso de las ranas, comentó que "se han hecho estudios para ver si tenían algún componente curativo o nutritivo, pero hasta ahora no se ha encontrado nada espectacular que no tenga cualquier pez del lago Titicaca".
Anfibio, rana - Sputnik Mundo, 1920, 25.09.2019
Internacional
Descubren el anfibio más grande del mundo ¡y está en peligro!
El consumo de jugo de rana se popularizó en poblaciones peruanas como Puno. En Bolivia, hasta hace pocos años había puestos callejeros de licuados en ciudades como Oruro o El Alto.
"La gente cree que cura diferentes enfermedades: hasta el cáncer. O, cuando tienes una baja inteligencia, si tomas rana te va ayudar a ser más inteligente. Por todo ese tipo de creencias la gente las va pescando", lamentó Muñoz.
"Tenemos datos de gente que colecta desde 500 hasta 1500 individuos mensualmente. Entonces hay una amenaza fuerte ahí", comentó.
A pesar de su fama de milagrosa, la carne de rana "es más bien un riesgo, porque se han encontrado muchos parásitos que las ranas transmiten a los humanos", como la salmonella, por ejemplo.

Otras formas de exterminio

Muñoz mencionó varios factores que promueven la desaparición de las ranas: "Uno de los principales es la contaminación por las aguas que llegan de El Alto. También afectan las aguas de la minería, que llegan de las montañas circundantes al lago Titicaca".
La IAB detectó una gran acumulación de materia orgánica en el fondo del lago menor, "que ayuda a la eutrofización del lago y provoca la producción de gases tóxicos". La disminución de oxígeno en el agua evita que las ranas tengan condiciones para la supervivencia en aquel sector.
Una tortuga taricaya - Sputnik Mundo, 1920, 16.07.2021
América Latina
Tráfico de tortugas y lavado de millones: la trama oculta en la Amazonia peruana
Otro peligro reside en especies que fueron introducidas al lago en la década del 50, como la trucha o el pejerrey, que tomaron la costumbre de alimentarse de las larvas de ranas.
Muñoz comentó que estos anfibios también son afectados por hongos y enfermedades que adquieren en las aguas, de las cuales nunca salen, porque respiran por la piel.
Cuando llegan a la adultez, las ranas gigantes pueden medir hasta 50 centímetros y pesar un kilo. Pero en los últimos años los individuos son generalmente más pequeños, porque no viven lo suficiente como para completar su desarrollo.
Se alimentan mayormente de moluscos y crustáceos, que absorben la contaminación de metales usados en la minería, como cromo, cobre, hierro, plomo, zinc y arsénico. De esta manera también se contaminan, enferman y mueren las ranas.
Indígenas de la comunidad uru en el lago Titicaca - Sputnik Mundo, 1920, 16.11.2021
América Latina
Indígenas del lago Titicaca esperan en sus islas flotantes la visita de turistas internacionales
La IAB se creó en 2008, con la finalidad de investigar a la rana gigante y ayudar a su conservación. En los últimos años, la organización impulsa la cría en cautiverio de estos anfibios.
La Iniciativa realiza talleres educativos en comunidades locales, "tratando de mostrar a la gente la importancia de la rana", dijo Muñoz. A partir de estos diálogos, se afianzó con las comunidades la idea de crear un santuario de ranas gigantes en un sector del lago, cuyo proyecto actualmente se elabora.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала