Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Octavo mandamiento
Cuando los principios son irreductibles. Cuando la verdad se abre paso ante una de las más graves pandemias de la actualidad: la de las noticias falsas. Ahí está 'Octavo mandamiento', para revelar lo que otros intentan ocultar.

"Convivir en paz", la petición que el presidente chino le hizo a Estados Unidos

"Convivir en paz", la petición que el presidente chino le hizo a Estados Unidos
Síguenos en
El presidente de China pidió a Estados Unidos una relación "sana y estable". En Cuba la promocionada marcha contra el Gobierno no tuvo éxito. Rusia tacha de "hipócritas" las acusaciones de peligro lanzadas por EEUU, y Venezuela entra en la recta final para sus elecciones regionales y municipales. Estos y otros temas en Octavo mandamiento.

Reunión entre Biden y Xi Jinping

La cumbre virtual del presidente de China, Xi Jinping, y su homólogo de EEUU, Joe Biden, "ha mostrado a todo el mundo la fuerza de China, y el día del 16 de noviembre debe quedarse inscrito en el historial de la diplomacia china".
Así aprecian los medios chinos la cumbre de más de tres horas de duración, que celebraron los líderes de China y EEUU. Además, un detalle no menor que apuntó el cónsul de China en Barcelona, Zhu Jingyang:
"El presidente Xi trabajó en su jornada normal, mientras el presidente Biden y su equipo tuvieron que trabajar hasta media noche, hora de Washington, es decir, en sus horas extras. Queda claro: ¿quién es el pretendiente y quién es el pretendido?".
Desde su asiento en una habitación cavernosa dentro del Gran Salón del Pueblo en Pekín, Xi se mostró amistoso con su homólogo estadounidense, aunque admitió que la reunión virtual no es tan buena "como una reunión cara a cara". Aún así, admitió estar "muy feliz de ver a mi viejo amigo", en referencia a Biden.
Tras los afables saludos, llegaron los temas centrales. Xi Jinping manifestó su "disposición a trabajar con el presidente Biden para alcanzar un consenso y tomar medidas proactivas para mover las relaciones de China y Estados Unidos en una dirección positiva", indicó en una nota de prensa el Ministerio de Asuntos Exteriores de China.
Mientras que Biden aseguró que la responsabilidad de ambos mandatarios "es asegurar que la competencia entre nuestros dos países no se convierta en un conflicto, ya sea intencional o involuntario. Simplemente competencia directa".
Luego llegaron los asuntos álgidos. Biden expresó su preocupación por los derechos humanos en China, especialmente contra la minoría uigur, en el oeste de la provincia de Xinjiang y en el Tíbet.
Por su parte, el mandatario del gigante asiático afirmó que China se verá obligada a tomar medidas decididas en caso de que las fuerzas separatistas de la "independencia de Taiwán nos provoquen, fuercen nuestra mano o incluso crucen la línea roja", detallan medios chinos. Además, el presidente Xi Jinping reafirmó la postura de su país sobre el principio de Una sola China sobre la cuestión de Taiwán.
En otro orden, Xi Jinping, dijo que China y Estados Unidos necesitan establecer un mecanismo de cooperación y hallar respuesta con respecto a la salud pública global y la prevención y el control de enfermedades infecciosas, y promover más intercambios y cooperación internacional.
El COVID-19 no será la última crisis de salud pública a la que se enfrente la humanidad, subrayó Xi. La respuesta a cualquier enfermedad grave debe fundamentarse en la ciencia, dijo, y agregó que politizar enfermedades no hace ningún bien sino solo daño.
Asimismo, el líder del gigante asiático aseguró que China no tiene intención de venderle al mundo su propio camino de desarrollo. "Por el contrario", dijo Xi, "China alienta a todos los países a encontrar vías de desarrollo que se adapten a sus respectivas condiciones nacionales".
En lo que respecta a las relaciones bilaterales, Xi Jinping destacó el respeto mutuo, la coexistencia pacífica y la cooperación de ganancias compartidas como tres principios en el desarrollo de las relaciones entre China y Estados Unidos en la nueva era.
"Necesitamos tratarnos mutuamente como iguales, mantener las diferencias bajo control y buscar puntos en común mientras nos reservamos las diferencias", expresó Xi, quien también destacó que el "no conflicto" y la "no confrontación" constituyen una línea que ambas partes deben mantener.

¿Por qué son "hipócritas" alertas de EEUU ante ensayos rusos de armas antisatelitales?

"Hipócritas". Así calificó el canciller ruso, Seguéi Lavrov, las alertas que están emitiendo EEUU y sus aliados ante la prueba de un arma antisatélite realizada este lunes por Rusia.
Y es no dicen nada de que el de este 15 de noviembre no ha sido el único ensayo de este tipo realizado por un país. Y menos aún se habla de que en 2008 EEUU también llevó a cabo pruebas del mismo calibre.
Es más: recientemente se dio a conocer la posesión de Washington de una nueva arma espacial secreta.
"El sistema en cuestión ha estado durante mucho tiempo envuelto en el más negro de los velos de secreto, desarrollado como un llamado Programa de Acceso Especial conocido solo por unos pocos y muy altos líderes del gobierno estadounidense. Aunque no se sabe con exactitud qué capacidad podría desvelarse, los conocedores del tema afirman que es probable que la revelación incluya una demostración en el mundo real de una capacidad de defensa activa para degradar o destruir un satélite y/o nave espacial objetivo", según el medio Breaking Defense.
Asimismo, quienes están tratando de presentar su prueba como una nueva muestra de la supuesta 'agresividad' de Moscú, tampoco mencionan un hecho muy importante. Y es que Rusia no deja de promover iniciativas destinadas a prevenir una carrera de armas en el espacio circunterrestre. Por ejemplo, el pasado mes de septiembre el viceministro de Exteriores Serguéi Riabkov instó al "lanzamiento de negociaciones sobre el establecimiento de un instrumento internacional legalmente vinculante para prohibir la colocación en el espacio de cualquier tipo de armas, así como el uso de la fuerza o la amenaza de la fuerza contra objetos espaciales".
Un reciente análisis del autor Francisco Hernández Fernández disponible en el portal del Instituto Español de Estudios Estratégicos constata que, "en 2008, la República Popular China y la Federación de Rusia presentaron ante la Conferencia de Desarme un proyecto de tratado para la prevención del emplazamiento de armas en el espacio ultraterrestre y la amenaza o el uso de la fuerza contra objetos situados en el espacio ultraterrestre". Y el 10 de junio de 2014, estos mismos países presentaron una versión actualizada.
En un informe de la ONU se lee lo siguiente: "El proyecto de tratado refleja el llamamiento de la comunidad internacional para evitar una carrera de armamentos en el espacio ultraterrestre y la aspiración internacional de afrontar la amenaza más apremiante a la seguridad espacial. Se trata de la iniciativa en materia de seguridad en el espacio más madura nunca adoptada, y se basa en un amplio consenso internacional. Cabe esperar que la Conferencia de Desarme pueda llevar a cabo una labor sustantiva basada en el proyecto y que comiencen las negociaciones lo antes posible".
La parte rusa está avanzando asimismo en expandir esta iniciativa pacifista por el mundo, en particular, por América Latina. Por ejemplo, Moscú y Managua se comprometieron a "no ser los primeros en emplazar armas en el espacio", un compromiso que firmaron en 2016.
Tal y como constata en su análisis de Francisco Hernández Fernández, la propuesta de China y Rusia ha recibido "grandes críticas de países como EEUU".
"Entre los grandes motivos a los que alude Washington, se encuentra la dificultad de definir un arma en espacio exterior, la falta de sistemas de verificación para garantizar el cumplimiento de la propuesta de tratado, y al uso de las excepciones del empleo de la fuerza en el espacio exterior como fuerza mayor o legítima defensa", se lee en el documento.
Mientras, los hechos apuntan a que lo que busca EEUU es tener "libertad de acción en el espacio". Así se sostiene en la revista revista estadounidense Scientific American, donde se recuerda un desembolso de "por lo menos 5.000 millones de dólares" hecho por el expresidente Barack Obama, para, entre otros objetivos, mejorar las "capacidades ofensivas" del programa espacial militar de EEUU. Unas medidas que "están dando a China y Rusia más razones para sospechas", señala el autor.
Estos hechos hacen ver de otra manera la prueba de un arma antisatélite que acaba de llevar a cabo Rusia, así como una prueba similar realizada por China, cuando destruyó uno de sus satélites meteorológicos.

"Megaelecciones" en Venezuela, un "plebiscito" que podría reafirmar el liderazgo del oficialismo, según analista

Los observadores internacionales que seguirán este 21 de noviembre el desarrollo de las elecciones regionales en Venezuela –y cuya presencia es una muestra de la máxima apertura y transparencia del Gobierno de Nicolás Maduro– serán testigos de la contundente y limpia victoria del oficialismo, según el analista venezolano Ángel Tortolero.
Tortolero, profesor investigador titular en la Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos, insistió en que la nación caribeña cuenta con "la mejor maquinaria electoral que se conozca por lo menos en América Latina", una maquinaria que, de acuerdo con sus palabras, constataría el "indudable" triunfo del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), tal y como demuestran sondeos.
"La única oportunidad que tiene la oposición [para ganar los comicios] es organizarse y lograr, primero, tener un programa, cosa que no han presentado nunca; segundo, tener un objetivo político claro y una táctica y una estrategia clara para lograr ese objetivo. Ellos no han presentado hasta ahora ningún programa distinto al de tomar el poder por el poder en sí mismo. Lo que quieren es el poder para asaltarlo y para el beneficio de una clase en particular. Contrariamente, la Revolución Bolivariana tiene un programa, tiene un plan y un objetivo bien claro", manifestó el analista, al calificar el venidero proceso electoral como un "plebiscito" en cuanto a la evaluación del proyecto bolivariano.
Invitamos a los oyentes de Octavo Mandamiento a compartir sus opiniones sobre los acontecimientos más importantes en sus países, enviando mensajes de voz de un máximo de dos minutos al WhatsApp del programa: +7 968 766 28 74.
El equipo del programa está integrado por Javier Benítez, Víctor Sújov y Víctor Ternovsky.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала