Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Qué pasa
La incertidumbre se apodera del mundo cada vez más. En Sputnik tomamos distancia para poder explicarte lo que está sucediendo. Análisis y opiniones de voces autorizadas sobre los asuntos más relevantes a nivel global. 15 minutos, de lunes a sábados.

La esquizofrenia de EEUU con China

La esquizofrenia de EEUU con China
Síguenos en
EEUU ya se dio cuenta de que no puede con China, y que como mucho, esta guerra comercial que le ha planteado, para la que ha venido utilizando su disuasión militar en el mar de China Meridional, sólo puede acabar en empate en el mejor de los casos. Pero aún así, se resiste si quiera a las tablas, e intenta revolverse como gato panza arriba.

Claudicación y amenaza

Por coexistir con China. Es por lo que brinda y a lo que apuesta EEUU de acuerdo a unas recientes declaraciones que su asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, aireó en la cadena CNN.
Sin sonrojarse, el alto funcionario reconoció que su país ya no busca una "transformación fundamental" China, sino que ahora ha cambiado el chip y apuesta por maneras de "coexistir". Unas declaraciones que son un reconocimiento tácito de que, efectivamente, el país norteamericano ha estado intentando en vano, transformar al gigante asiático y moldearlo a sus intereses.
Pero como siempre pasa con este tipo de declaraciones provenientes desde Washington, aquí entra en acción aquello de 'como te digo una cosa, te digo la otra'. Así podría resumirse el pregón de Sullivan. Y es que a renglón seguido, afirmó que "el objetivo aquí no es la contención, ni una nueva Guerra Fría, sino más bien una disposición favorable de cómo EEUU, sus aliados y socios, pueden dar forma a las reglas internacionales del juego". Traducido: no te quiero cambiar, sé que no te puedo poner de rodillas por lo cual me veo obligado a coexistir contigo, pero igual te quiero dominar con las reglas del juego que yo quiera.
"Como no se puede doblegar a un coloso por una vía que ya EEUU no posee, como esa hegemonía mundial, y estamos ya dentro de un mundo multipolar, se trata de tener un mensaje [por parte de Washington] más 'seductor' y diplomático que esconde otras intenciones, es decir, querer controlar al otro, en este caso, China", observa al respecto Eduardo Luis Moggia, profesor de la Universidad de Buenos Aires y de la Universidad Mar del Plata, y consultor en Relaciones Internacionales.
"Aparte, evidentemente la ventaja tecnológica que China está teniendo en algunos aspectos, está poniendo en jaque a la estrategia norteamericana", apunta el analista.

Taiwán como Caballo de Troya

No podía faltar en el discurso de Sullivan la alusión directa de intentar interferir en la integridad territorial del gigante asiático. Y es que el país norteamericano insiste constantemente en desmembrar a esa isla de China, desconociendo el pacto que tienen desde hace más de cuatro décadas con respecto a 'una sola China. Sin ir más lejos, las autoridades de Taiwán han reconocido recientemente de forma abierta, que fuerzas de EEUU están entrenando a tropas a tropas de Taiwán, ante una 'posible' invasión de China.
Al respecto, Sullivan quiso dejar claro en la entrevista con la CNN que su país se opone a cualquier cambio de carácter unilateral del status quo en la región, mediante una combinación de disuasión y diplomacia. En realidad quien quiere destruir el statu quo precisamente es EEUU, cuya posición es repudiada por Pekín, que insiste en que nadie, ni ninguna fuerza, pueden separarla de Taiwán, al criticar la actitud de la Casa Blanca, al afirmar que utiliza la isla para desestabilizar la región. Aquí, nuevamente la manipulación bipolar de EEUU de decir que "no busca transformar a China", y que quiere "coexistir", pero a su vez atenta contra su integridad territorial.
"Hay una contradicción en el mismo discurso. Es decir, no busca transformar. Para empezar, EEUU no tiene que transformar a nadie, y querer transformar a China es como meterse a la casa del vecino y decirle 'usted tiene que hacer esto, aquello y lo otro'. ¿Coexistir en qué forma, en qué términos, en qué cuestiones? China tiene clara su política con respecto al mar de China [Meridional], con respecto a Taiwán, y no necesita lecciones de EEUU: ni de moral, ni de ética, ni mucho menos de relaciones internacionales", sentencia Eduardo Luis Moggia.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала