Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

De carrera frustrada a la meca del cine: la española que hace los efectos especiales de Hollywood

© Foto : Cortesía de Carolina JiménezCarolina Jiménez, profesional española que trabaja para las películas de Hollywood
Carolina Jiménez, profesional española que trabaja para las películas de Hollywood - Sputnik Mundo, 1920, 13.11.2021
Síguenos en
Carolina Jiménez aparece en los títulos de crédito de producciones recientes como 'Escuadrón Suicida' o 'Aquaman'. Su labor como 'layout' la ha llevado de un país a otro como profesional en el sector.
Planeando el montaje hasta la actualidad de su propia vida, Carolina Jiménez ya tendría a sus 43 años un enorme puñado de secuencias que intercalar. Podría seleccionar aquellas donde aparece en la facultad de arquitectura. O las que la sitúan en casa, escrutando cada fotograma de una película. O las que sugieren cómo se le trastabillan los estudios por una pasión imparable. O, yendo al presente, las de sus jornadas entre monitores, dando forma a alguno de los próximos pelotazos de Hollywood. Porque esta española ha pasado de apuntarse a una carrera técnica a estar en los títulos de crédito de las grandes producciones de cine sin necesidad de trucar el metraje: desde que le dio al play, la cinta no ha dejado de grabar.
Y quizás por una mera cuestión de síntesis, Carolina saltaría a trompicones de esa etapa en Madrid, deambulando por la universidad, a Canadá, donde reside. Primero se detendría en esa elección al terminar el instituto. "Fue más por descarte que por vocación", confiesa a Sputnik desde Vancouver, la ciudad en que se instaló hace seis años. Una vez iniciadas las clases, vio que lo que de verdad le atraía era el diseño 3D, los intestinos de las películas que veía. "Entonces no era tan común. A mí me gustaba y había escuelas, pero no tantas. Yo me enteré de que con eso se podía hacer cine y me metí", rememora.
En esa vuelta atrás a su existencia en fotogramas destacaría el día en que cogió el DVD de El señor de los anillos y vio en los extras el making of. Con aquellos minutos donde se desvelaban los trucos de este relato fantástico decidió que su futuro tenía que ser eso. "Estaba fascinada", alega, "y no tenía más opciones". "Dejé la carrera con mucho miedo, pero eso sí que era vocacional", explica. Además, le esperaba un panorama distinto al actual, con muchos menos proyectos en el sector, con un mundillo más limitado.
A Carolina Jiménez, sin embargo, la suerte se le presentó pronto. Precisamente por ese arranque en el mundo de la arquitectura, tenía algo de formación en el diseño. Y, buscando experiencia laboral, terminó en la serie española Aguila Roja. "Antes trabajé para bancos, para empresas de telefonía, para escuelas, para un dentista, hice un anuncio de yogures. Cogía todo lo que iba surgiendo y mandando mi currículum a todo el mundo para ver dónde sonaba la flauta", afirma.
Javier Botet, actor y director de cine español - Sputnik Mundo, 1920, 22.07.2020
Internacional
"Me encanta ser una criatura fantástica": Javier Botet, el actor español detrás de los monstruos de Hollywood
Sería ese el primer apartado en un guion que va sumando "muy progresivamente" contenido al minutaje. De esa primer acotación en la urbe donde nació a decenas de encabezados con el motivo interior día/noche. "Pasé al largometraje con Planet 51", detalla, hablando de allá por 2008 y en referencia a uno de los filmes españoles de animación que dio el salto internacional, como le tocaría a ella: "Flipé con que hubiera salido toda una peli de un ordenador. Y a base de mandar muchos currículums, conseguí que me llamaran para Happy Feet, en Australia".
Un cambio de continente que se estiró entre estancias en Londres o Nueva Zelanda. En este país habría que detener la cámara y hacer un ejercicio de memoria. Porque allí estuvo para el rodaje de El Hobbit, precuela de El señor de los anillos y dirigida también por Peter Jackson. Fundido a negro. El círculo entre aquellas pestañas del DVD y su situación laboral convergía: Carolina Jiménez ya había cumplido su sueño como profesional en el medio. Ya se podía definir como layout, que en lenguaje adaptado sería "que no falte nada delante de la cámara para la historia que se quiere contar".
"Nos dan unos bocetos iniciales, a partir de los cuales elaboramos una primera propuesta. El cliente la mira y pide cambios o nos da contrapropuestas. Un tira y afloja. Hasta que se da con lo que el director quiere, que no suele ser de primeras. Siempre hay cambios, una película es un proyecto viviente. Va evolucionando, avanzado, y se van tomando nuevas decisiones. Es un departamento fundamental. Nosotros componemos cada escena, ponemos cada pieza necesaria para la narrativa visual", resume.
Carolina Jiménez se montó definitivamente a la máquina de la ficción en cualquier formato: Guerra Mundial Z, Tomb Raider, Prometeus, Juego de Tronos o las recientes Escuadrón suicida, Terminator o The Eternals. Acogida como una más en los estudios Scanline VPX (y con la nacionalidad canadiense en regla), la profesional no ha parado. "No digo que no a nada", ríe. A esas jornadas entre las bambalinas del próximo estreno cinematográfico le añade vídeos en redes sociales explicando nociones técnicas del sector, cursos sobre un aspecto determinado o colaboraciones en programas de radio.
Habla de luces, montaje o anécdotas desde un lugar, apunta, donde se valora a la industria. "Muchos rodajes se hacen aquí porque se dan facilidades, hay muchos beneficios fiscales", aclara desde Vancouver, que es casi una extensión de Los Ángeles: "Es como Estados Unidos: mismo acento, mismas rutinas, más tranquilo… Comparten además muchas partes de la cultura, frontera y sale bastante barato para las producciones cinematográficas venirse aquí a rodar", argumenta.
Igual que las producciones, algunos compañeros de aquellos inicios también se han mudado al país norteamericano. "Te cruzas a muchos por aquí, aunque en España hay mucha formación y mucho talento", expone. Como el suyo, que la ha llevado a la meca y que quiere compartir para "despertar vocaciones". A ver si así hay quien se anima a que su vida, puesta en celuloide, no sea un monótono plano secuencia, sino un torbellino de planos y contraplanos. Como la de Carolina Jiménez, que puede alternar esas imágenes de una juventud en vilo con las de una consagrada trayectoria. Y aún no le ha dado al botón de stop.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала