Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Ciencia
Los hallazgos más importantes y logros más emocionantes en el campo de la ciencia.

¿Cómo funciona el parche argentino para heridas que detecta y cura infecciones?

CC0 / Piqsels / Mano vendada
Mano vendada - Sputnik Mundo, 1920, 12.11.2021
Síguenos en
Es un parche inteligente que cambia de color ante la presencia de una infección en una herida y, además, libera un antibiótico sólo en la parte comprometida para no dañar las células sanas que pueda haber. Así, reduce la frecuencia necesaria de la limpieza de la herida, y la cura más rápido. Es un invento de investigadores de Tucumán, Argentina.
Las quemaduras o escaras —que se producen cuando una persona lleva mucho tiempo inmóvil en una cama, por ejemplo—, son heridas que cuesta mucho cicatrizar. Suelen estar húmedas, lo que genera un caldo de cultivo perfecto para que pululen bacterias patógenas. Estas bacterias forman unaa biopelícula sobre la lesión, que resulta casi impenetrable para los antibióticos orales o locales comunes.
En muchas ocasiones, aunque el médico limpie la herida no llega a percibir el biofilm formado por los microorganismos patógenos. "Por lo tanto, que el médico conozca si su paciente tiene la herida infectada por el cambio de color del parche y que sepa con precisión cuál es el sector infectado, le brinda información muy útil", explicó Roberto Chaile, uno de los investigadores, al al portal de noticias de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT).
Un hombre sostiene un móvil - Sputnik Mundo, 1920, 07.09.2021
Estilo de vida
Tu teléfono podría ser el 'hogar' de decenas de bacterias patogénicas

¿Cómo funcionan los parches inteligentes?

Son dispositivos teragnósticos: tienen la capacidad de diagnosticar una infección. Pero no solo eso, al mismo tiempo que la identifican, la curan al liberar una sustancia antibiótica que penetra en la biopelícula y actúa específicamente sobre los patógenos.
El parche inteligente tiene incorporado un sensor —un polímero de hidrogel—, que cuando absorbe la humedad se hincha y cambia de color. "Esos geles detectan el biofilm, que es una especie de capa producida por las bacterias, que impide la penetración de la medicación común", explicó Chaile.
Además, está hecho con un soporte plástico tipo polímero, que se hace rígido con la temperatura y es capaz de cambiar de forma para adaptarse a las heridas de diferentes tamaños.
Hasta ahora los científicos han probado los parches en tejido artificial. Si las pruebas continúan avanzando y se siguen obteniendo resultados positivos, testearán los parches en animales de experimentación. Si se corrobora su eficacia e inocuidad, podrían comenzar las pruebas clínicas con pacientes.

"Queremos que estas investigaciones no se queden en el laboratorio ni en el papel; buscamos transferir esa tecnología a la gente", dijo Rossana Madrid, la otra investigadora a cargo del proyecto, al portal de noticias de la UNT.

Sin embargo, la profesional reconoció que los ensayos clínicos son muy costosos, y que una alternativa podría ser buscar aportes del sector privado, o bien intentan adaptar la tarea del grupo de investigación para constituir una startup, que permita canalizar el proyecto. La principal limitación a la que se enfrentan los investigadores para desarrollarlo, radica en el proceso de fabricación de los polímeros, difíciles de hacer y que requieren una gran cantidad de material si se quiere escalar la producción.
Además, el parche se limita hoy a su uso en heridas superficiales. Para heridas más profundas —como las de pie diabético— el parche debería adaptarse a las depresiones de las cavidades de esas heridas. El equipo considera que para esos casos deberían innovar con un polímero más adaptable a las depresiones de la lesión.
Una persona en un laboratorio - Sputnik Mundo, 1920, 13.06.2021
Ciencia
Así es cómo los científicos estudian patógenos extremadamente peligrosos sin contagiarse
Los parches inteligentes surgieron de la búsqueda de alternativas para el tratamiento de estas heridas. Son creación de la doctora en bioingeniería Madrid, y del doctorando en ciencias biológicas del Conicet, Chaile, del equipo Biosensores y Microsistemas del Laboratorio de Medios e Interfases de la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnología de la dos investigadores de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) y del Instituto Superior de Investigaciones Biológicas (UNT- Conicet).
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала