Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

¿Qué son los murales 'Quién dio la orden', tapados con pintura por el Ejército de Colombia?

© AP Photo / Luis BenavidesMilitares colombianos (archivo)
Militares colombianos (archivo) - Sputnik Mundo, 1920, 10.11.2021
Síguenos en
Después de dos años de disputas judiciales, '¿Quién dio la orden?' puede volver a circular libremente. Se trata de una obra —originalmente un mural— que denuncia los asesinatos extrajudiciales cometidos entre el 2000 y 2010 en Colombia, que fue censurada. Primero la taparon los militares y después la Justicia, hasta ahora.
Un grupo de artistas colombianos se reunió el 18 de octubre de 2019 frente a la Escuela Militar de Cadetes General José María Córdova, en Bogotá, para pintar un mural que no pudo terminar. Los militares taparon con blanco los rostros de 13 altos oficiales del Ejército que se veían en la obra, titulada ¿Quién dio la orden?. El mural tenía los números de muertes que se les atribuyen a cada uno.
Los artistas pertenecían a 11 organizaciones sociales que querían denunciar públicamente los falsos positivos: los asesinatos de civiles perpetrados por militares, que los hacían pasar por guerrilleros muertos en combate, entre el 2000 y 2010.
El registro en vídeo de cómo el mural desaparecía pincelada tras pincelada fue publicado por las organizaciones en las redes sociales. Fue entonces cuando la obra adquirió otras dimensiones.
Tras la censura, los colombianos comenzaron a replicarla en otros muros de la ciudad —como el de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP)—, la imprimieron en camisetas, gorras, tapabocas, tazas e infinidad de objetos de uso cotidiano. La obra se convirtió en un símbolo de protesta y denuncia, y recorrió todo el país. Pero a la par que se divulgaba la obra, los murales eran estropeados o borrados.
Uno de los escrachados, el general Marcos Evangelista Pinto —al que se le atribuyen 45 asesinatos de casi 6.500—, presentó una tutela para retirar decenas de murales en Bogotá y otras ciudades, así como piezas digitales en las redes sociales, mientras se investiga la causa. En febrero de 2020, el juzgado 13 civil del circuito de Bogotá hizo lugar a la petición, y dio la orden de eliminar la obra.
Por la amplia difusión que había adquirido, se hizo imposible de cumplir, según el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice). Después de dos años de disputas jurídicas, el 9 de noviembre de 2021, la Corte Constitucional negó su retiro.
La Corte considera que no hay violación al buen nombre del oficial y señaló que el mensaje que se quiere enviar a la comunidad es que las víctimas de estos crímenes exigen la verdad, lo cual forma parte de un discurso que la Constitución protege dentro de la libertad de expresión.
"No se utilizan expresiones desproporcionadas, vejatorias o con una intención netamente dañina, que permitan inferir que la manifestación se encuentra por fuera del amparo a la libertad de expresión", explica la ponencia del magistrado Antonio Lizarazo.
El tribunal también determinó que "debido a la gravedad de los hechos, al inmenso impacto que ha tenido en nuestra sociedad el fenómeno de los denominados falsos positivos, dada también su complejidad y todo lo que implica que miembros del Ejército estén siendo investigados por su supuesta participación en hechos que los denunciantes presentan como una actuación sistemática, la manifestación y los datos que se relacionan en la imagen en cuestión son de evidente interés público".
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала