Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Las Ñatitas, las calaveras que protegen a las familias en Bolivia

© Sputnik / Sebastián OchoaDía de las Ñatitas en Bolivia
Día de las Ñatitas en Bolivia - Sputnik Mundo, 1920, 10.11.2021
Síguenos en
Por un día, el cementerio general de la ciudad de La Paz recibe a miles de visitantes, quienes traen a sus calaveras que —según una creencia ancestral— les ayudan en el trabajo, el amor, y atienden a cualquier deseo de quienes las adornen y les entreguen ofrendas.
Una de las fiestas más particulares de la ciudad de La Paz se celebra el Día de las Ñatitas. Cada 8 de noviembre, miles de paceñas y paceños concurren al cementerio general con sus calaveras, a las cuales adornan con flores, les ponen un cigarro humeante entre los dientes y les echan una lluvia de hojas de coca. También les rezan y les hacen escuchar sus canciones preferidas. De esta manera, esperan que les ayuden a atravesar el año exitosamente.
El culto de las cabezas viene desde hace mil años, cuando el imperio de Tiwanaku tenía su capital en este departamento, a orillas del lago Titicaca. En esos tiempos, era habitual conservar momias de seres queridos, quienes volvían a tener vida social algunos días al año, cuando se celebraba a los muertos para que ayudaran a tener buenas lluvias y cosechas.
En varias regiones de América Latina, se llama ñato a quien no tiene una nariz muy pronunciada. Por ello a las calaveras les dicen cariñosamente ñatitas. Quienes las poseen procuran tratarlas con cuidado, les ponen nombres y les atribuyen una personalidad, que puede predisponerlas para hacer el bien o el mal a los que siguen en el mundo de los vivos.
Irene Jaldín llegó al cementerio con Amelia, Daniel y Angelita, las tres calaveras que la acompañan desde hace 20 años. Como todos los poseedores de ñatitas, remarcó que ella no las eligió ni las buscó. Simplemente llegaron a su vida y no le quedó otra opción que incorporarlas: darles un altar en su hogar, donde prenderles velas y adorarlas.
"Aquí estamos haciendo la celebración a las ñatitas. La gente viene a pedir que la protejan. Amelia, Daniela y Angelita vienen a pedir sus velitas, su coquita, para que tengan fuerza durante todo el año", comentó a Sputnik.
Sus tres ñatitas "también cuidan la casa, que no entren los ladrones. Nos cuidan y nos benefician en todo. Nos protegen de todos los males, de todas las maldades que hay de la gente", confió Jaldín.
En muchas ocasiones, las calaveras pertenecen a una familia y van pasando de generación en generación. También las obtienen de tumbas olvidadas, o llegan de maneras más misteriosas.
El 2 de noviembre en Bolivia se celebra el Día de los Muertos. Una semana después le toca a las "calacas", como les dicen. "En Todos Santos se recuerda a las almas. Pero las ñatitas son también almitas, por eso tienen su día en que salen a pedir sus velitas, su coca, su cigarro, para que todo el año nos ayuden", dijo Jaldín.

Fiesta en el cementerio

© Sputnik / Sebastián OchoaDía de las Ñatitas en Bolivia
Día de las Ñatitas en Bolivia - Sputnik Mundo
1/2
Día de las Ñatitas en Bolivia
© Sputnik / Sebastián OchoaDía de las Ñatitas en Bolivia
Día de las Ñatitas en Bolivia - Sputnik Mundo
2/2
Día de las Ñatitas en Bolivia
1/2
Día de las Ñatitas en Bolivia
2/2
Día de las Ñatitas en Bolivia
El cementerio general vivió un día de celebración bajo el sol. "¿Le rezo?", preguntaban a las familias de la calavera los rezadores, quienes a cambio de una contribución elevan plegarias por el bienestar de las ñatitas. También circulaban músicos, quienes dedicaban canciones folclóricas o de amor a los cráneos vestidos de fiesta, cubiertos de flores y hojas de coca.
Pablo Villlamil es maestro espiritual, poseedor de 23 calaveras. Trabaja con ellas: tienen clientes que se acercan a su consultorio para pedirles ayuda en prácticamente todos los ámbitos de la vida.
Los clientes generalmente se comunican con una calavera en especial, a la cual le solicitan favores para conseguir trabajo, pareja, o un título universitario. También se las puede convencer para que causen daño a alguna persona.
"Aquí estoy con mis ñatitas, que tienen todo tipo de especialidades, misterios, encantos. Todas son ñatitas de maestros. Trabajo con ellas espiritualmente: son almas benditas que tienen clientes, son bien adoradas", dijo Villlamil a Sputnik.
El Día de las Ñatitas "se trata de darles un día para que reciban su bendición, también del padre de la Iglesia, como un alma bendita", agregó Villamil.
En 2008, la Iglesia católica prohibió las misas para las ñatitas, porque lo consideró un culto "no cristiano". De todos modos, algunos sacerdotes se ofrecen a darles bendiciones no oficiales.
"Esta celebración surgió en estas tierras hace ya muchos siglos, con los antiguos", comentó Villamil. Y evidenció que el culto a las cabezas "ahora está unido con otras tradiciones, de otros lados".

La voluntad de la ñatita

© Sputnik / Sebastián Ochoa

Irene Jaldín con sus ñatitas

Irene Jaldín con sus ñatitas - Sputnik Mundo
1/3

Irene Jaldín con sus ñatitas

© Sputnik / Sebastián Ochoa

Irene Jaldín y Pablo Villamil en el Día de las Ñatitas

Irene Jaldín y Pablo Villamil en el Día de las Ñatitas - Sputnik Mundo
2/3

Irene Jaldín y Pablo Villamil en el Día de las Ñatitas

© Sputnik / Sebastián OchoaDía de las Ñatitas en Bolivia
Día de las Ñatitas en Bolivia - Sputnik Mundo
3/3
Día de las Ñatitas en Bolivia
1/3

Irene Jaldín con sus ñatitas

2/3

Irene Jaldín y Pablo Villamil en el Día de las Ñatitas

3/3
Día de las Ñatitas en Bolivia
Todos los poseedores de ñatitas están convencidos de que llegaron a sus vidas por voluntad de los mismos cráneos. "Van llegando las ñatitas de acuerdo a lo que ellas pidan. Luego llegan otras más y se juntan. Yo tengo 23", dijo Villlamil.
Explicó que "las ñatitas eligen a quien las va a tener, quien les va a poner flores, quien las va a adorar. Ayudan a mis clientes en el trabajo, en el amor, con diferentes pedidos de suerte, o de cambio de suerte".
El maestro espiritual aseguró que "cuando la gente hace daño, también se les pone velas a las ñatitas para que hagan justicia terrenal".
Enid Oliver estaba en el cementerio festejando a su calaca María José. Por más que años atrás quiso deshacerse de ella y hasta destruirla, nunca fue posible. Por lo cual finalmente aceptó su compañía.
"María José me acompaña desde los primeros años de estudio, es mi fiel compañero. Es el que siempre me ha motivado a seguir estudiando", contó a Sputnik.
"Algunas veces he intentado donarlo a otras personas, también estudiantes. Pero estas tres personas me la devolvieron, ya que él les hacía tener sueños y no quería irse de mi lado", relató.
"En otra ocasión intenté llevarlo al cementerio para hacerlo cremar, pero tuve un accidente de auto y tampoco pude cremarlo. Desde entonces me acompaña. Yo solamente le pongo velitas blancas, le rezo y es mi fiel compañero", sostuvo Oliver.
"Él me ha elegido. Creo que ellos te eligen de acuerdo a como tú los respetas, cómo los tratas. En mi hogar él siempre está en su cajita, tranquilo. No le pedimos cosas malas ni buenas, es un compañero para nosotros", aseguró.
Armando Calizaya, pescador de la isla Pariti en el lago Titicaca - Sputnik Mundo, 1920, 05.10.2021
América Latina
La isla del lago Titicaca que sobrevive a la pandemia y a la caída de Tiwanaku
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала