Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

La oposición sudafricana sueña ya con el fin de la hegemonía del ANC en 2024

CC0 / Pixabay / La bandera de Sudáfrica
La bandera de Sudáfrica - Sputnik Mundo, 1920, 09.11.2021
Síguenos en
En el poder desde 1994 en Sudáfrica, el partido Congreso Nacional Africano (ANC por sus siglas en inglés) busca cómo frenar un declive reflejado de nuevo en unas elecciones municipales donde ha cosechado los peores resultados de su historia.
"Un punto de inflexión en la historia del partido y en la de Sudáfrica". Así lo califican todos los analistas políticos nacionales. Por primera vez desde el fin del apartheid y de la dominación política del partido de Nelson Mandela, el ANC se sitúa por debajo del 50% y logra "solo" un 46% de los votos acumulados en las elecciones locales del pasado 1 de noviembre.
Dominador en todos los comicios celebrados desde hace 27 años, el ANC vuelve a sufrir las consecuencias de una gestión desastrosa en los municipios más pobres, donde la degradación de los servicios públicos como la electricidad, el agua o la recogida de basuras desesperan a unos habitantes que, tres décadas después del fin del régimen racista, han perdido la confianza en un partido que les prometió una vida decente.

Desencanto con la democracia

Con un paro que supera el 30%, y una corrupción cuyos tentáculos abarcan desde la cima del poder a las administraciones locales, pocos se sienten sorprendidos por el bajo nivel de participación en las urnas. Solo uno de cada cuatro sudafricanos con derecho al voto participó en los comicios. Según un sondeo de Afrobarometter, si se les garantiza la seguridad, la vivienda y el trabajo, una mayoría de sudafricanos aceptaría un gobierno que no fuera elegido democráticamente.
El presidente del país e histórico dirigente del ANC, Cyril Ramaphosa, ya ha advertido a su partido que apenas quedan tres años para evitar una debacle en las elecciones generales previstas para 2024. De cara al electorado, el dirigente llevó a cabo una campaña dominada por un mea culpa que no sirvió para frenar la sangría de votos.
De los 213 consejos locales el ANC sigue siendo mayoría en 161, pero sus rivales le van ganando terreno, elección tras elección, y solo la dispersión y multiplicación de los partidos opositores, unido a un sistema semiproporcional, evita un mayor correctivo a la formación política que domina la escena del país desde hace tres décadas.

En busca del voto negro de clase media

Ese sistema electoral empuja a los partidos a propiciar coaliciones. Pero las formaciones de oposición, que ya en 2016 habían ganado en ciudades importantes, como Johannesburgo, Pretoria o Port Elizabeth, han decidido ahora ir cada uno por su cuenta.
Sudáfrica: a 30 años del derrumbe del apartheid político, el socioeconómico persiste - Sputnik Mundo, 1920, 16.07.2021
Telescopio
Sudáfrica: a 30 años del derrumbe del apartheid político, el socioeconómico persiste
Así, el principal partido de oposición, Alianza Democrática (DA, en su acrónimo en inglés) —21,83% de votos— ha manifestado su preferencia por mantenerse en la oposición municipal antes que aliarse con la izquierda radical representada por el 'Economic Freedom Fighters' (EFF) 10% de apoyo— , como ya hizo en el pasado.
Alianza Democrática ha sufrido además la fractura interna que ha propiciado la aparición de pequeños partidos más atractivos para una clase media negra que es el caladero de votos prioritario que se disputan los opositores al ANC.
Criticado por intentar atraerse el apoyo de la minoría afrikáner (descendientes de los primeros colonos que llegaron a África del Sur en el siglo XVII, en su mayoría ciudadanos holandeses), DA ha perdido cierto apoyo entre ese sector de la clase media negra y de otras minorías, lo que ha favorecido el relativo éxito de un nuevo partido como ActionSA, una formación creada en 2020 por el exalcalde de Johannesburgo, Herman Mashaba, "para cambiar la dirección de Sudáfrica ofreciendo una alternativa creíble al sistema político obsoleto que ha decepcionado a los sudafricanos desde hace años".
Jacob Zuma, expresidente sudafricano - Sputnik Mundo, 1920, 05.09.2021
Internacional
El expresidente sudafricano Zuma obtiene la libertad condicional por motivos de salud

Herencia envenenada

En todo caso, Alianza Democrática, como segundo partido en el Parlamento, quiere impulsar tras estas elecciones locales un movimiento de apoyo entre toda la oposición para desbancar del poder al ANC en 2024. Serán mil días de negociaciones complicadas, pero todas las formaciones opositoras son conscientes, por primera vez desde hace 28 años, de que la unión de sus fuerzas puede acabar con la era de dominio del ANC en Sudáfrica.
El partido de Nelson Mandela, de Tabo Mbeki, de Cyril Ramaphosa y de otras figuras históricas de la lucha contra el régimen racista tiene solo tres años por delante para borrar la imagen que dejó la presidencia de Jacob Zuma (2009-2018), marcada por la corrupción y la degradación social, especialmente en los barrios más pobres cuyos ciudadanos han perdido la ilusión de que el fin de la segregación racial iba a suponer el inicio de una vida mejor.
LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала