Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Desarrollo sustentable en Argentina: otra víctima de la crisis

CC BY 4.0 / Argentina.gob.ar / Parque Solar Fotovoltaico ULLUM IV, en la provincia de San Juan, Argentina
Parque Solar Fotovoltaico ULLUM IV,  en la provincia de San Juan, Argentina - Sputnik Mundo, 1920, 09.11.2021
Síguenos en
Argentina registró un récord de generación de electricidad limpia (14,2%) en septiembre de 2021 gracias a 182 proyectos operativos, pero las nuevas inversiones están frenadas desde hace tres años. Se anunció un proyecto de hidrógeno verde, pero las metas de reducción de gases de efecto invernadero están lejos y se potencia las industrias críticas.
El Gobierno argentino impulsa en su discurso internacional la necesidad de un nuevo paradigma financiero destinado a una economía mundial de desarrollo sustentable y energías renovables, que permitan reducir la brecha tecnológica y económica entre países desarrollados y en desarrollo, necesaria para atender la crisis climática y reducir la pobreza.
Argentina se encuentra en una encrucijada. Como país suscriptor del Acuerdo de París, firmado durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático 2015, tiene metas de reducción de gases de efecto invernadero a 2030 y de neutralidad de huella de carbono a 2050. Pero estas no están camino a ser cumplidas, según evidenció el Reporte de Transparencia Climática 2021.
"Desde 2019 no hay avances en materia de energías renovables en Argentina, la situación económica empezó a golpear muy fuertemente al sector. Los proyectos que se inauguran son las licitaciones de entre 2016 y 2018", dijo a Sputnik desde Glasgow, Escocia, Enrique Maurtua Konstantinidis, asesor de Política Climática de la ONG argentina Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN).
Argentina es el segundo país más grande de América del Sur después de Brasil, cuarto en todo el continente y octavo en extensión del planeta, por lo que su potencialidad para el desarrollo de energías renovables es inmenso.
El impulso de energías limpias en el país comenzó tarde y modestamente. En octubre de 2015 se sancionó la ley que modificó el Régimen de Fomento Nacional para el Uso de Fuentes Renovables de Energía Destinada a la Producción de Energía Eléctrica. El objetivo era alcanzar el 8% del consumo total para fines de 2017, incumplido, y el 20% para 2025.
"Lamentablemente, eso va a estar muy difícil, porque falta muchísima inversión y potencia de renovables instalada para poder alcanzar esos objetivos", enfatizó el especialista desde Glasgow, Escocia, donde se lleva adelante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático de 2021 (COP26).
Líneas de electricidad (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 14.01.2021
América Latina
¿Qué países de América Latina tienen la electricidad más cara?
La producción de electricidad a partir de fuentes renovables en Argentina alcanzó en septiembre de 2021 un récord histórico, al cubrir el 14,2% de la demanda eléctrica en todo el país, según la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa). 67,6% provino de tecnología eólica; 21,7%, de proyectos fotovoltaicos; 5,5%, de pequeños aprovechamientos hidroeléctricos y 5%, de emprendimientos bioenergéticos.

Cuáles son los proyectos en cursos

Desde la reglamentación de la ley en 2016, más de 200 proyectos de energías renovables fueron adjudicados. Al tercer trimestre de 2021, existen 182 operativos, con una potencia instalada total de 4.852,47 MW. Pero las nuevas inversiones en el sector se estancaron hace tres años por culpa de la profunda crisis económica y la inestabilidad que dificulta inversiones a largo plazo.
Esto podría cambiar con la llegada de la compañía australiana Fortescue Future Industries, que anunció durante la COP26 una inversión de casi 3.000 millones de dólares durante los próximos dos años para producir y exportar hidrógeno verde en la provincia de Río Negro (suroeste).
E; presidente argentino, Alberto Fernández, durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático - Sputnik Mundo, 1920, 02.11.2021
América Latina
Argentina propone crear un comité sobre financiamiento climático
En diciembre de 2020, el Gobierno argentino presentó ante la ONU la segunda Contribución Determinada Nacional (NDC), que estipula el objetivo de limitar las emisiones de gas de efecto invernadero a un nivel 26% inferior al comprometido en el Acuerdo de París.
Además, aseguró que existe un compromiso para promover la adopción de tecnologías que permitan reducir las emisiones de metano y para impulsar el hidrógeno como nuevo vector energético para el país. El objetivo es "alcanzar un desarrollo neutral en carbono en el año 2050", sostiene el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.
"Se ve una contradicción entre lo que son mensajes relacionados a la sostenibilidad y al cambio climático, como por ejemplo el nuevo compromiso de reducción de emisiones a 2030. Uno mira puertas adentro y no hay nada en Argentina que esté apuntando en esa dirección", comentó Maurtua Konstantinidis.
El activista ambiental consideró positivo el anuncio de hidrógeno verde, pero recordó que el Gobierno presentó un proyecto para potenciar las inversiones de hidrocarburos, se destinó un porcentaje del impuesto a las grandes riquezas al yacimiento de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta y se pretende explorar y explotar petróleo offshore en el Mar Argentino.
Argentina es un país inmerso en una de las peores crisis económicas de los últimos 30 años. Si bien el Gobierno insiste públicamente en la agenda de desarrollo productivo sustentable —tanto financiera como ecológica—, está lejos de ser posible sin financiamiento internacional e inversiones millonarias necesarias, que no saldrán de las arcas estatales.
energía fotovoltaica - Sputnik Mundo, 1920, 30.10.2021
América Latina
¿Qué es el hidrógeno verde y qué implicancias tiene su producción para América Latina?
Además de carecer de recursos para poder encarar una costosa reforma de la matriz energética, la inestabilidad limita las inversiones privadas. El Estado ofrece grandes subsidios a la industria hidrocarburífera por ser una de las pocas con posibilidad de rendimientos, pero estas empresas no tienen en la mira impulsar energías limpias.
"Argentina es la tercera principal economía de Latinoamérica y el octavo país más grande del planeta. No puede jugar con el discurso de 'primero hagan ustedes, denme plata, yo soy pobre'. Esto no significa que no necesite cooperación, tiene muchos desafíos de pobreza y desarrollo más reales que nunca. Necesita transferencia de recursos, tecnología, capacidades", destacó el ambientalista.
El presidente argentino, Alberto Fernández, reclamó durante la reunión de líderes mundiales del G20 en octubre de 2021 que los Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI) puedan dirigirse a proyectos de desarrollo sustentable.

Realidad vs. expectativas

"El Gobierno argentino hizo lo que tenía que hacer en relación a los compromisos asumidos. Ahora, esos pasos tienen que verse reflejados en acciones concretas. Si queremos ser carbono-neutrales en 2050, hay que empezar con la desinversión en combustibles fósiles, todo esto en el marco de una transición justa que asegure seguridad energética y la adecuación de los trabajadores", resaltó el referente de FARN.
El presidente Fernández sostuvo en un evento organizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el 3 de noviembre de 2021, que su gestión diseñó un marco legal para garantizar la erradicación de la deforestación ilegal.
Selva peruana (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 14.09.2021
América Latina
Argentina recibe donación más grande en América Latina para proteger bosques nativos
En noviembre de 2020, el Fondo del Clima de la ONU aprobó la propuesta de financiamiento por 82 millones de dólares presentada por Argentina para el Programa de Pago Basados en Resultados REDD+, consistente en la reducción de emisiones por deforestación y degradación de bosques.
En diciembre de ese año, se sancionó una ley que prohíbe la venta de tierras incendiadas: 90% de las quemas son intencionales en Argentina como consecuencia de la especulación inmobiliaria y la extensión de la frontera agrícola.
Argentina está entre los primeros 10 países y comunidades del mundo en producción de alimentos —incluyendo a la Unión Europea—, y aproximadamente 60% de sus exportaciones son materias primas.
La cosecha de granos y cereales a gran escala, en especial de la soja, así como la exportación de carnes y vinos son de los pocos sectores competitivos para una nación inmersa en una grave crisis económica.
Ciclovía en Bogotá, Colombia - Sputnik Mundo, 1920, 05.11.2021
América Latina
Las propuestas más innovadoras para mitigar la crisis climática en América Latina
Pero no todas las provincias del país se ven bendecidas por esta situación. Por ello, como ocurre en la Amazonía brasileña, la deforestación de zonas de bosques y selvas subtropicales de las provincias del norte argentino se ha transformado en una polémica alternativa para expandir las áreas destinadas a ganadería y agricultura, con graves consecuencias ambientales y sociales.
Desde la sanción de la Ley de Bosques en 2007, se desmontaron casi un millón de hectáreas de bosques protegidos. Si bien desde 2014 la deforestación bajó, ya en 2019 un tercio de los desmontes se realizaron en zonas protegidas. En 2020, medio millón de hectáreas fueron incendiadas en el país y en 2021 continuaron los focos.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала