Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Liberales en Nicaragua: de las mieles del poder a la lucha fratricida

© REUTERS / Maynor ValenzuelaUn chico con la imagen de Walter Espinoza, candidato del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) en las Elecciones generales de Nicaragua
Un chico con la imagen de Walter Espinoza, candidato del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) en las Elecciones generales de Nicaragua - Sputnik Mundo, 1920, 05.11.2021
Síguenos en
MANAGUA (Sputnik) — El Partido Liberal Constitucionalista (PLC), protagonista de la política nicaragüense en la frontera entre los siglos XX y XXI, en la actualidad añora las mieles del poder envuelto en luchas intestinas que incluso podrían restarle la condición de segunda fuerza más votada en las elecciones generales del 7 de noviembre.
Finalmente, el 7 de agosto el partido rojo inscribió ante el Consejo Supremo Electoral (CSE) una fórmula presidencial encabezada por el diputado a la Asamblea Nacional (parlamento) Walter Espinoza, y posteriormente sumó a la licenciada en hotelería Mayra Argüello.
En principio el PLC había optado por registrar al binomio Milton Arcia-María Dolores Moncada.
Pero el empresario turístico, un total desconocido en las lides políticas nicaragüenses, renunció a raíz de que el CSE canceló la personería jurídica al partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), a solicitud de María Haydée Osuna, presidenta del PLC.
La salida casi inmediata de Moncada, surgida de las filas juveniles de la organización, fue achacada a un accidente doméstico, sin que el percance quedara totalmente claro.

Historial de disputas

Las rencillas a lo interno de la organización, fundada en 1968 como Movimiento Liberal Constitucionalista, produjeron una crisis de en el seno del PLC a lo largo de 2020.
La disputa por el control de la organización tuvo como enconados antagonistas a la presidenta del partido, Osuna, y el también diputado Miguel Rosales.
Retratos de los políticos detenidos en Nicaragua - Sputnik Mundo, 1920, 05.11.2021
América Latina
Elecciones en Nicaragua: los candidatos que nunca fueron…
La facción de Rosales en todo momento contó con el apoyo de la entonces diputada María Fernanda Flores, esposa del exmandatario Arnoldo Alemán (1997-2002), considerado el presidente honorífico de esa fuerza.
Flores de Alemán, en prisión domiciliaria desde el 21 de junio "por realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación, incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos, pedir intervenciones militares, organizarse con financiamiento de potencias extranjeras", según un comunicado de la Policía Nacional, había perdido su curul parlamentario el 26 de noviembre de 2020 a instancias del grupo de Osuna.
La litis por el control de los sellos del partido calentó en la sede del PLC el verano (boreal) de 2020, que transcurrió entre dimes y diretes de las partes en pugna.
Una convención nacional del partido convocada el 11 de julio del citado año reconoció a Rosales como presidente, luego de ser elegido por 12 de los 17 miembros del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), lo cual fue calificado por Osuna como "un dedazo".
Silueta de una mujer - Sputnik Mundo, 1920, 04.11.2021
América Latina
Alternabilidad de género en elecciones de Nicaragua: logro inédito en América
El litigio se extendió hasta el 21 de enero de 2021, cuando ambos contendientes fumaron la pipa de la paz y el CSE emitió una resolución en la cual reconocía a Osuna como representante legal del PLC.
En medio del proceso de cara a las elecciones generales, que comenzó a principios de mayo, el sismo divisionista aún registró algunas réplicas, cuando Milton Arcia acusó a los miembros de la Junta Directiva de tráfico de influencias para que Rosales se alzara con la candidatura.

Pacto con Ortega

Sobre el PLC recae además la sombra larga de la acusación de una parte de la oposición nicaragüense, que no le perdona la firma del llamado pacto Alemán-Ortega, en 2000.
Tal acuerdo entre el presidente aupado a la primera magistratura por el PLC y el líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN, izquierda) conllevó a modificar la Constitución Política de 1987.
La reforma estableció que un candidato a portar la banda presidencial podría ganar en primera vuelta con el 40% de las boletas a su favor (en lugar del 45 estipulado con anterioridad) y lo bajaba hasta los 35 puntos porcentuales, si el primer lugar en la votación aventajaba en cinco al segundo.
Con esas reglas del juego, el FSLN retornó al poder en las elecciones del 5 de noviembre de 2006, con el 38,07% de las boletas a su favor.
El candidato del PLC, José Rizo, logró el apoyo del 26,21%, válido para el tercer lugar, superado por Eduardo Montealegre, de la Alianza Liberal Nicaragüense (29), una fuerza escindida del propio partido rojo.
Nicaragua: el 7 de noviembre se juega la legitimación del Frente Sandinista - Sputnik Mundo, 1920, 04.11.2021
Telescopio
Nicaragua: "El 7 de noviembre se juega la legitimación del Frente Sandinista"
Atrás quedaban los tiempos que el PLC condujo a la silla presidencial a Alemán (1997-2002) y al recién fallecido Enrique Bolaños (2002-2007).
La candidatura de ganadero Alemán triunfó el 20 de octubre de 1996 con el 50,99% de los votos, por los 37,83 del FSLN, mientras el 4 de noviembre de 2001 al ingeniero Bolaños lo respaldó el 56,31, una ventaja de 14,03 puntos sobre Ortega.
Una encuesta de la empresa de estudios de opinión M&R Consultores revelada el 3 de noviembre le concede a la oposición nicaragüense en su conjunto una intención de voto del 11,2%.
De ese pastel tienen que comer además del PLC, Camino Cristiano, Alianza Liberal Nicaragüense, Alianza por la República y Partido Liberal Independiente.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала