Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Ciencia
Los hallazgos más importantes y logros más emocionantes en el campo de la ciencia.

Invernaderos dentro de tubos de lava en la Luna: "No es ningún sueño, es cuestión de tiempo"

© Foto : Cortesía Green moon ProjectInterior de tubos de lava en la Tierra
Interior de tubos de lava en la Tierra  - Sputnik Mundo, 1920, 03.11.2021
Síguenos en
Con solo 28 años un ingeniero malagueño ha captado la atención de la Agencia Espacial China, con la que colabora para crear los primeros invernaderos en la luna. El 'agricultor espacial' cultivará lechugas o tomates en los gigantescos tubos de lava lunares que se acaban de descubrir. Su trabajo permitirá los asentamientos humanos en otros planetas.
Estamos viviendo una especie de segunda carrera espacial, no hay dudas. A la pujanza china se suman los inesperados actores privados, multimillonarios que luchan por ocupar una posición privilegiada a la altura de las estrellas. Este bullicio por estar en la foto espacial está generando nuevos horizontes y ambiciones.
Por ejemplo, recientemente la NASA ha planteado el Deep Space Food Challenge, en busca de soluciones para responder a un reto: generar alimentos en el espacio. Pero la iniciativa estadounidense ya llega tarde, gran culpa de ello la tiene un ingeniero malagueño.
"Ya llevábamos muchos años trabajando en esta línea, colaborábamos con India y ahora tenemos un gran acuerdo de investigación con China", cuenta a Sputnik José María Ortega, líder del programa internacional Green Moon Project.
Su trabajo le ha valido el sobrenombre de agricultor espacial. Aún en fase de investigación y con solo 28 años, José María Ortega propone soluciones concretas y con plazos asumibles para resolver uno de los mayores retos en el espacio: crear cultivos que permitan suministros que no vengan de la Tierra. Sin Green Moon Project y sin la posibilidad de crear invernaderos lunares, pensar en colonias espaciales es aún inasumible, dado el coste del envío de suministros.

"No es un proyecto accesorio, es una prioridad absoluta y todos los países investigan en esta dirección. El salto evolutivo del ser humano fue la agricultura, que permitió que dejáramos de ser nómadas y nos desarrolláramos. Eso es lo que queremos propiciar ahora, pero en otros planetas". El salto cualitativo que la investigación de Green Moon Project con China puede crear nos permite soñar con habitar otras superficies planetarias o la propia luna.

© Foto : Cortesía Green Moon ProjectExtracción de muestras de tierra en la isla de Lanzarote
Extracción de muestras de tierra en la isla de Lanzarote  - Sputnik Mundo
1/3
Extracción de muestras de tierra en la isla de Lanzarote
© Foto : Cortesía Green Moon ProjectEquipo conjunto con la Agencia Espacial China
Equipo conjunto con la Agencia Espacial China - Sputnik Mundo
2/3
Equipo conjunto con la Agencia Espacial China
© Foto : Cortesía Green moon Project Interior de tubos de lava en la Tierra
Interior de tubos de lava en la Tierra  - Sputnik Mundo
3/3
Interior de tubos de lava en la Tierra
1/3
Extracción de muestras de tierra en la isla de Lanzarote
2/3
Equipo conjunto con la Agencia Espacial China
3/3
Interior de tubos de lava en la Tierra

La semilla de un sueño

El proyecto nació de la vocación de José María Ortega, ingeniero malagueño que trabajaba para la automovilística Bentley, pero que quiso soñar con más altos vuelos. Compitió con un equipo de amigos ingenieros y biólogos en 2016 en Lab to Moon, de Google Lunar X Prize (GLZP). Había 3.400 equipos de todo el mundo. Para su sorpresa, su proyecto quedó entre los 15 primeros seleccionados, "simplemente proponíamos una respuesta al comportamiento de una planta en la gravedad de la luna".
Hoy, el desarrollo de una planta en la luna, donde la gravedad es seis veces menor que la terrestre, es el principal reto de Green Moon Project y los resultados de su trabajo forman parte de la campaña que China comenzó en 2019.
La misión Chang’e-4 ya logró que germinara una semilla de algodón en la Luna, aunque ésta no sobrevivió a la noche lunar. Tras esta experiencia, Ortega y el Centro de Exploración Espacial de la Universidad de Chongqing, ligado a la Agencia Espacial China, empezaron su colaboración en astrobiología y ecosistemas extraterrestres.
© Foto : Cortesía Green Moon ProjectJose María Ortega durante la firma del acuerdo entre Green Moon Project y Universidad de Chongqing
Jose María Ortega durante la firma del acuerdo entre Green Moon Project y Universidad de Chongqing - Sputnik Mundo, 1920, 03.11.2021
Jose María Ortega durante la firma del acuerdo entre Green Moon Project y Universidad de Chongqing
"Este proyecto se erige en tres pilares básicos la geología planetaria, la biología vegetal y la tecnología espacial", los objetivos y plazos de Green Moon Project son posibilitar que una planta germine y se desarrolle en la gravedad lunar, al menos, en un periodo de dos semanas dentro de una cápsula para 2025.
"Las semillas tienen miles de años de evolución en la superficie y gravedad terrestre. Lo principal es entender cuál es la reacción a la gravedad lunar".
Junto al equipo de Green Moon Project, desde Granada expertos en biología vegetal desarrollan las sondas en las que se desarrollarán las primeras semillas. La lista de la compra lunar estará compuesta por semillas de rápido crecimiento: lechugas, tomates, pimientos, rábanos y trigo, "para ello creamos placas con 500 gramos de tierra de la isla de Lanzarote, regolito basáltico, que es lo más similar al suelo lunar", nos cuenta la Coordinadora Biológica del proyecto, Eva Sánchez, de Innoplant.
"Nuestro trabajo es determinar cómo complementar ese regolito, ya sea nutricionalmente o con microorganismos, para que la planta se desarrolle ", explica Eva Sánchez. El reto es anular los tempos de luz lunar con suministro artificial y contrarrestar los cambios bruscos de temperatura en la luna, de +107º a -153º. "Respecto a la microgravedad, presumimos que la planta podría crecer más rápido, pero aún tenemos que saber cómo afectará al desarrollo hormonal y la floración"

Con el empuje del volcán

El proyecto de Green Moon Project evidencia que estamos, cada vez más cerca, de ser humanos interplanetarios. No podemos olvidar que existen proyectos por parte de Rusia, China, Estados Unidos y Europa de crear aldeas lunares, "no solo se trata de evitar el transporte de la tierra de alimentos, también permitiremos la creación de oxígeno si nuestros cultivos prosperan", apunta Ortega.
El universo (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 09.12.2020
Internacional
Cultivar tomates en la Luna o Marte podría ser una realidad: la misión de los agricultores espaciales
Este paso mayúsculo cuenta con el inesperado apoyo que emerge del interior del planeta Tierra a través de los volcanes. La erupción de La Palma nos ha permitido familiarizarnos con los tubos de lava, las formaciones que el magma genera en el interior de la nueva superficie volcánica. En la Luna o Marte, estas estructuras tienen una importancia mayor. Por un lado, recientes estudios constatan su existencia en esos planetas y un tamaño inesperado.
"Estos tubos pueden ser infraestructuras naturales dentro de las que ubiquemos nuestros invernaderos o bases humanas, porque en el interior estamos a salvo de la radiación solar y hay mayor habitabilidad para el ser humano y la vida vegetal". Los tubos de lava de la Luna o Marte son gigantes. Si el mayor tubo de lava de la Tierra cuenta con 40 metros de diámetro, en Marte habría que multiplicar esta cifra por 80 y en la luna por 300 ó 700.
Ciudades enteras podrían desarrollarse en el interior de un tubo de lava lunar, a salvo además de las lluvias de meteoritos. "Es una posibilidad, no una ilusión o un sueño, ¿por qué no imaginarlo para un futuro próximo? A la velocidad a la que progresa la carrera espacial, pronto regresaremos a la luna y seguro que a Marte", valora Ortega.

Una carrera con acento español

El empuje posibilitado para el desarrollo lunar por las misiones chinas es increíble, "¡hemos progresado tanto en tan poco tiempo!", reflexiona el joven ingeniero. El de Ortega es un perfil cada vez más común, hay un emergente ecosistema de investigadores españoles que trabajan para los corredores universales de la carrera espacial.
Masha Te Cuenta - Sputnik Mundo, 1920, 16.07.2021
Tecnología
El valioso tesoro de la Luna: ¿por qué se invierten miles de millones de dólares en su exploración?
Empresas españolas como DLD Space, DHV Technology o Ienai Space no han dejado de crecer en los últimos años. A la tradicional presencia de Rusia y EEUU, hay que sumar las iniciativas de la Agencia Espacial Europea (ESA), India y "sobre todo China, pero también del sector privado", apunta Ortega.
La aparición de los multimillonarios que se permiten apostar a la carrera espacial, con los Jeff Bezos, Elon Musk o Richard Branson como rostros visibles, ha adereza la competición de las estrellas, no solo con geopolítica, sino con intereses comerciales.
"Todo el mundo entiende la relevancia que esto tiene y nadie quiere perder su sitio allá arriba. Los costes de lanzamiento al espacio se han abaratado, la tecnología de cohetes —Soyuz— rusos no ha dejado de desarrollarse, permitiendo mejoras estables. Estamos viviendo un momento dulce e irá a más, somos muchos los jóvenes en este mundillo"… mundillo dice José Luis Ortega, a quien la Tierra se le queda chica.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала