Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Qué pasa
La incertidumbre se apodera del mundo cada vez más. En Sputnik tomamos distancia para poder explicarte lo que está sucediendo. Análisis y opiniones de voces autorizadas sobre los asuntos más relevantes a nivel global. 15 minutos, de lunes a sábados.

Mapuches: conflicto en llamas en Argentina y Chile

Mapuches: conflicto en llamas en Argentina y Chile
Síguenos en
Devolución de tierras. Es lo que reclaman los mapuches, tanto en Chile, como en Argentina. Las novedades más recientes indican que el conflicto se ha exacerbado, y por un lado, el Gobierno chileno ha extendido el estado de excepción en regiones mapuche, mientras en Argentina el Senado prorrogó la suspensión de desalojos a comunidades indígenas.

La historia en Chile

En Chile, desde hace varias semanas se han venido registrando varios incendios contra iglesias, viviendas; ataques contra civiles y policías, huelgas de hambre de presos indígenas y tiroteos que han dejado víctimas mortales.
Con la extensión del estado de emergencia, la seguridad en las calles sigue estando a cargo de unos 2.000 miembros de las Fuerzas Armadas chilenas y, en caso de que haya una segunda extensión, el mandatario debe contar con la autorización del Congreso.
Piñera se refirió días pasado a los grupos vinculados con el narcotráfico, el terrorismo y el crimen organizado que están desestabilizando la tranquilidad en las regiones del sur, habitadas en su gran mayoría por miembros de la comunidad mapuche y, por ende, donde más movimientos indígenas hay. "Este estado de emergencia, lo quiero decir con todas sus letras, no se dirige contra ningún pueblo, ninguna etnia, ni ningún grupo en especial", dijo Piñera el pasado 12 de octubre al establecer el estado de emergencia.
De acuerdo a France 24, este conflicto en el sur de Chile tiene un trasfondo histórico que se remonta a la mitad del siglo XIX, cuando el Estado chileno se impuso en estas regiones, originariamente mapuches, a través de las armas. Desde entonces, los indígenas fueron perdiendo sus tierras para cederlas a los colonos europeos que iban llegando. La tierra se volvió el centro del conflicto y otros invasores contemporáneos siguieron ocupando las tierras que tenían dueños ancestrales: empresas agrícolas y forestales empezaron a explotar los recursos naturales en varias zonas.

La historia en Argentina

Mientras, en Argentina esta semana el Senado prorrogó la suspensión de desalojos a comunidades indígenas. El radicalismo acompañó la media sanción, pero el PRO acusó al oficialismo de abrir la puerta a nuevas tomas. El oficialismo dijo que "la derecha siempre busca un enemigo interno" y calificó los hechos en Río Negro como actos de delincuentes comunes.
"Hay complicidad en algunos funcionarios que instigan" la violencia en la provincia de Río Negro, dijo la gobernadora Arabela Carreras en referencia al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas [INAI] en medio de la escalada del conflicto mapuche en la Patagonia argentina. Carreras minimizó así la carta que el presidente Alberto Fernández le envió la semana pasada diciendo que no era deber del Gobierno federal reforzar la seguridad en las rutas nacionales.
"Tenemos una excelente convivencia. Pero hay mucho conflicto porque los derechos se superponen y hay diferentes momentos de ocupación de tierras. Lo estamos abordando con equipos técnicos de trabajo, en los juzgados, y se están resolviendo en una convivencia pacífica. Pero hay que reconocer cuándo hay delincuencia", remachó Carreras.
De momento, Carreras confirmó desde El Bolsón, que el nuevo ataque incendiario que destruyó la sede del Club Andino Piltriquitrón, fue incluido en la denuncia presentada la semana pasada ante la Justicia Federal para que se investiguen varios sucesos como parte de una organización terrorista.
De este modo se suma a la denuncia original, a la que la jueza subrogante Silvina Domínguez dio curso, para investigar quiénes están detrás de los ataques incendiarios y violentos en la oficina de turismo de El Bolsón y el campamento de vialidad rionegrina en el camino al cerro catedral, en Bariloche, ambos ocurridos el 3 de octubre pasado.
Las personas consultadas coinciden en que el inicio de las tensiones al sur de Argentina son las compras de grandes extensiones de tierra en las últimas décadas. Una de las adquisiciones más conocidas fue la que hizo Carlo Benetton, de la familia dueña de la conocida marca italiana de ropa. Según la agencia de noticias Télam, el empresario compró terrenos que suman 900.000 hectáreas [unas 132 veces el área de Manhattan] en la Patagonia argentina.
Mientras, Ariel Epulef, líder de la comunidad mapuche Curruhuinca, en San Martín de los Andes, en la provincia de Neuquén quien está de acuerdo con las protestas pero no comulga con acciones violentas, aseguró que no todo su pueblo participa en ellas ni las apoya. "Hay sectores radicalizados y esta situación hace que nos pongan en el mismo lado de la balanza, cosa que perjudica a los que intentamos hacer políticas de reconocimiento".
El analista internacional Cristian Taborda advierte que "hay un trasfondo político que va más allá del reclamo legítimo de comunidades mapuches, que merecen ser reconocidas y que se manifiestan de forma pacífica, y que reconocen, tanto a la nación chilena, como a la nación argentina, y sostienen la legitimidad de éstas, y no atentan contra ellas como sí lo hacen estos grupos de guerrilleros como la RAM o la WAM, en donde justamente quien se erige como referente de estas organizaciones, Jones Huala, extraditado en Chile desde Argentina en 2018, fue condenado a 9 años de prisión por haber incendiado una estancia de Pisu-Pisue en 2013, condenado por la Corte Suprema, además de tener en la carátula la posesión ilegal de armas de fabricación casera".
"Y justamente en una carta reciente, Jones Huala, líder de la RAM, dejaba en claro que la única acción creíble para resolver pacíficamente y dialogando el conflicto, sería devolver todo el territorio ancestral mapuche: el reclamo por las tierras viene a justificar las acciones violentas y los atentados contra el patrimonio común de los argentinos y de los chilenos", apunta Cristian Taborda.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала