Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

No habrá más amnistía para los perseguidos políticos del Gobierno de facto de Jeanine Áñez

© AP Photo / Juan KaritaPolicías bolivianos
Policías bolivianos - Sputnik Mundo, 1920, 26.10.2021
Síguenos en
Por consejo de un informe internacional, el presidente boliviano, Luis Arce, dio de baja el indulto para quienes fueron encarcelados por protestar contra el golpe de 2019. Desde el Gobierno aseguraron que ningún militante del MAS recurrió al perdón presidencial para recuperar su libertad.
El Gobierno de Luis Arce derogó el decreto 4461, de amnistía para las y los perseguidos por el régimen de Jeanine Áñez (2019-2020), en obediencia a las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI). Según su informe, el indulto no sirve para obtener justicia por los delitos cometidos en el marco del golpe de Estado de 2019.
En diálogo con Sputnik, el viceministro de Justicia y Derechos Fundamentales, César Siles, afirmó que ningún militante del Movimiento Al Socialismo (MAS) se había beneficiado del decreto recién derogado —había sido promulgado en febrero de 2021— por la Asamblea Legislativa Plurinacional, gracias al cual recuperaron su libertad 1.059 personas.
"Quiero dejar bien claro que, hasta la fecha, no se ha gestionado ninguna solicitud de amnistía por razones de persecución política", dijo el viceministro Siles.
Y afirmó que, en este aspecto, el presidente Arce "ha sido cauto. Incluso antes de recibir las recomendaciones del GIEI, el Gobierno ha decidido no hacer ningún trámite al respecto. Al contrario, como Ministerio de Justicia hemos impulsado los procesos contra los perseguidos políticos, para que de una vez concluyan en la Fiscalía y el Órgano Judicial".
El informe del GIEI, publicado en agosto pasado, señala que "desde un punto de vista material, una amnistía o indulto puede interferir negativamente en la obtención de la verdad y la promoción de justicia".
"Se advierte que la aplicación del Decreto Supremo (4461) puede reforzar la percepción de injerencia política del Gobierno en el desempeño de las funciones del Poder Judicial y de la Fiscalía", dice el documento.
El GIEI fue creado en diciembre de 2019, mediante un acuerdo entre el Gobierno de facto y la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH). Este grupo pasó varios meses en Bolivia investigando las vulneraciones cometidas antes y después del derrocamiento de Evo Morales (2006-2019).
Evo Morales votando durante las elecciones de octubre de 2019 en Bolivia - Sputnik Mundo, 1920, 22.10.2021
América Latina
Expertos sostienen que caso de fraude en Bolivia no está cerrado como dice OEA
Tras el golpe de Estado, aproximadamente 1.500 personas fueron detenidas por defender la democracia en protestas sociales. Al cabo de algunos meses en prisión, la mayoría pudo acceder a prisión domiciliaria. El Gobierno de facto los acusaba de delitos como sedición y terrorismo, los cuales no se podían demostrar ante la Fiscalía, por lo cual estas causas finalmente cayeron.
Por este motivo, no fue necesario que los militantes del MAS recurrieran al decreto 4461.

Tradicional liberación de presos

Desde que Morales era presidente, tradicionalmente para fin de año se determinaba liberar a algunos encarcelados, quienes estaban ya demasiados años encerrados sin que sus procesos avanzaran, ancianos, padres y madres de infantes.
Con la llegada de la pandemia de COVID-19, en marzo de 2020, se hacía necesario liberar espacio en las abarrotadas cárceles del país, para evitar el tránsito del virus. A pesar de que Áñez firmó un decreto en este sentido, "no benefició a un número significativo de personas privadas de libertad, principalmente en razón a las múltiples restricciones, limitaciones y trabas burocráticas que contenía" ese texto, mencionaba el decreto 4461 entre sus consideraciones.
Siles afirmó que el decreto recién abrogado tenía la finalidad de resguardar la vida y la salud de las y los presos. Según el último censo carcelario, de 2019, el sistema penitenciario de Bolivia tiene capacidad para 6.700 reclusos, pero alberga a 17.000, lo cual representa un 167% de superpoblación en estos recintos.
Una protesta a favor de encarcelamiento de Jeanine Áñez - Sputnik Mundo, 1920, 26.10.2021
América Latina
La Fiscalía de Bolivia prevé presentar en noviembre una acusación contra Áñez por masacres
Con la liberación de 1.059 personas, Siles consideró que "el decreto ha cumplido su finalidad". Para finales de este 2021, el Gobierno de Arce trabaja en un nuevo documento presidencial para obtener más espacio en las cárceles, que están lejos de descomprimirse.
La superpoblación en las cárceles "se debe a que la mayor parte de los privados de libertad no tienen sentencia ejecutoriada. Están con detención preventiva, que se utiliza como regla y no como excepción", comentó el viceministro.
Y adelantó que "estamos trabajando en la normativa procesal penal, para evitar que se siga aplicando como regla la detención preventiva, porque los procesos no concluyen y la persona sigue detenida preventivamente mientras no hay una sentencia ejecutoriada".
Bandera de Bolivia - Sputnik Mundo, 1920, 25.10.2021
América Latina
El Gobierno boliviano dialogará con las víctimas de las masacres de 2019
Pero por lo pronto, se prepara una nueva liberación de presos para las fiestas que se aproximan. "Estamos esperando a que el presidente nos dé luz verde para anunciar el nuevo decreto", dijo Siles, y explicó que "en Bolivia todos los años se prepara un documento de amnistía e indulto, como una especie de regalo navideño".
Quienes muy posiblemente no se verán beneficiados por el decreto de amnistía serán la expresidenta de facto Áñez y otra decena de sus seguidores, entre exministros, exjefes policiales y militares que continúan tras las rejas por crímenes cometidos durante el reciente Gobierno dictatorial.

"Tienen que concluir los procesos que se están sustanciando actualmente contra el Gobierno de la señora Áñez, sus colaboradores, el alto mando militar y policial. Eso nos ha exigido el GIEI. Y lo exige también la memoria del pueblo", aseguró Siles.

Según este informe, 38 personas fueron asesinadas en masacres como las de Senkata, en El Alto, y Sacaba, en Cochabamba.
"Estos procesos tienen que concluir con acusaciones y sentencias, estableciendo claramente los responsables, así como las sanciones que merecen por esos actos que implican vulneración de derechos fundamentales", dijo el viceministro.
Para Siles, el Gobierno de facto fue más allá de la vulneración de derechos: "El GIEI ha establecido que hubo masacres sangrientas en Sacaba, en Senkata, hubo torturas y persecuciones políticas, que han caracterizado al Gobierno de facto", sostuvo.
Víctimas de las masacres de 2019 marchan hacia La Paz en reclamo de justicia - Sputnik Mundo, 1920, 21.10.2021
América Latina
Víctimas de las masacres de 2019 marchan hacia La Paz en reclamo de justicia | Fotos
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала