Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Qué pasa
La incertidumbre se apodera del mundo cada vez más. En Sputnik tomamos distancia para poder explicarte lo que está sucediendo. Análisis y opiniones de voces autorizadas sobre los asuntos más relevantes a nivel global. 15 minutos, de lunes a sábados.

Rusia aniquila a la OTAN y sus jueguitos

Rusia aniquila a la OTAN y sus jueguitos
Síguenos en
El de principios de octubre fue el último exabrupto que se permitió la OTAN con Rusia. Decidió expulsar a ocho diplomáticos del gigante euroasiático acreditados ante la sede de la Alianza en Bruselas con su típico tópico: el mantra de los espías. Lo fundamentó con el mismo rigor que le caracteriza: ninguno.

La OTAN quemó todas las líneas, y Rusia respondió con firmeza

Cree el ladrón que todos son de su condición, dice un viejo adagio. Y son estos los caminos que trilla la OTAN desde hace tres décadas. Tras violar de forma pertinaz y con obscenidad todos los acuerdos a los que llegó en su momento con la Unión Soviética –y tras la extinción de ésta–, esta 'logia' militar atlantista vendió con la misma desvergüenza propagandista, que todos los desencuentros que tenía con Moscú, eran responsabilidad de Moscú.
Así se fue haciendo con su presencia en países –a los que no considera como tales, sino como meros terrenos para plantar bases militares– que eran de la órbita soviética. Y así llegó a establecerse en las fronteras de Rusia. Y Rusia, que no se mueve de donde está, es la que de acuerdo a la OTAN amenaza su seguridad por el sólo hecho de mover sus tropas dentro de su propio territorio. Es la acusación de lo más escandalosamente burda que ha lanzado esta alianza atlantista en los últimos años.
Cada vez, tensando más la cuerda, continuó con sus provocaciones: ejercicios militares en las narices de Rusia, y el golpe más cercano en este sentido, fue el golpe que Occidente organizó en Ucrania a finales de 2013, desde donde también comenzó a organizar ejercicios militares. Sus provocaciones incluyen las aguas territoriales rusas en el mar Negro, cuyo incidente más reciente fue la violación de ese espacio por parte de un buque de Reino Unido, que fue apercibido con fuego real, a cuenta de un hundimiento en una futura invasión de aguas rusas.

La última partida

Y llegamos a principios de octubre de este mes, y la alianza decide la expulsión de ocho diplomáticos rusos ante su sede de Bruselas. Entonces, el portavoz del presidente, Dmitri Peskov, dijo una verdad como puños: "la OTAN no es un instrumento de cooperación sino un bloque antirruso, tal como muestran sus actividades". Las autoridades rusas prometieron medidas, que llegaron este lunes, cuando el canciller, Serguéi Lavrov, anunciaba:
"En respuesta a las acciones de la OTAN, suspendemos la labor de nuestra misión permanente ante la OTAN, incluida la labor del representante militar principal, probablemente a partir del 1 de noviembre". Rusia "suspende la misión militar de la OTAN en Moscú", y "pone fin a las actividades de la oficina de información" de la alianza en el país, al indicar que "la acreditación de sus empleados será revocada a partir del 1 de noviembre".
Lavrov abundó que Moscú ya no pretenderá que sea posible un cambio en las relaciones con la OTAN en un futuro próximo, pues la alianza "ya declaró la imposibilidad de tales cambios". "La OTAN no está interesada en un diálogo igualitario". Y avisó: "Si los de la OTAN tienen algún asunto urgente, pueden dirigirse a nuestro embajador en Bélgica sobre estos temas".
El analista internacional Eduardo Luque califica esas expulsiones de diplomáticos rusos por parte de la OTAN como "la historia de siempre". "'Yo [la OTAN] digo lo que se me ocurre' en función de unos criterios que nada tienen que ver con el tema del espionaje, porque no presentaron ningún tipo de prueba, pero es igual. Estamos ante una situación en que la OTAN va aumentando la tensión progresivamente".

Alemania, Francia y Polonia hacen 'luz de gas'

Entonces llegaron las reacciones de algunos miembros de la Alianza Atlántica. Muy predecibles. Cualquier persona, podría pronunciar en simultáneo las palabras del ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, aunque no supiera lo que iba a decir. "Esto hace todo más difícil y la situación ya de por sí es complicada. Estamos preparados para el diálogo, pero debemos tener en cuenta que Rusia, aparentemente, no está preparada. Esta decisión es más que lamentable".
En tanto, el viceministro de Exteriores de Polonia, Marcin Przydacz, parece que leyó del mismo papel que Maas. "Con esta decisión, Rusia envía una señal de que no está interesada en resolver las controversias que surjan. Por supuesto, esta decisión debe tomarse con pesar", dijo, como aquel que copia un examen a su compañero más cercano.
Maas calificó la decisión de Moscú como "muy inapropiada" y señaló que "prolongará la edad de hielo" en las relaciones entre Rusia y la OTAN.
Parece que Maas tuvo que inspirarse en el senador ruso Vladímir Dzhabárov, quien el pasado 7 de octubre aseguró que las relaciones entre Rusia y la OTAN atraviesan un período de hielo, al indicar que el comportamiento del jefe de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, es contradictorio pues habla de la necesidad de emprender un diálogo con Moscú, pero al mismo tiempo da pasos hostiles, lo que provoca recelos en los propios miembros de la OTAN.
De acuerdo al analista, estas declaraciones están supeditadas "a la política interior de la Unión Europea [UE], a los designios de la OTAN, y a los designios de EEUU. Es increíble observar como hace muy pocas semanas, EEUU clavara, en palabras del ministro de Asuntos Exteriores francés [Jean-Yves Le Drian], una puñalada por la espalda a Francia por el tema de los submarinos [alianza AUKUS]. Y la reacción furibunda de Francia, en el sentido de un gran enfrentamiento, ha quedado en nada".
Estas últimas palabras de Luque aluden a la reacción del Ministerio de Exteriores de Francia sobre la decisión de Rusia de suspender la labor de las misiones de la OTAN en Moscú. "Lamentamos la decisión injustificada de suspender la misión de representación [rusa] ante la OTAN y poner fin a las actividades de la misión militar y la oficina de información de la OTAN en Rusia a partir del 1 de noviembre", dijo un portavoz de la Cancillería ante la prensa.
"Estamos viendo cómo la supeditación de los países de la UE a la OTAN es difícil de calificar, porque realmente no son socios, son auténticos vasallos", remacha Eduardo Luque.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала