Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

La vacancia por incapacidad moral, eterno karma de los presidentes peruanos

Congreso de la República del Perú - Sputnik Mundo, 1920, 19.10.2021
Síguenos en
El segundo gabinete del presidente de Perú, Pedro Castillo, busca poner límites a la vacancia presidencial por incapacidad moral, un instrumento que desde siglo XIX al XXI se cargó a cinco mandatarios y habilita al Congreso a destituir a un mandatario aún sin haber cometido un delito claro.
Destituir a un presidente por su "incapacidad moral" parece estar muy enraizado en la historia política de Perú. Al día de hoy, cinco mandatarios han tenido que abandonar el sillón presidencial luego de que el Congreso acordara declarar que no se encontraban moralmente aptos para continuar al frente del país.
La deshonrosa lista fue inaugurada por el mismísimo primer presidente constitucional de Perú, José de la Riva-Agüero, en 1823. La primera Constitución peruana terminó de aprobarse luego de la salida del primer mandatario pero ya en ese momento los congresistas alegaron la incapacidad moral de quien aún es considerado un prócer del Perú.
La segunda vacancia le tocó a Guillermo Billinghurst, presidente entre 1912 y 1914, cuando el Congreso acordó destituirlo por incapacidad moral, ya previsto por la Carta Magna peruana. A decir verdad, el parlamento no llegó a votar la vacancia, porque la intervención de las Fuerzas Armadas precipitó un golpe de Estado contra el presidente.
Паспорт Перу - Sputnik Mundo, 1920, 18.10.2021
América Latina
Perú: denuncian presunto espionaje a políticos y periodistas por funcionarios de Migraciones
La historia de las vacancias salta desde allí hasta la década de 1990 y el presidente Alberto Fujimori, que de hecho fue vacado en dos oportunidades. La primera fue en 1992 y luego del autogolpe cometido por el presidente peruano y en una sesión del Congreso en la casa de una diputada. La protección de las Fuerzas Armadas permitió al mandatario ignorar al legislativo, que había sido oficialmente disuelto por el presidente.
Fujimori llegó a hacer vacado ocho años después, en el año 2000. La difusión de vídeos en los que el principal asesor del mandatario, Vladimiro Montesinos, sobornaba a congresistas precipitaron el final de la administración fujimorista. Si bien el presidente escapó a Japón e intentó renunciar a través de un fax, el Congreso rechazó el documento y votó su vacancia por incapacidad moral.
Pedro Pablo Kuczynski llegó al poder en 2016 pero renunció apenas dos años después, cuando el Congreso tenía asegurados los votos para votar su vacancia por incapacidad moral. El mandatario había eludido un intento de vacancia anterior, en ambos casos por denuncias de corrupción contra el presidente.
Vladimiro Montesinos, exasesor del expresidente peruano Alberto Fujimori - Sputnik Mundo, 1920, 30.08.2021
América Latina
Vladimiro Montesinos: la sombra de Fujimori que ahora dormirá en cama de cemento
Martín Vizcarra, sucesor de Kuczynski, evitó renunciar y continuó en el cargo hasta que fue vacado, también por incapacidad moral, por el Congreso en noviembre de 2020. Tanto esa vez como en el intento de vacancia que el Congreso quiso aprobar solo dos meses antes, la principal acusación fueron presuntos actos de corrupción.
Si bien tuvo variantes a lo largo de la historia, la Constitución vigente en Perú, aprobada en 1993, establece en su artículo 113 que una de las causales de vacancia del presidente es "su permanente incapacidad moral o física, declarada por el Congreso". Se trata de un mecanismo diferente al del juicio político o impeachment, también previsto por la Carta Magna pero para los casos en los que los presidentes incurrieron en determinados delitos.

¿Cómo se tramita la vacancia por incapacidad moral en Perú?

Mientras la incapacidad física puede ser claramente verificada, la "incapacidad moral" no es tan sencilla de demostrar. El reglamento del Congreso peruano que establece el mecanismo para vacar a un presidente exige que el pedido de vacancia sea presentado con la firma de "no menos del 20% del número legal de congresistas".
En el pedido, los legisladores deben adjuntar "los fundamentos de hecho y de derecho en que se sustenta, así como de los documentos que lo acrediten o, en su defecto, la indicación del lugar donde dichos documentos se encuentren".
El presidente de Perú, Pedro Castillo, durante un acto por el Bicentenario de Perú en 2021 - Sputnik Mundo, 1920, 15.10.2021
América Latina
Castillo o Cerrón: el punto de quiebre crucial para el Gobierno de Perú
El pedido de vacancia será admitido por el Congreso si consigue el voto de al menos el 45% de los 130 congresistas. Si es así, se fija la fecha para la sesión de debate, en la que el propio presidente puede ejercer su defensa ante los legisladores.
El mandatario perderá su cargo si, tras el debate, se aprueba el pedido de vacancia con el voto de al menos dos tercios de los congresistas. En la destitución de Vizcarra, la última hasta ahora, el Congreso requería el voto de 87 de los 130 integrantes.
La posibilidad de que el legislativo disponga el cese de un presidente sin necesidad de acusarlo de un delito presenta cuestionamientos entre académicos y políticos peruanos, que advierten que la prerrogativa es más propia de un sistema parlamentarista que de un presidencialista como el de Perú.

¿El fin de la vacancia por incapacidad moral?

Entre los preocupados por esta situación está la primera ministra de Perú, Mirtha Vázquez, que asumió la titularidad del nuevo gabinete de Pedro Castillo en octubre, luego de la salida de Guido Bellido.
"Los últimos cinco años la población peruana ha sufrido las consecuencias del uso irresponsable de mecanismos constitucionales que fueron establecidos en su momento para garantizar el equilibrio de poderes y el Estado de Derecho", sostuvo la jerarca en un mensaje grabado.
Para Vázquez, tanto el instrumento de la vacancia como las cuestiones de confianza que el gabinete debe presentar ante el Congreso "han generado momentos de gran inestabilidad, situaciones de violencia e incluso con lamentables pérdidas de vida".
La propuesta del Gobierno al Congreso apunta a regular los temas que ameritan la presentación de cuestiones de confianza, instancias en las que el Ejecutivo requiere al Congreso el apoyo explícito para continuar gobernando. El mismo proyecto de reforma también busca eliminar la vacancia por incapacidad moral.
Vázquez, que inició una ronda de contactos con los partidos políticos representados en el Congreso, remarcó la necesidad de "fortalecer la gobernabilidad y cautelar el equilibrio de poderes, indispensable para construir una democracia amplia y sólida".
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала