Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

La Iglesia católica arremete contra una obra musical "blasfema" en Argentina

CC0 / Unsplash / Una iglesia católica (imagen referencial)
Una iglesia católica (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 13.10.2021
Síguenos en
La cúpula de la Iglesia católica en Argentina llamó a la censura y la renuncia de funcionarios como reacción a la presentación en el Teatro Colón de una adaptación de 'Theodora', un oratorio del compositor germano George Händel, que incluyó textos de la teóloga disidente argentina Marcella Althaus-Reid.
Fueron solo cuatro funciones, pero suficientes para generar una polémica que superó toda expectativa ante la reapertura de la temporada pospandémica en el Teatro Colón de Buenos Aires, el templo de la ópera y la música de cámara de la alta cultura en Argentina.
La puesta en escena de Theodora, oratorio lírico del compositor alemán George Händel que narra el martirio de una mujer en el siglo IV durante la persecución a cristianos por el Imperio romano, tuvo una adaptación que generó el repudio de la Iglesia católica local.
El director de escena y dramaturgo Alejandro Tantanian decidió incorporar un personaje inédito en el libreto original, encarnado por la reconocida actriz Mercedes Morán, quien recitó pasajes seleccionados por el periodista Franco Torchia de la obra de Marcella Althaus-Reid, pensadora argentina autora de libros como Teología indecente y El Dios queer.
"En un primer momento no me pronuncié porque todo lo había iniciado un sacerdote puntual. Ahora bien, cuando hace 48 horas la moción abierta de censura tuvo un acompañamiento tan fuerte de la Iglesia católica, las reglas cambiaron completamente. Decidí alertar porque indudablemente estamos ante un riesgo general, colectivo", contó Torchia a Sputnik.
"Nuestros dioses son queer porque son lo que queremos que sean", se leía proyectado en una pantalla del escenario del Teatro Colón al ingresar. La propuesta era disruptiva e irreverente, cargada de crítica a la moral patriarcal y el dogma eclesiástico, que excluye a identidades disidentes de la posibilidad de la religión y de la fe, donde las mujeres tienen un rol pasivo y secundario.
Al finalizar la tercera función, el viernes 1 de octubre pasado, un puñado de espectadores abuchearon a la actriz, un acto de sabotaje encabezado por el sacerdote Eduardo Pérez, según se lo adjudicó él mismo en los videos que publica en las redes sociales. Luego inició reclamos por discriminación en organismos públicos y continuó la búsqueda de cómplices igualmente ofendidos por la "blasfemia".
Enseguida se difundió una carta abierta de la Corporación de Abogados Católicos, que reclamó la renuncia del titular del Ministerio de Cultura de la ciudad de Buenos Aires, Enrique Avogadro, cartera de la que depende el Teatro Colón, y denunció que la obra produce hechos "lesivos para la libertad religiosa".
Dos días más tarde, se sumó el repudio de la Conferencia Episcopal Argentina, cúpula de la Iglesia católica en el país, que insistió que en la puesta en escena "se bastardearon y blasfemaron la fe y la religiosidad con palabras que no se pueden aceptar referidas a la Virgen María".

Iglesia y censura

En los diferentes reclamos, se enfatizó el hecho de haberse realizado el montaje en un escenario de prestigio internacional como el Teatro Colón, sostenido por el Estado, con el argumento de que se debería considerar el impacto en la porción mayoritaria de la población que es creyente del culto católico.
Los pedidos de censura de los sectores conservadores fueron a su vez rechazados por figuras de la cultura argentina. La escritora Claudia Piñeiro, la filósofa Diana Maffia y la personalidad mediática Moria Casán respaldaron el trabajo de los productores en las redes sociales, mientras que un grupo de 30 intelectuales publicó una carta en defensa de la libertad de expresión.
"No hay ningún representante del poder político en Argentina que se esté manifestando ante esto. Ni uno solo. Marcella es la artífice de una obra que desarma por completo el nudo del poder político tradicional y el negocio de la pobreza de la Iglesia católica. Esto es lo que resulta perturbador e insoportable para ellos", comentó el periodista especializado en asuntos de género y sexualidad.

Indecencia y controversia

Reconocida internacionalmente pero desconocida en su país de origen, Marcella Althaus-Reid nació en Argentina en 1952. Fue miembro de la Iglesia evangélica metodista argentina, donde fue formada para el ministerio. Fue una mujer pionera en graduarse como teóloga.
Aplicó el método de concientización del pedagogo y filósofo brasileño Paulo Freire en proyectos comunitarios en barrios empobrecidos de Buenos Aires. Se mudó a Europa a mediados de la década de 1980 y se radicó en Escocia, donde se transformó en la primera profesora de teología de la New College de la Universidad de Edimburgo. Cuando murió, en febrero de 2009, se declaró luto nacional en este país del Reino Unido.
Diego Peretti, protagonsita de 'El Reino' - Sputnik Mundo, 1920, 24.08.2021
América Latina
'El Reino', la ficción argentina en Netflix que despertó la furia del evangelismo local
Fue una vanguardista pensadora que fusionó los conceptos de lucha de la Teología de la Liberación, corriente religiosa cristiana de las décadas de 1960 y 70, con los postulados modernos de las teorías queer, que elaboran y defienden una concepción del género y la sexualidad como no binarias.
Con exégesis bíblicas en las que se incorpora el deseo, la sexualidad y una cosmogonía liberadora, las teorías de Althaus-Reid profundizaron en la inversión de las estructuras heredadas de la tradición para componer interpretaciones libres y cargadas de líbido queer, no conformista con las normas de género convencionales.
"Sus libros nunca fueron editados y nunca circularon en Argentina, hay que preguntarse por qué. Hasta Theodora, era desconocida aquí. Yo no sé si Marcella hubiera podido publicar en Argentina en vida. Creo que no por la fuertísima incidencia que sigue teniendo la Iglesia", aseguró Torchia.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала