Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

Entusiasmo y desconfianza en la vuelta a las pistas de baile en España

© Europa Press / Lorena Sopêna Jóvenes a la entrada de una discoteca en Barcelona
Jóvenes a la entrada de una discoteca en Barcelona - Sputnik Mundo, 1920, 11.10.2021
Síguenos en
El sector del ocio nocturno ha agradecido la apertura de las pistas de baile y el retorno de sus típicos horarios en buena parte de España. Los expertos sanitarios piden precaución en la reapertura de las discotecas.
El fin de semana del 7 y 8 de marzo de 2020 fue el último en el que el ocio nocturno abrió con normalidad. Ese sábado, el coronavirus sonaba tímidamente en los corrillos formados a las puertas de las discotecas. Uno de tantos, mientras apuraban el cigarro antes de volver a entrar. Días después ese tema de conversación bajaba las verjas de las salas de todo el país. Pasado el confinamiento, las restricciones se fueron levantando poco a poco para restauración, cultura o deporte. No sucedió lo mismo con el ocio nocturno.
Desde el cierre han pasado 19 meses. Periodo en el que se han hecho pruebas en discotecas de algunas comunidades autónomas. Incluso, se han permitido aperturas puntuales. Centenares de salas colocaron mesas en sus pistas de baile para ofrecerse como bares de copas. Casi dos años en los que el sector del ocio nocturno ha perdido más de 24.000 millones de euros, según estimaciones de Spain Nightlife. "Hemos sido los que más hemos sufrido", indica el presidente de España de Noche, Ramón Mas, a Sputnik Mundo. Lejos de los locales, botellones masivos y fiestas ilegales en domicilios y también en establecimientos nocturnos.
© Europa Press / Ricardo RubioInterior de una discoteca en Madrid
Interior de una discoteca en Madrid  - Sputnik Mundo, 1920, 11.10.2021
Interior de una discoteca en Madrid
No obstante, el tiempo ha pasado. En este momento, la incidencia acumulada en España ha caído por debajo de los 50 casos por cada 100.000 habitantes. La vacunación roza el 80 %. Los datos se traducen en la vuelta a una "cierta normalidad" en el ocio nocturno. El fin de semana del 9 y 10 de octubre ha sido el primero de la era COVID-19 en el que las pistas de baile estaban abiertas en casi toda España. A su vez, los horarios de discotecas y salas recuperaban su habitual nocturnidad.
Para Madrid, Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares se trataba de la primera jornada con las discotecas abiertas. Los establecimientos de ocio nocturno ya habían abierto en el resto de territorios. Eso sí, en Murcia y Aragón se mantiene la restricción de bailar en los interiores. "Estamos muy contentos con lo ocurrido este fin de semana. En Barcelona, se han vendido el 95% de las entradas ofertadas en Internet", señala Mas, quien regenta una sala en la capital catalana. Según el empresario, el público joven tenía ganas de volver a "cantar, bailar y disfrutar". "La justificación para vacunarnos es que poco a poco podamos volver a la normalidad. Eso incluye cosas como el ocio nocturno. Además es un sector que económicamente se ha visto muy afectado y del que muchas personas dependían para vivir, y ya va siendo hora que ellos también puedan remontar económicamente", afirma Marina, una de los centenares de personas que inauguraron la noche barcelonesa. "Obviamente siempre con unas medidas y restricciones adecuadas", añade.
© Europa Press / Lorena Sopêna Cola de entrada a una discoteca en Barcelona
Cola de entrada a una discoteca en Barcelona - Sputnik Mundo, 1920, 11.10.2021
Cola de entrada a una discoteca en Barcelona
En Barcelona las colas de las discotecas se estiraban paralelas a portales y muros. La mayoría de asistentes traían su entrada en el móvil. Junto a este, el código QR del pasaporte COVID. Sin la pauta completa de vacunación o un test de antígenos o PCR queda prohibida la entrada a cualquier local de Cataluña, Baleares, Canarias y Galicia. El personal de seguridad se afanaba en revisar móvil por móvil. "Mi compañero de piso fue el fin de semana pasado y le pidieron el certificado de vacunación europeo cotejando los datos del QR con el DNI del que entra, cosa que me hace sentir un poco más seguro. Creo que las medidas de seguridad se van a respetar porque el ocio nocturno lleva mucho tiempo sin actividad y ellos serían los primeros perjudicados en caso de tener que volver a cerrar", puntualiza Javier, residente en Tarragona. "Vería bien hacer test a vacunados y no vacunados antes de entrar para una mayor seguridad", comparte Joan desde Ibiza, isla en la que determinadas discotecas se plantean abrir para las fiestas de cierre.
© Europa Press / Ricardo Rubio Personas en la pista de baile de una discoteca de Madrid
Personas en la pista de baile de una discoteca de Madrid  - Sputnik Mundo, 1920, 11.10.2021
Personas en la pista de baile de una discoteca de Madrid
A más de 600 kilómetros de distancia, el sonido vuelve a brotar de los bajos de Madrid. El céntrico barrio de Malasaña se copa de jóvenes ávidos de celebración. El jolgorio inunda el intrincado callejero urbano. Las luces de colores se transparentan a través de las ventanas que dan a la calle. "Es cierto que son locales cerrados. Pero también lo son los restaurantes y se llenan. Las terrazas están al aire libre y muchas veces la gente está pegada y sin mascarilla. No creo que haya una gran diferencia con una discoteca", asevera Héctor. "Poco a poco debemos de retomar nuestra vida normal", sentencia Naywa.

Control sanitario

A pesar de la reapertura de las salas, todavía existen limitaciones. En Cataluña, La Rioja o País Vasco el aforo sigue limitado entre el 75% y el 80%. En Baleares o Murcia se adelanta la hora de cierre de los establecimientos. La mascarilla y la distancia de seguridad son obligatorias en el interior de los locales de todo el país. Sin embargo, asegurar el cumplimiento de estos dos últimos requisitos es complicado.
Alcohol y diversión acostumbran a ser malos compañeros del control. Imágenes en redes sociales atestiguan que mantener la mascarilla en el rostro no es tarea fácil. "Es una medida muy difícil de cumplir. Por ello, en Cataluña, solicitamos el pasaporte COVID", remarca Mas. El temor a la pasividad de parte de los asistentes o las aglomeraciones de los primeros días alejan también a un importante grupo de jóvenes. "Aún con todas las medidas, creo que sigue habiendo cierto riesgo. Tengo muchas ganas, pero trabajo en educación y no creo que sea lo más conveniente que yo vaya a una discoteca". comenta Flavia. "Esperaré a que la gente no esté tan obsesionada en volver", secunda Elena. "Creo que el consumo de alcohol es incompatible con las pocas medidas que se tomen mientras estas sean necesarias", destaca Anabel.

"Es muy precipitado saltar a una pista de baile sin garantías de control", apunta Helena, vecina de Madrid.

Patricia y Sara no se encuentran en la larga cola del DC10 de Ibiza. Ambas tienen claro que no volverán a un local de ocio nocturno hasta que pasen unos meses. "Ahora se lo tomarán en serio, pero en unos días seguro que cada uno hará lo que le de gana", opina Patricia. "En algunos locales tendrán medidas y en otros se lo pasarán por el forro", continúa Sara. Mientras, polvo y humedad se combinan en el parking de la conocida discoteca balear.
© Europa PressCola de entrada a la discoteca DC10 (Ibiza)
Cola de entrada a la discoteca DC10 (Ibiza) - Sputnik Mundo, 1920, 11.10.2021
Cola de entrada a la discoteca DC10 (Ibiza)
Los expertos sanitarios recuerdan que los espacios interiores mal ventilados siguen siendo "lugares de contagio fácil", independientemente de la situación sanitaria del país. "Hay que entender que un riesgo bajo, no implica un riesgo nulo. No es momento para hacer desaparecer todas las restricciones. Hay que tener mucha cautela. Usar la mascarilla, evitar las aglomeraciones y mantener la distancia es fundamental", insiste el epidemiólogo Daniel López-Acuña.

"No se ha vacunado al 100% de la población y un porcentaje que no ha recibido la segunda dosis. Tenemos que recordar que las vacunas nos protegen de la severidad y del riesgo de hospitalización o muerte, pero no son esterilizantes, por lo que no nos salvan del contagio. Motivo por el que hay que mantener las restricciones en los interiores", puntualiza el experto a Sputnik Mundo.

Desde el sector del ocio nocturno esperan que las restricciones de aforo desaparezcan con el paso de las semanas. "Es una vuelta a la normalidad, pero con un filtro muy fuerte", explica el presidente de España de Noche. Los jóvenes vuelven a fumar a la entrada de la discoteca. Como en marzo de 2020. Pero, inhalan y exhalan humo con la mascarilla bajo la barbilla. El coronavirus probablemente haya dejado de ser tema de conversación antes de perderse entre oscuridad y focos brillantes.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала