Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

El mapa más viejo de Ciudad de México vuelve a su origen tras 470 años

© Sputnik / Eliana GiletMapa de México—Tenochtitlan y sus contornos del Valle de México hacia 1550, expuesto en el museo nacional de Antropología en la Ciudad de México
Mapa de México—Tenochtitlan y sus contornos del Valle de México hacia 1550, expuesto en el museo nacional de Antropología en la Ciudad de México
 - Sputnik Mundo, 1920, 11.10.2021
Síguenos en
Gracias a las gestiones de la historiadora y esposa del presidente mexicano, Beatriz Gutiérrez Müller, durante los próximos siete meses puede verse —por primera vez en México— uno de los mapas más antiguos que se conoce de una ciudad latinoamericana, el cual es un "tesoro de la cartografía universal", según Miguel León Portilla.
"Es de festejar que tengamos este mapa, que podamos verlo en vivo. He estado horas anteriormente viéndolo en digital y editado en el libro, pero en vivo es otra la experiencia de sus colores y detalles", dijo a Sputnik Gerardo Hernández Medina, biólogo de profesión y parte del equipo que estudió el mapa con el principal historiador del mundo prehispánico mexicano, Miguel León Portilla, fallecido en octubre de 2019.
Hernández Medina se volvió uno de sus discípulos más cercanos al final de la vida del maestro, tras una década de haber sido parte del Seminario de cultura náhuatl, que León Portilla dio durante 50 años en el Instituto de investigaciones históricas de la UNAM. Así se encargó de múltiples tareas, entre ellas el diseño de los glifos en la reedición que hizo de su investigación al respecto, en un libro en 2016.
A dos años del fallecimiento del historiador, el mapa de México–Tenochtitlán con sus contornos hacia 1550 que lo apasionó durante sus últimos años, está expuesto de forma gratuita en la sala temporal del Museo Nacional de Antropología, en la ciudad que representa.

Nueva cultura universal

El llamado Mapa de Uppsala, propiedad de la universidad de esa ciudad sueca es, en realidad, de Ciudad de México. Representa la forma que tenía la Gran Tenochtitlán, Tlatelolco y los pueblos del Valle de México entre los años 1550 y 1554, apenas 30 después de su caída a manos de los españoles.
Gerardo Hernández explicó a Sputnik que la organización de la ciudad representada en ese mapa es preexistente a la conquista, ya que la traza urbana original no se modificó. Esta organización es la que se mantiene hasta la actualidad en el centro de Ciudad de México, salvo por el drástico cambio en el paisaje, causado por el largo proceso que fue secando los lagos de la cuenca del Valle de México.
"La traza urbana no se modificó, lo que se modificó fue la arquitectura. Los españoles tumbaron lo que está encima de la tierra y con esa piedra, construyeron nuevos edificios de diferente hechura arquitectónica, pero la urbanidad es la misma hasta hoy", explicó.
Resulta impactante hallar en el mapa la evidencia de que las principales vialidades de la Ciudad de México tienen un origen prehispánico, así como sus denominaciones refieren a un uso ancestral del territorio.
Hay tres elementos que distinguen a este mapa, el más antiguo que se tiene de una ciudad en el continente americano:
1.
Tiene la influencia de la tradición del "mapa paisaje" europeo, que representa el territorio a partir de un punto de fuga de forma similar a como lo hace una fotografía; pero a su vez, éste presenta una perspectiva cenital de la cuenca y una multiplicidad de puntos de vista a 90, 60, 30, 15 grados y hasta a nivel del suelo como en el borde de la laguna, Candelaria de los patos, donde actualmente tiene su sede el Palacio Legislativo de San Lázaro.
2.
Tiene un conjunto de glifos que señalan las actividades de la gente en el territorio: "caza, pesca, música, un tlachiquero (hacedor de pulque), recolectores de fruta y de sal", señaló Hernández, que son claves en la tradición prehispánica. "Aunque el mapa es 30 años posterior a la conquista, todavía se ponen las actividades que había en la región con la técnica pictórica europea para dibujar glifos, y su toponimia de origen prehispánico", agregó.
3.
Es el único mapa que incluye las obras de ingeniería prehispánica que hacían posible que Tenochtitlán y Tlatelolco fueran dos ciudades hermanas construidas sobre un islote en medio de un sistema de lagos.
"Los actuales ejes del sur, el eje 8 y el eje 6, eran como una especie de albarradones para dividir la laguna en cuadros. En época de secas, esto retenía al agua y en las de lluvia, impedía que se desbordara. Las obras hidráulicas prehispánicas no solo protegían la isla, sino que provocaba la formación de chinampas en el litoral, aunque en el mapa no aparecen", explicó.
Campesino en el canal de Xochimilco el último lago de la Ciudad de México - Sputnik Mundo, 1920, 09.06.2021
América Latina
Cómo la Conquista dio inicio a la crisis hídrica que vive la Ciudad de México
Según el análisis de Hernández Medina, lo destacado es la integración de saberes de tradiciones que el mapa presenta. "Es un mapa mestizo, ya que no es europeo ni mesoamericano, sino algo nuevo en la cultura universal, que no existía previamente. Lamentablemente, esta tradición no se siguió, porque hubo intereses españoles que lo cortaron de cuajo", apuntó el experto.

Origen apropiado

Fue el historiador Miguel León Portilla quien retomó en México la investigación del mapa en 1985, tras más de 50 años de olvido luego de un primer trabajo en la década de 1930. Fue este mismo intelectual quien popularizó la hipótesis más aceptada en torno a un posible origen para un mapa apócrifo tan importante: el Colegio de Santa Cruz de Tlatelolco.
Después de más de una década estudiándolo junto al maestro, Gerardo Hernández también tiene mucho para proponer sobre cómo leerlo, por ejemplo, señala que el tamaño sobresaliente del mencionado colegio en el mapa, algo que puede ser tomado como evidencia en favor de la hipótesis esbozada por el maestro, pensando que quienes hicieron el mapa, realzaron su lugar en él.
Según la hipótesis de León Portilla, el mapa fue dibujado en el corazón de la isla, en manos de un grupo mezclado, que reunió el trabajo de los hijos de gobernantes de diversos pueblos originarios que fueron incluidos allí, junto al de un conjunto de mendicantes franciscanos.
"En el Colegio de Santa Cruz de Tlatelolco sucedió la mejor fusión cultural de la tradición mesoamericana-mexica y la española-franciscana del clero regular", explicó la fuente, la cual dejó testimonios en la música, la medicina y si el mapa fuera de su autoría, también en la geografía.
México-Tenochtitlán - Sputnik Mundo, 1920, 30.09.2021
América Latina
México celebra la 'fundación lunar' de Tenochtitlán, pero ¿a qué se refiere este término?
"Este mapa es un vestigio de lo que podía hacer esa fusión de tradiciones que unió la tradición prehispánica cartográfica, seguramente muy rica pero destruida, con la cultura europea de los mapas paisajes", explicó la fuente.
Un momento relevante propuesto en la hipótesis de León Portilla para entender su posible viaje de México a Uppsala está en 1648, casi cien años más tarde, cuando se produjo la última acción armada de la Guerra de los Treinta Años. En ese año, mientras se desarrollaban las negociaciones de paz, fue saqueada la colección de arte que estaba en el Castillo de Praga, dónde se asentaban los bienes del emperador Rodolfo II del Sacro Imperio Romano Germánico, activo entre 1552 y 1612.
El punto es que las obras en poder de este monarca medieval fueron subidas a barcos y enviadas a Suecia tras la toma de Praga, junto con los triunfantes de la última campaña militar montada en la región de la Bohemia.
© Sputnik / Eliana GiletGerardo Hernández Medina, estudioso del mapa de México Tenochtitlan y sus contornos hacia 1550 y discípulo del historiador Miguel León Portilla
Gerardo Hernández Medina, estudioso del mapa de México Tenochtitlan y sus contornos hacia 1550 y discípulo del historiador Miguel León Portilla - Sputnik Mundo, 1920, 11.10.2021
Gerardo Hernández Medina, estudioso del mapa de México Tenochtitlan y sus contornos hacia 1550 y discípulo del historiador Miguel León Portilla
El primer paso de su retorno ocurrió 372 años después, cuando la escritora Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, viajó encomendada por él en misión diplomática en octubre de 2020, por distintos países europeos para "buscar los tesoros de México". Entre ellos estaba el mapa de Uppsala.
Gerardo Hernández se emocionó al enterarse de su regreso a México casi 470 años después de su nacimiento, y apenas dos después del fallecimiento de uno de sus principales estudiosos, el mencionado Miguel León Portilla, que fue su maestro y el de miles de mexicanos más.
Destacó el trabajo del director de la Biblioteca Nacional de Antropología, Baltazar Brito, activo en el asesoramiento de la misión diplomática de la esposa del presidente, para que el mapa fuese incluido en el catálogo.
La cosecha de esa tarea diplomática encargada a Gutiérrez Müller es una nutrida muestra gratuita de obras de arte de variado tipo, "joyas" como las refirió Hernández, quien no ocultó su felicidad de que el mapa esté en México, "aunque sea por poco tiempo", dijo.
La muestra llamada La grandeza de México que lo incluye presenta más de 1.500 piezas y es de acceso gratuito en dos sedes, una en el museo de Antropología y otra, en el edificio central de la Secretaría de Educación Pública, ambos en Ciudad de México, hasta abril de 2022.
Cuitláhuac, ilustración - Sputnik Mundo, 1920, 28.12.2020
América Latina
La increíble historia de Cuitláhuac, el hermano de Moctezuma que derrotó a los conquistadores
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала