Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Octavo mandamiento
Cuando los principios son irreductibles. Cuando la verdad se abre paso ante una de las más graves pandemias de la actualidad: la de las noticias falsas. Ahí está 'Octavo mandamiento', para revelar lo que otros intentan ocultar.

EEUU juega a la ruleta rusa con China y puede desatar la III Guerra Mundial

EEUU juega a la ruleta rusa con China y puede desatar la III Guerra Mundial
Síguenos en
Durante el último año EEUU habría estado entrenando a las fuerzas de Taiwán. Mientras, Rusia lamenta los siete años de oportunidades perdidas en la relación con la UE, mientras el BRICS es un ejemplo de interacción internacional. Desde Colombia advierten que el balance del Acuerdo de Paz no puede ser peor. Este y otros temas en Octavo Mandamiento.

El pecado capital de EEUU

Fuente: The Wall Street Journal. Según este medio estadounidense, durante al menos un año una unidad de operaciones especiales y un contingente de marines de EEUU han estado instruyendo a las fuerzas terrestres y marítimas de Taiwán. Una noticia que sale a la luz en una semana en que crecen las tensiones entre China y la isla a causa de las pretensiones secesionistas de Taipéi.
Algo que se conoce en la misma semana en que la Casa Blanca anuncia una reunión virtual entre los presidentes, Joe Biden, y Xi Jinping, para antes de finales de año, y en la misa semana en que el jefe de Estado norteamericano aseguró haber llegado con su par chino a un compromiso sobre Taiwán. "He hablado con Xi sobre Taiwán. Estamos de acuerdo, cumpliremos con el acuerdo de Taiwán. […] Dejamos en claro que no creo que deba hacer otra cosa que no sea cumplir con el acuerdo", dijo.
En este contexto, hay que recordar que durante las décadas de 1970 y 1980, Pekín y Washington firmaron tres comunicados conjuntos cuyo contenido decía claramente que "solo hay una China" y Taiwán es parte de la China continental.
China considera a Taiwán una parte integrante de su territorio, por lo que rechaza cualquier intento que ponga en cuestión este principio y más cuando casi todos los países, incluido EEUU, reconocen la soberanía china sobre el gobierno autónomo de la isla, que desde que está en manos de la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, no solo los movimientos secesionistas han ido ganando espacio, sino que se ha ido fraguando una especie de cooperación militar y económicos entre Taipéi y Washington.

Rusia-UE: "7 años de oportunidades perdidas"

Rusia llama a la UE a aprovechar las potencialidades de ambas en en desarrollo de la cooperación de beneficio mutuo tras siete años perdidos, declaró este viernes el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en referencia a las sanciones impuestas por EEUU y sus socios europeos contra Moscú tras la adhesión en 2014 de Crimea a la Federación de Rusia.
El jefe de la diplomacia rusa hizo esta declaración en el marco de su reunión anual con la Asociación de Empresas Europeas [AEE] en Rusia, un evento que permite conocer la visión de las partes de las relaciones entre el gigante euroasiático y el viejo continente y las vías que permitan cambiar la situación para el bien de ambas partes.
Lo único constructivo que se ha producido en los últimos meses, ha sido la iniciativa lanzada por la canciller federal [de Alemania Angela] Merkel y [el presidente de Francia, Emmanuel] Macron, una iniciativa dictada por la vida misma de organizar con urgencia una cumbre Rusia-UE. Sin embargo, esta iniciativa quedó enterrada porque se ha perdido en la jungla de una lógica absolutamente absurda, cuando algunos miembros de la UE consideraron que una cumbre de esta índole supondría un obsequio para la Federación de Rusia.
"No nos hacen falta regalos, no los esperamos de nadie, no es el objetivo para el cual existimos y trabajamos. No ciframos ningunas esperanzas exageradas, estamos conscientes de que la situación existente se ha ido demasiado lejos y nadie será capaz de cambiarla de la noche a la mañana. La confianza resultó ser demasiado socavada a consecuencia de una serie de medidas unilaterales de parte de Bruselas. Pero aun así, consideramos que no hay por qué agravar esta situación, bastante seria de por si, y como mínimo, apostamos por abstenernos de introducir nuevos factores irritantes negativos que solamente pueden alimentar y hacer crecer la inercia negativa de los últimos años", abundó Lavrov, quien habitualmente emplea un lenguaje diplomático, pero que esta vez se expresó con claridad para dar a conocer la postura de Moscú a los empresarios europeos que operan en Rusia.
Lavrov llamó a sacar el máximo provecho del potencial de Rusia y los países comunitarios para reanimar y dar una nueva vida a las relaciones que están viviendo sus peores momentos. "Como solución ideal proponemos buscar puntos de contacto en las esferas donde nuestros intereses coinciden", declaró, al indicar que Rusia aboga por desarrollar una cooperación pragmática con la UE, y que "los proyectos empresariales, las inversiones mutuas y el comercio son las esferas donde tales posibilidades existen".
Es evidente que pese a las sanciones, Rusia y la Unión Europea son socios de mucha importancia. En los primeros siete meses del año en curso, tras un repliegue de la pandemia, el comercio mutuo excedió los 150.000 millones de euros y creció casi el 40 por ciento en comparación con los indicadores del mismo período de 2020.
El canciller ruso citó estas cifras a los empresarios europeos y subrayó en este contexto que Moscú está "por desarrollar una cooperación pragmática considerando las necesidades reales que se desprenden de las tareas del desarrollo socio-económico de Rusia y de los países europeos, cuya actividad empresarial está representada en esta sala".
"Estamos abiertos a sostener un diálogo constructivo sobre todos los asuntos, sin exclusión alguna, pero solo en pie de igualdad", dijo Lavrov añadiendo que Rusia rechaza el trato desde posiciones "maestro – alumno". Si se impone el sentido común, Rusia y la UE podrán "elaborar un modelo de relaciones nuevo, eficaz y bien equilibrado, que responda a la nueva realidad", señaló.

"El balance no puede ser más deprimente": sentencian Acuerdo de Paz colombiano

Las esperanzas, a raíz del Acuerdo de Paz firmado hace cinco años entre el Estado colombiano y la guerrilla de las FARC, no se cumplieron, según el analista Juan Isidro Mogollón Flórez, entrevistado para Octavo Mandamiento en la zona conflictiva del Catatumbo de la nación andina.
"Los resultados para el beneficio de los combatientes y para la población son bastante negativos. Solamente hasta hoy se ha cumplido el 3% de lo pactado", manifestó, al citar el ejemplo del Catatumbo donde "no ha cambiado nada, no hay caminos, hay menos carreteras y electrificación", entre otros hechos nefastos, que la zona se haya "convertido en uno de los productores más importantes de la hoja de coca", la única posibilidad para que los campesinos puedan "medio existir".
Agregó que "cada día la población entiende que el Ejército y el paramilitarismo son la misma cosa y continúa la pérdida de vidas humanas muy importante por el accionar de esas fuerzas oscuras".
"El gran problema de Colombia y de buena parte de la población en el mundo de hoy es el modelo neoliberal: hoy en día no existe en el país el derecho al trabajo, más de la mitad de la población vive en situación bastante precaria, la salud privatizada, los servicios públicos privatizados, y eso solamente beneficia al 5% de la población colombiana, y el resto de los hombres y las mujeres no tenemos aquí en Colombia derechos de ninguna índole, sino que vamos cada día perdiendo más terreno en el campo social", denunció Mogollón Flórez.
En este contexto, expresó la esperanza de que las próximas elecciones presidenciales desemboquen en un cambio de rumbo de Colombia.

BRICS, modelo de interacción internacional "sin ocultar agendas y sin dobles estándares"

El grupo BRICS, integrado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica, constituye una pieza fundamental en la construcción de un mundo verdaderamente multipolar, donde los grandes beneficiados serán las naciones que por ahora no tienen la suficiente voz y participación en la gobernanza global.
Así se desprende de la entrevista exclusiva concedida a Sputnik por el responsable del tema del BRICS en el Departamento de Planificación de Políticas Exteriores de la Cancillería rusa, Mjaíl Malkov, en el marco del recientemente celebrado foro internacional 'Rusia e Iberoamérica en el mundo globalizante.
–¿En qué mundo vivimos, es decir, es un mundo que sigue siendo unipolar, o ya podemos constatar su multipolaridad? ¿Y cuál es el papel que desempeña el BRICS en este sentido?
–El mundo de hoy es desgraciadamente bastante complejo, fruto del entrelazamiento de muchos factores, agravados además por los desafíos de la pandemia. ¿A dónde vamos? Lo deseable sería avanzar hacia una multipolaridad eficaz y verdadera, donde se tomen en consideración los intereses de un círculo de países más amplio posible, en vez de los de unos pocos grupos. En este sentido, asignamos el papel decisivo al fortalecimiento de los mecanismos de la ONU como plataforma coordinadora, y, obviamente, al fortalecimiento del derecho internacional como principal regulador de relaciones entre Estados.
–¿Hasta qué punto el BRICS podría considerarse un grupo de carácter monolítico?
–Hablar del carácter monolítico del grupo BRICS no sería un planteamiento correcto, porque no es un bloque creado contra alguien, sino que es una agrupación de cinco Estados para abordar, tanto los retos actuales del mundo, como también las cuestiones de la cooperación entre los países miembro. Algo que determina la forma en la que funciona esta agrupación, dado que estos cinco países representan distintos continentes, tienen cada uno su propia historia y prioridades económicas, así como distintas ideologías políticas. No obstante, esta agrupación nos permite llevar un diálogo productivo, razón por la cual vemos en el BRICS un modelo de cómo pueden interactuar los Estados, sin ocultar sus agendas y sin dobles estándares.
–¿Cuáles serían los beneficios de la existencia y el desarrollo del BRICS para América Latina?
–La existencia del BRICS es importante, no sólo para Latinoamérica, sino también para el resto del mundo. Vuelvo a repetir que es una agrupación de nuevo tipo dirigida a preservar el derecho internacional, el papel central de la ONU en los asuntos internacionales y, obviamente, una mayor toma en consideración de los intereses de los países en desarrollo. En este contexto, los países latinoamericanos no son una excepción. En muchos aspectos, las posiciones y los enfoques que se articulan desde el BRICS van en sintonía con las posturas de los países de Latinoamérica, tratándose concretamente de una mayor participación en la gobernanza global, en la creación de una arquitectura internacional más equitativa y democrática. Por esta razón, el BRICS constituye un importante indicador del desarrollo de los procesos globales, y, obviamente, en nuestro trabajo tratamos de tomar en consideración las tendencias globales y regionales que son de actualidad para nuestros socios en América Latina.
–¿Cuál es la probabilidad de una ampliación del BRICS, habiendo noticias como las sobre una eventual adhesión de Argentina a este grupo?
–Vuelvo a repetir que nosotros apostamos por el fortalecimiento de los formatos de cooperación con los países en desarrollo y los Estados con economías de mercado emergentes. Son formatos ya existentes, tratándose del mecanismo del ‘BRICS Plus' y del ‘BRICS outreach', unos formatos que nos permiten mantener la comunicación con países que no integran el grupo. Desgraciadamente, la pandemia marcó el desarrollo de estos formatos, ya que es muy complicado llevar este tipo de reuniones en formato online. No obstante, esto no significa de ningún modo que la postura de Rusia sobre esta cuestión haya cambiado. Por el contrario, nos comprometemos a fortalecer esta interacción, precisamente en los formatos del ‘BRICS Plus' y del ‘BRICS outreach'. Pero vuelvo a subrayar que la ampliación del grupo debe ser, primero, una decisión consensuada de todos los cinco países miembro, y por ahora estas cuestiones no han estado sobre la mesa.
–¿Cómo se siente el BRICS en estos momentos, tratándose de las circunstancias de una pandemia global, con todo lo que acarrea?
–Sí que ha habido cierta desaceleración en el funcionamiento del BRICS a causa de la pandemia, una ruptura en nuestras comunicaciones tradicionales a consecuencia de ‘lockdowns' y restricciones en la movilidad. Pero, no obstante, hemos logrado organizar nuestro trabajo en formato telemático, y hacerlo de manera productiva. No hemos logrado poco, sino que incluso en algunos aspectos hemos alcanzado grandes avances, entre ellos, la adopción de una estrategia de la cooperación económica hasta el año 2025, así como de una estrategia antiterrorista que implica medidas prácticas para fortalecer la interacción de los miembros del BRICS en esta materia. Asimismo, se desarrollan formatos como un grupo de trabajo contra el terrorismo, además de avanzarse en el tema de la seguridad comunicacional. Es decir, la pandemia sí que está impactando nuestra actividad, pero no nos resignamos, sino que trabajamos para que la cooperación entre los cinco Estados miembro traiga beneficios para todas las partes".
Invitamos a los oyentes de Octavo Mandamiento a compartir sus opiniones sobre los acontecimientos más importantes en sus países, enviando mensajes de voz de un máximo de dos minutos al WhatsApp del programa: +7 968 766 28 74.
El equipo del programa está integrado por Javier Benítez, Víctor Sújov, Karen Méndez y Víctor Ternovsky.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала