Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

Rendir más y ganar lo mismo: así será la jornada laboral de 4 días en la Comunidad Valenciana

© Foto : Pixabay / Mohammed HassanJornada laboral de cuatro días (imagen referencial)
Jornada laboral de cuatro días (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 07.10.2021
Síguenos en
Trabajar 32 horas a la semana es un modelo que se empieza a ensayar de forma voluntaria en algunas empresas españolas con condiciones dispares. Pero en la Comunidad Valenciana se han presupuestado 10 millones de euros de ayudas públicas para que la reducción no implique una merma salarial. En Islandia el experimento ha resultado muy exitoso.
El volumen semanal de horas trabajadas en España, actualmente de 40, empieza a someterse a revisión de cara a una ulterior reducción. Ya en julio y a propuesta de la formación parlamentaria Más País, el Ministerio de Industria acordó incluir en los Presupuestos Generales del Estado de 2022 una partida de 50 millones para activar un plan piloto y estudiar los efectos de tal reducción en las diferentes empresas y sectores.
La Comunidad Valenciana aprobó a finales de 2020 un plan autonómico en esta dirección, que es el que inspiró a Más País en su propuesta al Gobierno central. Ya tiene destinados 10 millones de euros para impulsarlo y espera comenzar el ensayo en 2022. La medida busca ampliar el tiempo dedicado al ocio y a la conciliación familiar, aspecto que puede redundar muy positivamente en el rendimiento laboral.
La idea primordial es que trabajar menos horas a la semana no suponga percibir menos salario, por lo que las empresas podrán dotarse de ayudas para costear las transformaciones necesarias en el ámbito de la digitalización y avanzar en este proceso. Se busca que el menor número de horas trabajadas no signifique un descenso de la producción y las empresas no pierdan rentabilidad.
Como explica Enric Nomdedéu, secretario de Empleo de la Comunidad Valenciana, la clave es mejorar la organización de las empresas. Partiendo de una mejora organizativa que incluye también una mejora de la calidad de vida de los trabajadores, el objetivo a largo plazo del programa es favorecer la producción. Para lograr tal fin, explicó Nomdedéu a Xataka.com, se establecen tres líneas de actuación.
La primera es una ayuda directa a las empresas para compensar el día que pasa a ser no laboral. Durante el primer año la subvención será del 100%, pasando al 50% y al 25% en el segundo y en el tercero. Es decir, el plan es progresivo. La segunda línea atañe a la contratación de trabajadores para cubrir el trabajo que se deja de realizar, de nuevo se darán ayudas durante tres años. Por último, el Gobierno valenciano, en colaboración con cámaras de comercio e institutos tecnológicos, habilitará programas de formación dirigidos a directivos de empresas para que dispongan de herramientas y estrategias con las que culminar el proceso.

Sin cobrar menos

Las condiciones para acceder a las subvenciones en la Comunidad Valenciana son muy claras: no puede haber ninguna rebaja salarial, y la reducción de la jornada se pactará de común acuerdo con los empleados. Inspectores de la Administración autonómica velarán por el cumplimiento de estas dos condiciones e igualmente identificarán los posibles fallos.
Otra condición imprescindible es que se trabajen solo 32 horas; no vale trabajar de lunes a jueves a razón de 10 horas diarias. Este propósito de velar por que se cobre lo mismo contrasta con experiencias similares en la esfera privada. El 1 de octubre, 153 empleados de la compañía Telefónica (en torno al 0,8% de la plantilla) iniciaron un programa piloto por el que pasan a trabajar de lunes a jueves (32 horas), pero con menos sueldo. Exactamente, un 16% menos. Es decir, la empresa bonifica el 20% del 20% que dejan de estos empleados de trabajar.

Otros ejemplos

Los dirigentes valencianos se han basado en experiencias similares en otros puntos del país para sostener la viabilidad de la medida. Porque en la propia España ya hay empresas que han probado a reducir la duración de la semana laboral. La conclusión derivada es que la reducción de la jornada laboral puede aplicarse a diversos sectores.
Es el caso de la tecnológica andaluza Software del Sol, 4Suma! e incluso la distribuidora de alimentación y productos para el hogar Mercadona, que ya durante el confinamiento por la pandemia redujo la jornada a sus empleados. Los 183 empleados de la jienense Software del Sol trabajan rotándose ocho horas diarias de lunes a jueves o durante los fines de semana. La productividad no ha decaído.
En Las Palmas de Gran Canaria, la consultoría Jiménez&Mujica tampoco ha esperado a tener un marco regulatorio para ofrecer a sus nueve empleados la reducción de jornada sin perjuicio para sus salarios. "Las ventajas no son sólo económicas y laborales, también se nota el cambio en el ambiente del despacho, en el rendimiento y en la implicación de los trabajadores", aseguró a la emisora Cadena SER su responsable, Andrés Jiménez.
También en España, la asociación 4Suma! engloba a varios negocios de hostelería que, tras aplicar exitosamente la reducción, promueven su implantación mediante la innovación. Por ejemplo, introduciendo códigos QR con los que trasladar directamente a las cocinas las comandas de los clientes, ahorrando así trabajo a los camareros, que solo se limitan a servir y recoger los platos. Esta organización defiende que reducir la semana laboral a cuatro días favorece la conciliación familiar, es positiva para las empresas porque incrementan la productividad, satisface a los trabajadores, potencia la igualdad entre sexos y hace aumentar el consumo en el comercio local.
También recuerda que la jornada de cuatro días va en consonancia con la lucha contra el cambio climático, pues reduce los desplazamientos y las emisiones. Igualmente, puede ayudar a disminuir el desempleo. Y en tiempos de pandemia, facilita la distancia social.

En el mundo

La reducción de la jornada laboral semanal no es un fenómeno extraño. Cada vez más países, de una u otra forma, dan pasos en esta dirección. En Bélgica, el Gobierno cuenta con el apoyo de todos los partidos para discutir su introducción, si bien el enfoque difiere del que se va a aplicar en la Comunidad Valenciana, porque no implicará una reducción de las horas trabajadas. Los belgas podrían tener que trabajar 9,5 horas diarias a cambio de obtener el tercer día no laborable.
En cualquier caso, las iniciativas públicas y privadas en España o las del Parlamento belga cabe situarlas en un contexto dominado por los impactantes resultados del ensayo conducido en Islandia entre 2015 y 2019, cuyo balance se dio a conocer en julio. La experiencia aplicada en Reikiavik y otras poblaciones involucró a más de 2.500 personas y se saldó con un éxito rotundo.
Sin reducir los salarios, los investigadores concluyeron que el experimento satisfizo por igual a empresarios y trabajadores. Los primeros vieron mejorada la productividad. Los segundos, su bienestar, dada la reducción de estrés y la sensación de agotamiento. Aun con el ensayo concluido, el 86% de los participantes continúa disfrutando de la jornada de cuatro días o está en trámites de solicitarla.
Las expectativas en otros países son diversas. En Japón se está contemplando reducir la jornada y en junio el Gobierno japonés recomendó a las empresas hacerlo para reactivar la economía, reducir las tasas de suicidio por exceso de trabajo, aumentar las de natalidad y subir el "índice de felicidad".
En Nueva Zelanda, la compañía Perpetual Guardian ya instauró en 2018 la semana de cuatro días, una medida que la primera ministra Jacinda Arden considera idónea para promover el turismo y estimular la economía. En Alemania los sindicatos estimaron en 2020 que la idea aseguraría los trabajos ante la crisis desatada por el COVID-19. Y en Suecia obtuvieron en Gotemburgo resultados dispares: se aumentó la productividad y el bienestar de los trabajadores, pero hubo que contratar a más personal en el sector de los cuidados, por lo que no resultó viable económicamente.
El centro de Madrid, referencial - Sputnik Mundo, 1920, 02.10.2020
España
El mercado laboral de España toma fuerza tras la pandemia con 26.000 parados menos
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала