Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

Salir de la OTAN, la promesa electoral de los partidos franceses

© AFP 2021 / Martin BureauEl secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron - Sputnik Mundo, 1920, 06.10.2021
Síguenos en
Salir de la OTAN se ha convertido en uno de los principales objetivos de los partidos políticos franceses y lo han incluido entre sus promesas electorales. Solo los partidarios del presidente Emmanuel Macron prefieren mantenerse en la alianza militar, aunque con ciertas reservas.
Francia vive ya una agitada campaña electoral, a pesar de que la cita con las urnas que designará al futuro jefe del Estado está fijada para el mes de abril. Entre las diferentes fuerzas políticas existe un consenso casi generalizado sobre la necesidad de abandonar el mando integrado de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) y confiar la defensa a su propia fuerza nuclear.
Desde la izquierda más radical a la derecha más conservadora, pasando por los ecologistas y por algunos de los candidatos del centroderecha, todos pugnan por vestirse con el uniforme del general Charles De Gaulle, que en 1966 decidió alejarse de la organización militar para, según sus palabras, "recuperar el ejercicio de su soberanía y no poner nunca más sus tropas a disposición de la OTAN".
La "osadía" del entonces presidente y comandante en jefe es ahora celebrada por las dispares fuerzas políticas francesas, que intentan utilizar en sus programas la humillación sufrida por su país en episodios como la retirada y evacuación de tropas y civiles de Afganistán, y la "puñalada por la espalda" asestada por Estados Unidos, Reino Unido y Australia en el proyecto de submarinos atómicos (AUKUS) que dejó fuera de concurso el acuerdo firmado entre París y Canberra.
Sede de la OTAN - Sputnik Mundo, 1920, 19.09.2021
Defensa
Crisis del AUKUS: París prepara un nuevo "concepto estratégico" de la OTAN para la cumbre en Madrid

OTAN, no; Rusia, sí

Nadie duda en Francia de que el verdadero mando político y militar de la OTAN está en Washington D.C. y no en Bruselas. Y todos, incluido el presidente Macron y su formación política, La República en Marcha (LREM), se sienten traicionados por el que creían era "su amigo americano", el presidente Joe Biden, vencedor en las urnas del incontrolable y crítico Donald Trump.
El representante del partido Los Republicanos (LR) mejor situado en los sondeos, Xavier Bertrand, ha pedido una "cumbre" extraordinaria de la OTAN en la que Francia plantee su salida del mando militar integrado de la organización. Bertrand enfatiza la fiebre soberanista generalizada en su país afirmando que "ya no somos vasallos de Estados Unidos", y añade que hay que reanudar rápidamente el diálogo a alto nivel con Rusia. LR intenta obviar que fue el presidente Nicolas Sarkozy, su todavía líder espiritual, quien reintegró a Francia en el mando militar de la Alianza Atlántica, en 2009.
el presidente francés Emmanuel Macron - Sputnik Mundo, 1920, 13.09.2021
Internacional
¿Afganistán de África? Macron no quiere ser Biden
La decisión de Sarkozy fue duramente criticada por dirigentes socialistas de la época, como Lionel Jospin o Laurent Fabius, que lo interpretaron como "una muestra de subordinación a Washington". El actual Partido Socialista, o lo poco que queda de él, no es tan categórico. Su jefe de filas, Olivier Faure, prefiere hablar del "paraguas de protección agujereado" de la OTAN.

¿Una OTAN contra el terrorismo islamista?

La principal formación de la izquierda, La Francia Insumisa (LFI), de Jean-Luc Melenchon, no ha necesitado referirse a los acontecimientos de Afganistán y el AUKUS pare reiterar lo que incluye en su programa desde la creación del partido.
Melenchon insiste en que Francia no tiene nada que hacer en la OTAN, una organización que, según él, no tiene sentido pues "fue creada para hacer frente a la URSS y la URSS ya no existe", y que responde al nombre de Alianza del Atlántico Norte "pero lleva la guerra más allá del Atlántico, tanto en el Norte como en el Sur".
LFI en un extremo y Rassemblement National (Agrupación Nacional) en el opuesto, coinciden absolutamente en el rechazo a mantenerse en la OTAN. Marine Le Pen, candidata por tercera vez al Elíseo, añade un matiz: abandonar la organización o bien "transformarla en una alianza para combatir el islamismo y el terrorismo". RN también considera que Francia ha sido traicionada por Joe Biden y reitera —como su rival Melenchon— la necesidad de establecer un diálogo abierto con Rusia, además de cancelar las sanciones europeas contra Moscú.
El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell - Sputnik Mundo, 1920, 17.09.2021
Defensa
El ninguneo de EEUU a la UE reactiva el sueño de un ejército europeo
Si todos los partidos mencionados recalcan su ánimo antiOtan y su enfado con Estados Unidos es también porque se ven espoleados por el empuje del candidato -todavía no declarado oficialmente– que lleva camino de desbancar en los sondeos a Marine Le Pen como rival directo del presidente Macron en la segunda y definitiva segunda vuelta electoral.

EEUU cocina, Europa lava la vajilla

El periodista y escritor Eric Zemmour mantiene desde hace años que la alianza militar occidental es un lugar donde los norteamericanos cocinan y los europeos lavan la vajilla. Zemmour considera a la OTAN como un gendarme de Occidente que, nacido para contrarrestar el poder de la URSS, una vez esta desaparecida se ha inventado misiones para legitimar su existencia, como el "aplastamiento de Serbia o de Irak". En sus escritos previos a la última crisis con Francia, Zemmour trataba a la OTAN de "pato sin cabeza, pero todavía vivo".
No de palmípedo, pero sí de "cerebro muerto" trataba el propio presidente Macron a la OTAN, que criticaba así la actuación en Siria del poderoso miembros de la organización —Turquía— contra los kurdos aliados de París y Washington. Otra cosa es que el presidente francés plantee, como la mayoría de sus rivales, la salida de su país del mando integrado de la Alianza Atlántica. Su ministra de Defensa, Florence Parly, asegura que dentro de la OTAN el diálogo político es inexistente, pero no aboga por la salida, aunque advierte de que la razón de ser de la organización militar no es la confrontación con China.
Forzado por el ímpetu soberanista de sus contrincantes políticos, a lo máximo que Macron puede llegar es a utilizar la crisis con Washington para insistir en su anhelo de "autonomía estratégica" de Europa.
Emmanuel Macron es uno de los pocos líderes del Viejo Continente y de la Unión Europea que aboga por una "Europa de la Defensa", una quimera que, al menos, el dirigente francés querría aprovechar para vender a sus socios el armamento producido en su país. Hasta ahora, ni para ese fin ha servido, aparte de la compra de tres fragatas por Grecia, país con el que Francia ha firmado un acuerdo de defensa mutua; una especie de miniOTAN en secuencia "pas de deux".
LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала