Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Octavo mandamiento
Cuando los principios son irreductibles. Cuando la verdad se abre paso ante una de las más graves pandemias de la actualidad: la de las noticias falsas. Ahí está 'Octavo mandamiento', para revelar lo que otros intentan ocultar.

La venganza de Trump

La venganza de Trump
Síguenos en
Donald Trump pide que se le retire el Premio Pulitzer 2018 a The Washington Post y The New York Times, mientras los demócratas están envueltos en el caos. En tanto, en San Petersburgo comenzó el foro internacional 'Rusia e Iberoamérica en el mundo globalizante: historia y modernidad'. Estos y otros temas en esta edición de Octavo Mandamiento.

¿Una estafa?

Fue la campaña orquestada desde Occidente con el inexistente Russiagate, que ahora puede tener más consecuencias contra quienes protagonizaron la intriga. Y es que difundir información no comprobada, o simplemente falsa y recibir premios por eso, debería estar reñido con los 'valores occidentales'.
En este sentido, el exinquilino de la Casa Blanca Donald Trump, exigió retirar el Premio Pulitzer 2018 a The Washington Post y The New York Times por su cobertura de la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016, al calificar los reportes de esos diarios al respecto como "una farsa con motivaciones políticas que intentó hilar una falsa narrativa".
Este domingo Trump dirigió una carta a la Junta del Premio Pultizer: "Como se ha divulgado extensamente, la cobertura no fue más que una farsa con motivaciones políticas que intentó hilar una falsa narrativa de que mi campaña supuestamente se confabuló con Rusia a pesar de la completa falta de pruebas que sustenta esta acusación", reza la misiva de Trump dirigida a Bud Kliment, administrador interino de los premios.
Apuntó a que las indagaciones de dichos medios respecto al tema se basaban en datos opacos, ya que los autores de artículos recurrían a "personas con conocimiento", "funcionarios en activo y retirados", "algunos altos funcionarios estadounidenses" y otras personas definidas de forma imprecisa.
En paralelo, para comprobar la falsedad de reportes, Trump mencionó al abogado Michael Sussman, quien trabajó para la campaña de la entonces candidata Hillary Clinton y fue acusado de mentir al FBI en 2016 sobre una supuesta relación entre la campaña de Trump y el Kremlin.
Pese a sus exigencias, el exmandatario expresó la esperanza de que el Washington Post y el New York Times renunciaran ellos mismos al premio. En el caso contrario, Trump pidió a la Junta del premio de "tomar medidas necesarias para rectificar la situación".
Hay que recordar que Trump ya pidió la retirada de este Pulitzer en marzo de 2019, pero esta vez ha apuntado a los cargos presentados el mes pasado por parte del fiscal especial John Durham contra Michael Sussmann, indicó Los Angeles Times en su artículo sobre el tema.
Asimismo, conviene recordar que el Departamento de Justicia de EEUU publicó en abril de 2019 una parte del informe del fiscal especial Robert Mueller sobre la presunta colusión de Trump con Rusia durante las presidenciales de 2016. Aunque el documento describe contactos entre ciudadanos rusos y miembros de la campaña de Trump, se concluyó que no había suficientes motivos para presentar cargos por confabulación en contra del mandatario, aunque en los medios se difundió ampliamente la versión contraria.

"Construir relaciones estables y buenas": San Petersburgo acoge gran foro ruso-iberoamericano

Rusia e Iberoamérica tienen que superar su desconocimiento mutuo para dar un salto en sus relaciones, habiendo coincidencia en que su nivel actual no refleja el potencial existente. Lo dijo a Sputnik el experto ruso Víctor Jeifets, uno de los 'motores' del foro internacional "Rusia e Iberoamérica en el mundo globalizante: historia y modernidad".
El evento, cuya quinta edición arrancó este 4 de octubre en la ciudad de San Petersburgo, reúne en esta ocasión a "más de 700 personas" de ambos lados del océano Atlántico, desde académicos, hasta diplomáticos y representantes del mundo de los negocios, entre otras personalidades, para abordar los temas de mayor relevancia, tanto de la actualidad iberoamericana, como de la cooperación entre Rusia y esta inmensa región.
Una actividad que, dada la persistencia de la pandemia del COVID-19, se está llevando a cabo de forma semivirtual, y cuyos protagonistas pueden tener posturas opuestas sobre los temas en debate, como por ejemplo, en relación al estado de la democracia en algunos países de Iberoamérica.
En este contexto, Jeifets –editor en jefe de la revista América Latina y profesor de la Universidad Estatal de San Petersburgo, que acoge el foro– subrayó a Sputnik que contar con "puntos de vista diferentes" propicia un mejor y más profundo conocimiento y entendimiento mutuo.
Indicó, al mismo tiempo, que otra novedad de la presente edición del foro es que sus labores incluyen el 'despliegue' de "una escuela de latinoamericanistas jóvenes" que siguen y participan activamente en las conferencias, mesas redondas y otras sesiones previstas en su programa.
"El objetivo de esa escuela es formar una nueva generación de iberoamericanistas rusos", señaló Jeifets, al apuntar que esta gente joven se encargará en el futuro de desarrollar los lazos entre las partes en diferentes ámbitos.
"Queremos que haya más gente que participe en las relaciones entre nuestros países, y que no sólo participe, sino que contribuya a que estas relaciones sean estables y buenas", subrayó el experto.
Uno de los platos fuertes de la inauguración de la presente edición del foro ruso-iberoamericano ha sido la intervención del director del Departamento Latinoamericano de la Cancillería rusa, Alexander Schetinin, quien dedicó unas palabras para trasladar la solidaridad del gigante euroasiático con los países de Latinoamérica y del Caribe que, además del golpe que representa la pandemia, son objeto de sanciones occidentales, entre ellos Venezuela y Nicaragua.
Refiriéndose a las relaciones ruso-latinoamericanas, el diplomático resaltó que el intercambio comercial entre las partes ha vuelto a crecer después de su deterioro a causa de la pandemia del COVID-19. Su volumen en los primeros seis meses del año en curso alcanzó los 8500 millones de dólares, una mejora de casi el 50% respecto al mismo período de 2020.
Al mismo tiempo, atendiendo a una pregunta de Sputnik, el señor Schetinin reconoció que aún queda mucho camino por recorrer para liberar todo el enorme potencial de las relaciones bilaterales.
"El volumen de nuestro intercambio comercial rondaba antes de la pandemia entre los 12.000 y 16.000 millones de dólares. Sin duda alguna, estamos interesados en incrementar esta cifra, algo que pasa, particularmente, por una mayor cooperación en el campo de altas tecnologías. Se trata, por ejemplo, de la biofarmacéutica, la producción de vacunas, donde estamos dispuestos a transferir a nuestras contrapartes toda la cadena de producción, algo que no ofrecen otros productores farmacéuticos. También tenemos una amplia oferta en materia nuclear. Se trata, no tanto de la generación de energía nuclear, sino más bien de su uso en el campo de la salud o la agricultura. También nos interesa ampliar la cooperación en la construcción de aviones y helicópteros".
De acuerdo a Schetinin, uno de los factores que obstaculiza el desarrollo de las relaciones ruso-latinoamericanos son las trabas que pone EEUU.
Al respecto, Yan Burliay, destacado diplomático ruso con experiencia de trabajo en Argentina, Paraguay, Uruguay y Ecuador, quien es además profesor emérito de la Universidad Estatal Lingüística de Moscú, confirmó que "hay intentos de algunos de los altos representantes de la Administración estadounidense de contrarrestar los procesos de la aproximación" entre Rusia y Latinoamérica.
Asimismo, Burliay respaldó la necesidad de "hacer hincapié en el estrechamiento de las relaciones en la esfera científico-técnológica", precisando que se trata de la transferencia por la parte rusa de su "tecnología de punta y su aplicación en América Latina".
"Esta sinergia yo creo que puede dar frutos provechosos para ambas partes y es el instrumento de crecimiento de nuestras relaciones en otras esferas", enfatizó el diplomático.
Por su parte, Dmitri Razumovski, director del Instituto de Latinoamérica de la Academia de Ciencias de Rusia, calificó a América Latina como "un socio brillante de Rusia", lo cual se refleja también en su cooperación en "organizaciones multilaterales como la ONU".
El foro internacional "Rusia e Iberoamérica en el mundo globalizante: historia y modernidad" continuará sus labores hasta el día 6 de octubre.

Japón tiene nuevo primer ministro

El nuevo presidente del Partido Liberal Democrático (PLD) de Japón, Fumio Kishida, fue ratificado este lunes como primer ministro. El político de 64 años, que encabezó la cartera de Exteriores de 2012 a 2017, se convirtió en el premier número 100 del país tras ser aprobado por mayoría de los votos en una sesión extraordinaria de la Cámara de Representantes [cámara baja].
Kishida nació el 29 de julio de 1957 en Tokio. Su padre y su abuelo eran parlamentarios, mientras que el ex primer ministro del país Kiichi Miyazawa (1991-1993), también es familiar lejano. Tras graduarse en la facultad de Derecho de la Universidad de Waseda en 1982 se incorporó al Long-Term Credit Bank of Japan, donde trabajó hasta 1987, cuando pasó a ser secretario de un miembro de la Cámara de Representantes.
En 1993, por primera vez, fue elegido a la Cámara Baja del Parlamento japonés. Entre 2001 y 2005 fue viceministro senior de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología. En los años 2007 y 2008 se desempeñó como ministro de Estado para Asuntos de Okinawa y los Territorios del Norte (nombre que Japón le asigna a las Islas Kuriles, en disputa con Rusia). En el gobierno de Shinzo Abe sirvió como ministro de Relaciones Exteriores (2012-2017).
Kishida proviene de una de las facciones más moderadas del Partido Liberal Democrático y es considerado reacio a revisar la política exterior y el actual régimen constitucional del país.
En las primarias del partido, Kishida llamó a reducir las disparidades de ingresos en la sociedad y se comprometió a apoyar económicamente a los más vulnerables, así como a los trabajadores con empleos no regulares y las mujeres. Señaló que se necesita un paquete de estímulo económico por varios millones de dólares a fin de combatir el coronavirus. Asimismo, dijo que Japón debe mantener tasas de interés ultra bajas para respaldar la economía, golpeada por la pandemia.

Venezuela lucha contra la hiperinflación

Venezuela amaneció este lunes 4 de octubre con una nueva moneda: la moneda nacional, el bolívar, ha perdido seis ceros, como parte de una medida del Gobierno para facilitar los pagos ante la hiperinflación. Sin embargo, ciudadanos consultados por nuestro medio, lejos de sentir alivio, expresaron su preocupación ante el alza del dólar que arrastró consigo la entrada en vigor de esta reconversión monetaria.
El ministro venezolano de Comunicación e Información, Freddy Ñáñez, calificó de especulación la subida del dólar, tras la entrada en vigencia del bolívar digital. "A los enemigos de Venezuela se les agotaron las ideas: frente a la iniciativa del Bolívar digital especulan con el dólar, ante la recuperación económica sabotaje a los servicios públicos. Frente al éxito en la mitigación de la pandemia: distorsión mediática de la realidad", escribió el titular en su cuenta de Twitter.
En otro tuit, Freddy Núñez escribió: "La extrema derecha no tiene proyecto de país sino un manual de escaramuzas. No caen en cuenta: este pueblo los venció con su inventiva y valentía. ¡Como nos la pongan la volteamos!".
En Venezuela, el precio del dólar varía diariamente, pero cuando el Ejecutivo anuncia la puesta en marcha de medidas económicas se dispara en mayores proporciones. Según el Gobierno, esto obedece a una guerra inducida contra la moneda local.
Esta ocasión no fue la excepción: el dólar pasó de 4.100.000 a 5.250.000 bolívares (de los antiguos), pues ahora con la reconversión monetaria se le restan seis ceros, es decir, el valor del dólar paralelo se ubicó en 5,25 bolívares digitales.
De ahora en adelante, todo lo expresado en moneda nacional se dividirá entre un millón, lo que significa que si un producto tenía un valor de 50.000.000 de bolívares ahora será de 50 bolívares.
Invitamos a los oyentes de Octavo Mandamiento a compartir sus opiniones sobre los acontecimientos más importantes en sus países, enviando mensajes de voz de un máximo de dos minutos al WhatsApp del programa: +7 968 766 28 74.
El equipo del programa está integrado por Javier Benítez, Víctor Sújov y Víctor Ternovsky.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала