Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Migración venezolana y afgana: ¿qué tan xenófoba es Colombia?

© AP Photo / Martin MejiaLos venezolanos en la frontera con Colombia (archivo)
Los venezolanos en la frontera con Colombia (archivo) - Sputnik Mundo, 1920, 03.09.2021
Síguenos en
El anuncio de la pronta llegada de al menos 4.000 afganos despertó una ola de comentarios en redes y la opinión pública colombiana que podrían mostrar su cara más xenófoba y discriminatoria. Expertos disertan sobre la situación en un país cuyo conflicto ha expulsado a miles de sus ciudadanos.
"Cuando los afganos lleguen a Colombia se van a ir a vivir a Fakanistán, Bosanistán, Usmekistán y Subakistán", comentó el pasado 23 de agosto un usuario en Twitter, bromeando con los barrios de Bosa, Usme y Suba de Bogotá.
Una vez el presidente colombiano, Iván Duque, dio la noticia del acuerdo con Estados Unidos para darles refugio a por lo menos 4.000 afganos cercanos al Gobierno norteamericano, los memes de esencia xenófoba que utilizaban elementos de un imaginario prejuicioso para hacer humor colmaron las redes sociales e intentaron describir cómo sería Colombia "cuando los afganos llegaran".
En los círculos familiares o de amigos, las conversaciones se tornaron hacia comparar la migración afgana —que se prevé temporal y de la que Estado Unidos asumiría sus gastos— con la venezolana, a pesar de que sus características de llegada son diferentes. Las alertas sobre islamofobia se encendieron.
Como nunca en su historia reciente, Colombia, como sociedad, puede tener la oportunidad de demostrar si es un país solidario con los migrantes que llegan en busca de refugio o si, por el contrario, es un lugar hostil para las personas que huyen de sus respectivos países, expulsados por adversas situaciones sociales, políticas o económicas.
Lo que se ha vivido en el país desde la llegada masiva de ciudadanos venezolanos ha dado las primeras pinceladas sobre cómo se comportan los colombianos al respecto y el anuncio reciente del presidente de Colombia de la llegada de refugiados afganos, que buscan mejores oportunidades para vivir luego de que el régimen talibán volviera al poder, podría destapar de manera radical una faceta hasta ahora poco conocida.
¿Se puede decir que Colombia es un país xenófobo? Tres expertos consultados por Sputnik coinciden en que no, pero también atinan a decir que son innegables los atisbos de xenofobia que una parte de la sociedad colombiana ha demostrado.
Lucía Ramírez Bolívar, coordinadora de investigación de migración de la organización Dejusticia, considera que la xenofobia en Colombia crece y que se sostiene en prejuicios porque el país nunca había recibido tantos migrantes en situación de vulnerabilidad.
"El país, lamentablemente, cada día más muestra comportamientos discriminatorios y xenófobos, pero, además, combinados con otra forma de discriminación, la aporofobia, que es el rechazo a los pobres y a personas más vulnerables", explica Ramírez Bolívar a Sputnik.
Para ejemplificar esa situación, compara las reacciones que ha tenido parte de la sociedad colombiana con los venezolanos y el anuncio del arribo de afganos frente a los migrantes que son turistas o que provienen del norte global.
Según la experta, "hay apertura hacia este último tipo de migración". "Hay evidencias de racismo, incluso, porque las personas de Norteamérica o Europa también tienen ciertas características físicas. Lo que ha sucedido en los últimos cinco años con los venezolanos y ahora con los afganos demuestra que somos cerrados y que, aunque hemos vivido de cerca el desplazamiento forzado como consecuencia del conflicto armado, nos cuesta relacionarnos con esa tragedia", indica.
Mujeres afganas - Sputnik Mundo, 1920, 27.08.2021
América Latina
¿Qué países de América Latina están dispuestos a recibir refugiados afganos?
Germán Camilo Prieto, profesor del departamento de Relaciones Internacionales de la Universidad Javeriana, de Bogotá, apoya la tesis de que Colombia no ha sido un país xenófobo históricamente, pero porque nunca había tenido la oportunidad de serlo, es decir, que nunca ha sido un receptor de grandes cantidades de migrantes y que las oleadas de extranjeros que llegaron fueron fragmentadas y se acentuaron en determinados lugares. "Nunca, hasta ahora, tuvimos la sensación de que la gente llegara aquí a buscar la forma de ganarse la vida", comenta.
Además, agrega, frente a la migración venezolana no solo ha habido manifestaciones de rechazo por parte de la sociedad, sino también desde el Estado y por eso resalta lo positivo de la determinación del Gobierno colombiano de poner en marcha un estatuto de migración que buscará regular la situación de casi dos millones de personas de Venezuela.
Vale la pena tener en cuenta que Colombia no es un país rico que recibe migrantes de países menos aventajados, sino un Estado con problemas sociales iguales o muy similares a los de los países de donde provienen los migrantes.
"Cierto sector se ve amenazado por el influjo de migrantes porque puede ver sus oportunidades laborales reducidas. Eso sucede no solo en Colombia, sino en otros países en los que los migrantes están dispuestos a hacer un mismo trabajo por menores precios o en donde erróneamente se relaciona el aumento de la criminalidad con su presencia", señala, por su parte, Andrés López, director del programa de Derecho de la Universidad de La Sabana, de Bogotá.

Discursos nacionalistas

Las justificaciones para la reacción colombiana a la migración venezolana o afgana podrían tener muchos argumentos. El profesor Prieto se centra en uno muy específico relacionado con discursos de corte nacionalista difundidos por algunos sectores políticos.
"Colombia no ha sido históricamente nacionalista, pero sí hay un discurso fuerte sobre lo que es la nación colombiana, el orgullo patrio y afirmaciones sobre quiénes son los colombianos de bien o los ciudadanos de verdad. Hay una pretensión, creo que nociva, de tener una identidad y ese nacionalismo se exacerba cuando llegan extranjeros", explica el académico.
Esos mensajes que empiezan a ser hegemónicos, mezclados con resentimientos que podrían ser generados por la escasez de recursos, son una combinación explosiva.
"Hay que sumarle al discurso nacionalista el hecho de que en Colombia también hay una sociedad marginada en la que se genera rabia y hay cuestionamientos serios sobre el hecho de que si hay pocos recursos y la pandemia ha acentuado la pobreza, ¿por qué hay que compartirlos?", señala Prieto, para quien esa mezcla de condiciones estaría llevando a un rechazo frontal contra la migración en Colombia.
Perú: decisión del Gobierno de Castillo de recibir refugiados afganos abre la polémica - Sputnik Mundo, 1920, 31.08.2021
En órbita
Perú: decisión del Gobierno de Castillo de recibir refugiados afganos abre la polémica
En ese juego también tercian los medios de comunicación, en donde se suelen hacer identificaciones, para muchos innecesarias, de la nacionalidad de los delincuentes. "Se crea una narrativa de que los migrantes son proclives al delito y vemos escenas en los supermercados en las que los vigilantes le piden a una persona extranjera abrir todas las bolsas para verificar si no se está robando nada", indica la investigadora Ramírez Bolívar.
La académica muestra preocupación por la propuesta que lanzó la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, de crear un comando especial para combinar la actividad policial con la migratoria, una especie de bloque de búsqueda contra migrantes delincuentes en la capital del país.
"Una propuesta como esa puede generar actividades de perfilamiento y ya sabemos cómo esas presunciones funcionan en la práctica. En 2019, expulsaron a un ciudadano venezolano solo por hacer un video en cercanía a la casa del presidente Duque. Lo acusaron de espionaje sin ningún tipo de investigación que demostrara que esa persona representaba un riesgo", añade.
Policía colombiana - Sputnik Mundo, 1920, 12.08.2021
América Latina
La Policía de Colombia desplegará 1.500 uniformados más en Bogotá

La migración es más buena que mala

En lo que no debería haber dudas es que la migración, sea cual sea, tiene beneficios económicos y culturales para los países que la reciben. En primer lugar, anota Ramírez, hay migrantes que son población en su mayoría joven y capacitada, lo que significa que un Estado recibe población educada en la cual el país no invirtió recursos, flexible en su movilidad porque busca adaptarse al país receptor.
"Los migrantes, cuando sus derechos son respetados, tienen el potencial de convertirse en consumidores. Los mercados latinoamericanos tienen la necesidad de ampliar su demanda interna, eso es positivo. Incluso, si los migrantes llegan a los sectores informales, también consumen, sobre todo productos básicos", manifiesta, por su parte, el profesor Prieto Gómez.
En ese mismo sentido, considera que lo mejor para una sociedad como la colombiana es hacer intercambios sociales con personas provenientes de otros lugares, que compartan conocimiento gustos, actividades, prácticas culturales o formas de ver la vida.
Con este argumento concuerda el profesor López, quien ve la migración como una oportunidad para el enriquecimiento de culturas, de ideas y de experiencias. Incluso, pone sobre la mesa la necesidad de que los colombianos no dejen de lado su pasado migratorio.
Este debate, por lo general, hace parte de la mesa de discusiones en la familia colombiana porque se podría afirmar, sin temor a equivocaciones, que no muy pocos los colombianos, estando en el exterior, han tenido que enfrentar preguntas y comentarios prejuiciosos relacionados con el narcotráfico, la cocaína o Pablo Escobar.
Боевик Талибана* с американской винтовкой M16 в Кабуле - Sputnik Mundo
El movimiento Talibán

Los talibanes (estudiantes), autodenominado Emirato Islámico de Afganistán, es un movimiento fundamentalista islámico con una fuerte ala paramilitar. Se fundó en 1994 por yihadistas que lucharon contra la República Democrática de Afganistán y el contingente soviético que lo apoyaba.

Dominó el país desde 1996 tras ganar la guerra civil. Refugió a Osama bin Laden y fue derrocado durante la invasión de EEUU tras el 11S, pero recuperó el poder con la retirada estadounidense en 2021.

Es considerado un grupo terrorista por el Consejo de Seguridad de la ONU y está prohibido en Rusia, Turquía y Canadá.

ExpandirMinimizar
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала