Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

"Se nota en el bolsillo": la pujante factura de la luz encarece el precio de los alimentos en España

© REUTERS / Luisa GonzalezClientes comprando en un supermercado
Clientes comprando en un supermercado - Sputnik Mundo, 1920, 01.09.2021
Síguenos en
El precio de la luz eleva el coste de la vida en España. Vivienda y transporte notan un incremento en su coste. También sucede en el supermercado, donde se produce una subida media del 1,5% en alimentación y bebidas no alcohólicas. El aceite alcanza un incremento del 20%.
La factura de la luz se ha convertido en el último quebradero de cabeza de millones de hogares en España. Agosto baja el telón como el mes de las marcas en cuanto al coste del megavatio hora. En sus 31 días se registraron los 16 precios más altos de la historia. Ocho de ellos rebasaron la línea del récord. Sin embargo, la llegada de septiembre no supone un alivio. El noveno mes del año arranca con 132,47 euros por megavatio hora de precio medio, según datos de OMIE. El jueves 2 se superarán los 140 euros, mayor cifra anotada en el país, con tramos a 148 euros y sin bajar de los 136 euros hora en toda la jornada. Antes de agosto, el megavatio hora solo había superado los 100 euros en dos ocasiones.
La borrasca Filomena trajo nieve a España y marcó el inicio del ascenso del valor de la luz, desbocado por el encarecimiento del gas y los derechos de emisión de CO2. Crecimiento que se aceleró en mayo y repuntó con fuerza en julio y agosto. Una cifra que repercute en el día a día, especialmente en la que aquellos que tienen contratado el PVPC (Precio voluntario para el pequeño consumidor), una tarifa variable dependiente del precio determinado por el mercado cada hora. Unos 11 millones de consumidores que ahora miran el reloj para utilizar la lavadora o el horno y aprovechar las horas valle o de menor coste. Pero, no es el único punto al que afectan los vaivenes del recibo energético.
Una lámpara eléctrica - Sputnik Mundo, 1920, 01.09.2021
España
El precio de la luz sigue desbocado en España y marcará otro récord
Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el índice de precios de consumo (IPC) se situó en agosto en el 3,3% interanual, cuatro décimas por encima de la apuntada en julio. Esta es la tasa más elevada en nueve años, en concreto, desde octubre de 2012. Una subida tras la que se encuentran el encarecimiento de las materias primas o el avance del cambio climático. Pero, destaca el alza del precio de la energía. El INE revela que el de la electricidad ha aumentado un 17% en lo que va de año, un 17,6% el de los carburantes, un 10,8% el del gas y un 32,7% el de los combustibles líquidos .
Por sectores, en la partida de transporte se ha producido un aumento del precio del 7,9% en lo que llevamos de 2021. En vivienda, la subida se notifica en un 7,3%. Estos son dos de los ámbitos más golpeados por la inflación. Sin embargo, no son los únicos. Por ejemplo, en la hostelería, la escalada alcanza el 2%. Por su parte, el IPC de alimentos y bebidas no alcohólicas escala un 1,5%.
El coste energético altera al alza la factura de la cesta de la compra. El mayor gasto en la producción y transporte de alimentos se refleja en las etiquetas de las estanterías de los supermercados. En concreto, la partida que más ha incrementado su precio es la de los aceites y las grasas, con un crecimiento del 20%. Además, los refrescos y zumos han subido un 7,4%, la fruta fresca un 4,6%, los huevos un 3,5% y la carne de ave un 3,0%. Entre los pocos productos que bajaron destacan las legumbres y hortalizas frescas (-1,3%) y el pescado, fresco y congelado (-1,2%).
Imagen referencial de estación de electricidad - Sputnik Mundo, 1920, 01.09.2021
España
"No pagar la luz": pueblos españoles buscan alternativas ante el imparable aumento de los precios
Por otro lado, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte que este ascenso no es igual en todas las comunidades autónomas. Entre los ciudadanos que más han visto crecer los precios de los supermercados se encuentran los de Galicia (2,3%), Cantabria (2,1%), Navarra (2,0%) y Melilla (2,6%). Mientras, el remonte se ha notado menos en Canarias (0,6%) y La Rioja (0,9%) y Ceuta (0,3%).
Las cadenas de distribución alimentaria llaman a la calma respecto al encarecimiento de los comestibles en España a raíz del recibo energético. "Hay muchas cadenas de supermercados muy diferentes en el país, ya sean franquicias, grandes superficies o establecimientos de barrio. Cualquier consumidor cerca de su casa tiene muchas opciones. Este entorno de gran competencia hace que el control de los precios se realice de una forma muy eficiente. Esto permite que, a pesar de las tensiones en el mercado energético, los distribuidores suban los precios lo menos posible y lo más tarde que se pueda", explican fuentes de la Asociación de Empresas de Supermercados (Asedas) a Sputnik Mundo.

Preocupación de los consumidores

"Nuestro objetivo es proseguir con la contención de los precios sea cual sea el escenario. El cliente es muy sensible a las subidas y esto afecta al propio consumo", señalan desde Asedas. La organización apela a la tranquilidad, aunque las distintas organizaciones de consumidores muestran su preocupación ante el crecimiento del IPC de alimentos y bebidas no alcohólicas. "Un dato preocupante por cuanto afecta directamente a las economías más vulnerables; y más ahora cuando el 45% de los hogares ha sufrido una pérdida de ingresos durante el año pasado, según una reciente encuesta sobre el índice de solvencia familiar realizado por la organización", indican desde la OCU.

"El crecimiento del precio de la electricidad afecta a todo tipo de servicios y productos. En un principio, parece que no se siente en los bolsillos, pero al final se acaba notando", puntualiza Rubén Sánchez, secretario general de FACUA-Consumidores en Acción, a Sputnik Mundo.

Para mitigar los efectos de la pujante factura, el Congreso de los Diputados aprobó la reducción del IVA de los recibos de la luz del 21% al 10%. Una medida que pierde efectividad a medida que se rompen los récords. La vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha anunciado cambios en la tarifa regulada PVPC. Sin embargo, ha rechazado una intervención pública para fijar precios máximos o mínimos en el mercado mayorista. Opción que demanda Unidas Podemos.
"Este Gobierno jamás va a impulsar la adopción de medidas que sepamos de antemano que son frontalmente contrarias al derecho comunitario", ha zanjado Ribera. Para Sánchez, el problema se halla más en Madrid que en Bruselas. "Nos preocupa el papel pasivo de los sucesivos gobiernos ante el oligopolio energético. Siempre hablan de la Unión Europea. Primero decían que no dejarían bajar el IVA de la factura de la luz y se pudo. Sospecho que podrían sacar a las energías nuclear e hidroeléctrica de la subasta, como hizo Francia en 2011 con la nuclear", responde el secretario general de FACUA-Consumidores en Acción.

"Repiten que la Unión Europea no permite la intervención en los precios, pero en la Directiva Europea del Sector Eléctrico de 2019 se indica que los estados tienen posibilidad de intervenir en las tarifas de las personas vulnerables. Eso sí, tienen que definir claramente qué consideran persona vulnerable e intentar incorporar al mayor número de individuos, no solo a aquellos que no pueden pagar el recibo. Debería incluirse a cualquier familia que no cobre más de dos salarios mínimos y siempre prestando atención al número de miembros y la edad de estos", continúa.

Mientras, la respuesta de Moncloa se centra en la intención de una subida inmediata del salario mínimo. El elevado coste de la gasolina y la factura de la luz reducen el margen de ahorro de aquellos que cobran 950 euros al mes. Además, el IPC crece a mayor ritmo que el sueldo de varios sectores. Tan solo un 2,39% en construcción, un 1,51% en servicios, 1,37% en industria o 1,12% en agricultura. El 0,9% si hablamos de los funcionarios públicos.
La inflación es la actual compañera de viaje de España, aupada por el precio de la energía. Entre sus consecuencias, un mayor esfuerzo de las arcas públicas para pagar las pensiones, la reducción de la competitividad del tejido empresarial o una caída del consumo, ya que la población debe invertir más dinero en el recibo de la luz. Esto afecta, entre otros, a los supermercados. Establecimientos en los que el cliente empieza a mirar con mayor atención la etiqueta de las viandas.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала