Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

"Atrapa la libertad y la flexibilidad": la pandemia catapulta en España el viaje en caravana

© Foto : Barbara-Iandolo / PixabayUna caravana aparcada en la montaña (referencial)
Una caravana aparcada en la montaña (referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 29.08.2021
Síguenos en
El verano apuntala la tendencia de los últimos tiempos: cada vez más gente se suma a este modo de recorrer el país. Las restricciones y el cambio repentino de normativa son algunos factores para su despegue.
Quizás lo haya notado a lo largo de estos últimos meses. Aquel descampado que precedía al cartel del pueblo tiene nuevos inquilinos. O el arcén de camino a la playa. Incluso ese recodo en lo alto del pueblo. Tanto en la costa como en el interior, el fenómeno se repite: la presencia de furgonetas adaptadas o caravanas es ubicua. Este medio de transporte ha tomado las carreteras y ha colonizado la geografía española.
El viaje a bordo de una casa rodante se ha expandido en este país como antes lo hizo en otras latitudes, más del norte. Las ventajas que procuran estos vehículos han sido el acicate en tiempos de restricciones y cancelaciones súbitas: la pandemia de coronavirus, plagada de bandazos sanitarios, cierres perimetrales y normativas volátiles, ha acelerado el proceso, incluso con la vacunación avanzando incesable.
Se nota en la calle, pero también en la esfera virtual: los portales de compraventa se han plagado de anuncios, la publicidad invade la esfera virtual y aumentan los canales de viajeros que dan trucos, narran sus experiencias o documentan el transcurso de una aventura. El rumor de esta modalidad a la hora de visitar lugares llega en ocasiones a los grupos de amigos y genera conversaciones previamente inexistentes. Puede que la semilla ya estuviera plantada y que hiciera falta una crisis sanitaria para que germinase.
"Atrapa mucho la libertad y la flexibilidad", alegan Beatriz Bonhome y Roberto Sánchez, de 37 y 41 años respectivamente. Los creadores de la web Germen Viajero, donde muestran sus rutas o ayudan a preparar escapadas, creen que el fenómeno se debe a la posibilidad de improvisar o hasta a la seguridad contra el virus. "Te da la opción de moverte sin tener nada planeado y reduce, si quieres, el contacto con los demás", exponen a Sputnik quienes acumulan destinos sobre ruedas.
Bonhome y Sánchez hablan con criterio: llevan más de 15 años encadenando viajes y tanteando diferentes alternativas para desplazarse. El coche y la tienda de campaña fue su primer peldaño sobre ruedas. Hasta que en 2016 probaron algunos días de furgoneta dentro de un periplo largo por Chile y les terminó de picar el gusanillo. "Hace tres años ya nos hicimos con una, la camperizamos nosotros y nos hemos movido por España y por fuera, hasta Noruega o Bosnia", comentan. Entonces, dicen, el bum estaba empezando, "pero era algo residual".
Todavía no se veían aparcamientos llenos o ese interés repentino por su forma de viajar. "En otros países como Francia o Alemania es más habitual, y se veía mucho movimiento", analizan, "nosotros íbamos muy detrás". Este acercamiento al mundo camper ha cristalizado este verano. "Ha sido la explosión", reflexionan quienes también han recurrido a su germeneta (el apodo con el que nombran a su vehículo) y han notado el enorme tirón de este método, provocado a su vez por el impulso del turismo interior.
Panorámica de Benidorm con el lema turístico de 2020 - Sputnik Mundo, 1920, 19.06.2021
España
Benidorm 2021: el año clave para este icono del turismo español
Un crecimiento que ha llegado "muy rapido" y que puede acabar formando una burbuja. "Creemos que puede haber un problema de base, tanto en los viajeros como en los destinos. Por un lado, faltan infraestructuras, y por otro, aquí no se ha desarrollado tanto una cultura de viajar en caravana", enumeran Bonhome y Sánchez, a quienes el COVID-19 les dejó sin unos de sus planes con mayor envergadura: recorrer toda la panamericana, de Tierra de Fuego a Alaska, sin plazos ni billete de vuelta.
"Hay gente muy proactiva y reactiva y cuando algo crece tan rápido el problema es ver si se mantiene o si esa libertad se convierte en libertinaje", cavilan los viajeros, previendo que, quizás, la apertura de fronteras o el hartazgo hagan desinflar el furor furgonetero. "No sabemos qué ocurrirá, pero lo claro es que ya no es algo raro y por lo menos se ha introducido, se ha dado un paso", convienen.
Lo mismo piensa Pablo Calvo, creador de Bikecanine. Lleva dos décadas de sus 38 años usando la furgoneta como medio de transporte y cree que "se ha normalizado mucho". "Es una forma de viajar para la gente a la que le gusta la aventura y la naturaleza porque te da muchísima libertad", incide Calvo, que ha conducido como propias hasta 11 furgonetas a lo largo de su vida y señala a las redes sociales como el principal causante de esta corriente.
"El modelo de turismo ha ido cambiando. Antes lo normal era tener un pueblo para ir en vacaciones. Luego, los que ya nacieron en los ochenta y tenían muchas más facilidades se empezaron a ir fuera. Y con el virus se tiende a esto, más improvisado y que no dependes de nada", sostiene.
Calvo remarca el componente económico y el "enganche" que puede provocar. "Levantarte en medio de un monte es impagable", dice quien rememora su primera noche en una ciudad, con cierto miedo, y unos cuantos amaneceres pisando descalzo el suelo húmedo de un rincón natural. "Que crezca supone que se mejore la legislación y que la gente se acostumbre a las caravanas", concluye, entendiendo que haya a quien les moleste: en algunos municipios del sur de España que ya estaban familiarizados con este modelo, ha habido quejas vecinales de que los accesos a las playa estaban plagados.
Muchos protestaban por el espacio que ocupaban o por los residuos que generaban. Entre los veteranos se comprenden las quejas y se coincide en que, sin formación, puede resultar nocivo. También alegan que existe por lo general un desconocimiento de las normas, en parte por su imprecisión, y que el devenir tendrá que ver con cómo se adecúen las plazas y qué decisiones se tomen para permitir o reducir el impacto de estos vehículos.
Juan Ricardo Llavero, por ejemplo, ha tenido que hacer una especie de cursillo acelerado de furgoneteo en el último año. El confinamiento le pilló con una recién comprada y los materiales para apañarla él mismo. En mayo de 2020 ya pudo probarla. Y este año combina sus escapadas con el alquiler de lo que modificó con sus propias manos. Reconoce a Sputnik que hay mucha demanda y que no solo lo nota en los sitio donde va o en las peticiones que recibe para arrendarla, sino en la proliferación de tiendas y vídeos en internet.
Un edificio en Madrid - Sputnik Mundo, 1920, 24.08.2021
España
Las ciudades serán prisiones térmicas y la vivienda puede ser la solución
"Es innegable que hay un bum", indica Felipe López, de la empresa Voy en Van. Desde hace tres años, este madrileño de 37 años alquila y vende este tipo de vehículos. "Y en el primer trimestre ya se había cerrado todo. Nos hemos quedado sin nada. Hemos vendido y alquilado todo. Y se ha acabado el stock. Creo que la pandemia ha dado el empujón definitivo a quien estaba indeciso. Ha sido el caldo de cultivo perfecto", explica.
Según adelantaba RTVE hace unas semanas, en junio se han matriculado un 4,4% más de autocaravanas y un 19.2% más de caravanas que en el mismo mes del año anterior. Y el gasto en este tipo de vehículos ha aumentado en 1.250 euros respecto a 2020, llegando hasta los 43.582 euros. El año de pandemia ha dejado un 13% de nuevos compradores y a un 12% planteándose la adquisición, algo en lo que no pensaban antes del coronavirus, esgrimían en base a un informe del sector. En 2020, según publica el diario Motor Pasión en base a un registro de Indie Camper, el alquiler subió un 30% en 2020, aunque las matriculaciones bajaron.
"Lo que está claro es que ha llegado para quedarse. Puede que se ralentice, pero ya no va hacia atrás", apunta Felipe López, que ya se olía el incremento cuando montó la compañía. "Se ha juntado la pandemia, las redes sociales y los medios de comunicación, que han prestado atención", añade. Al "espíritu aventurero" de las furgonetas y las caravanas se le suman la capacidad para alterar los planes al mismo ritmo que las diferente olas de COVID-19 alteran la realidad y las ventajas del aire libre o evitar espacios comunes.
"Antes tenía un perfil más concreto, pero ahora se ha generalizado", afirma el fundador de Voy en Van, "desde la pareja joven que va a la playa o la montaña y quiere libertad hasta la familia que se va de camping con niños o los mayores que aprovechan la jubilación para cumplir con ese deseo y que pueden irse para un fin de semana o quedar un mes donde sea". A todos ellos, catapultados por la pandemia, es más fácil ahora encontrárselos en la entrada del municipio donde antes recibía un terreno destartalado, en la trocha que precede a la orilla de un río o en el arcén de camino al castillo.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала