Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Ciencia
Los hallazgos más importantes y logros más emocionantes en el campo de la ciencia.

Un hombre perdió la visión en un ojo y los médicos lo relacionaron con el COVID que acababa de pasar

© Foto : Pixabay/ PIRO4DCoronavirus (imagen referencial)
Coronavirus (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 28.08.2021
Síguenos en
Un estadounidense perdió la visión del ojo derecho temporalmente al poco tiempo de contagiarse de COVID-19. El episodio podría arrojar luz sobre cómo interfiere el virus en nuestro sistema inmunitario y cómo hace que el cuerpo se ataque a sí mismo.
En un informe de un equipo del Colegio de Médicos y Cirujanos Vagelos de la Universidad de Columbia, en Nueva York, y publicado en JAMA Otolaryngology-Head & Neck Surgery, los sanitarios explican que el hombre se había recuperado de lo peor del COVID y que una semana después volvió con dolor de cabeza. Pronto le siguió la pérdida de visión en el ojo, hasta el punto de que solo podía distinguir movimientos amplios. Además, en cuanto movía ese ojo, sentía un fuerte dolor.
Como explican en ScienceAlert, los casos de pérdida de visión tras una infección por SARS-CoV-2 no son habituales, pero tampoco son desconocidos, y hay varios informes de casos que apuntan a una posible relación. Así que lo relevante de este caso es la combinación de síntomas, incluidos esos intensos dolores de cabeza y las molestias oculares.
El coronavirus SARS-CoV-2 - Sputnik Mundo, 1920, 27.08.2021
¿Cuál habría sido el origen del coronavirus SARS‑CoV‑2?
Tras realizarle una prueba descubrieron que el paciente sufría tanto porque tenía los senos paranasales —un conjunto de cavidades situado alrededor de la nariz— gravemente inflamados en la mitad derecha de la cara. Hasta tal punto que el propio hueso se estaba erosionando. Los médicos se vieron obligados a retirarle mediante cirugía todo el tejido inflamado que pudieron. Y, a pesar de que al principio el estado del hombre pareció mejorar, pronto el ojo volvió a dolerle.
Los cultivos de tejidos revelaron la presencia de Streptococcus constellatus, una bacteria presente de manera natural en el intestino y en la cavidad, pero que puede ser peligrosa si acaban en otras zonas de nuestro cuerpo.
Una investigación más en profundidad reveló la presencia de un tipo activo de glóbulos blancos, uno que normalmente produce un extraño anticuerpo llamado IgG4 que no es nada típico. Y es que es capaz de volverse a rearmarse muy astutamente para adoptar forma asimétrica. También tiene fama de ser el causante de una larga lista de problemas a raíz de la afección autoinmune que puede afectar a casi cualquier parte del cuerpo, inflamarla y causar lesiones fibróticas, lo que provoca mucho dolor.
Micrografía electrónica coloreada de una célula humana (azul-verde) infectada por el virus SARS-COV-2 (amarillo) - Sputnik Mundo, 1920, 30.07.2021
Internacional
La OMS informa de más de 200 síntomas del COVID-19 prolongado
Al final trataron al paciente con esteroides y pronto los síntomas desaparecieron. Tres semanas después del tratamiento estaba ya completamente recuperado.
El equipo desconoce si efectivamente el COVID-19 influyó en la infección y qué provocó la enfermedad del lgG4-RD. "Es demasiado pronto para sacar conclusiones sólidas entre ambas enfermedades", señala el estudio, incluso teniendo en cuenta que otro anterior ya insinuaba que existía relación entre el lgG4-RD y el coronavirus.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала