Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

¿Sobrevivirá el chavismo al diálogo de septiembre?

© REUTERS / Edgard GarridoRepresentantes de Gobierno y oposición de Venezuela firman memorando de entendimiento
Representantes de Gobierno y oposición de Venezuela firman memorando de entendimiento - Sputnik Mundo, 1920, 23.08.2021
Síguenos en
"¿Y la política nacional?", me preguntó este domingo 22 el periodista y analista internacional Walter Martínez, mientras compartíamos un café. Habíamos pasado cerca de una hora en obligado recorrido por los últimos acontecimientos geopolíticos.
Afganistán, la exportación de mercenarios desde Colombia y el famoso mapa del Instituto Lowy donde se muestra que en un período de 30 años, China pasó a ser el mayor socio comercial de la mayoría de los países del mundo, ocuparon la agenda. Sin embargo, como suele ocurrir con lo que se nos hace cotidiano, la situación venezolana se resistía a convertirse en mero resumen.
Ya esta semana, el presidente Nicolás Maduro había anunciado que los esfuerzos de diálogo con la oposición política continuarían durante el mes de septiembre y se conocía que Elliott Abrams, ex encargado especial de la Casa Blanca para Venezuela, opinaba que era necesario respaldar a la oposición si "decidiera" ir a elecciones en noviembre o dicho de mejor modo, si en el ala oeste de la Casa Blanca lo decidieran.
Era obvio que todo se movía a una velocidad sorprendente y la información que afloraba en la superficie, no nos iba a permitir una respuesta que nos dejara satisfechos.
Decidí zanjar la incertidumbre con la confesión de que predecir el futuro no era lo mío, y que lo mejor era actuar como lo saben hacer los científicos sociales, siendo "sabios en retrospectiva". Quizá así podríamos saber si de lo vivido sacábamos alguna lección que sirviera al porvenir.

"Read my lips": Somos una nación resiliente

En 2019, el entonces canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, le decía a Elliott Abrams en las Naciones Unidas, que la táctica de la violencia y la promoción de golpes de Estado en Venezuela había fracasado. "Read my lips. It failed" (lean mis labios, fracasó), comentó el diplomático venezolano ante una audiencia que aún no daba crédito al hecho de cómo el pequeño país suramericano, seguía inexpugnable a la estrategia de cruel asedio impulsada por Estados Unidos.
Al día de hoy, desde Craig Faller hasta el propio Abrams, saben que el camino de las elecciones es el único posible. El enfoque guerrerista del Pentágono ha quedado enterrado, justo este año 2021 cuando la nación bolivariana celebra 200 años de la Batalla de Carabobo, un episodio que decretó el fin del dominio español en estas tierras.
Puede que Estados Unidos nunca termine por entender lo que eso significa y mucho menos aceptar, que las supercomputadoras con las que cuentan, nos les hubiesen permitido desarrollar una prospectiva donde el pueblo venezolano en vez de sumarse a una implosión social durante los años más duros de la agresión, optó por crear emprendimientos particulares, redes de abastecimiento agrícolas, experiencias socioproductivas para impulsar el turismo y proyectos para hacer frente a la pandemia de la COVID-19.
Bandera de Venezuela - Sputnik Mundo, 1920, 18.08.2021
América Latina
Los enemigos que acechan al diálogo y la búsqueda de paz en Venezuela
Quizá de haberse leído Los cuentos del arañero, habrían tenido en la Casa Blanca mejores pistas para entendernos.
Describía Hugo Chávez, en ese libro, las reflexiones hechas por Pablo Morillo, un respetado oficial del Rey de España, a partir de lo que significó su misión de derrotar la causa libertaria en el siglo XIX.
Morillo, el Elliot Abrams de su tiempo, conoció de primera mano la naturaleza de los combatientes venezolanos venidos de todas las regiones del país.
"Aquí en Mucuritas se consiguieron Páez y Morillo. Era verano, enero de 1818. Páez lo está merodeando y le da la vuelta. Se pone contra el viento, para que el viento le pegara en la cara a Morillo y a sus tropas. Le prendió candela a la sabana, y después que la sabana está prendida, los rodeó de candela, los atacó por dos flancos con unas lanzas. Porque los apureños hacían una lanza larga, liviana, como de dos metros. Y Páez, astuto, calculó —él lo escribe en sus memorias— cuánto tiempo tardaban los españoles en recargar los cañones. Entonces, disparaban y largaban los caballos más rápido con lanza larga para tratar de llegarles a los cañones antes de que volvieran a disparar. Era una guerra de astucia, sobre el terreno, día y noche. Lo cierto es que Páez destrozó a las fuerzas de Morillo en Mucuritas, otra vez. Se salvaron por un caño que tenía agua todavía, lo pasaron y la candela no los alcanzó".
Venezuela: diálogo entre Gobierno y oposición es una victoria de la paz - Sputnik Mundo, 1920, 20.08.2021
GPS Internacional
Venezuela: "Diálogo entre Gobierno y oposición es una victoria de la paz"
"Es cuando Morillo, en carta al Rey, le escribe aquella frase: 'Catorce cargas consecutivas de caballería sobre mis cansados batallones me demostraron que estos hombres están resueltos a ser libres'. Cuando el general Morillo regresó a España, el Rey le reclama cómo es posible que unos salvajes lo hayan derrotado a él, que había peleado contra Napoleón y derrotado a sus tropas. Y Morillo le dice: 'Su Majestad, es que no son ningunos salvajes. Si usted me da un Páez y cien mil llaneros de Guárico, Apure y Barinas, le pongo a Europa completa a sus pies'. Eran indomables, invencibles. No sólo los llaneros de Venezuela, también los llaneros de la Nueva Granada, los centauros del Casanare, del Meta, del Arauca. Somos los mismos", contaba Chávez.

La gesta por la independencia, continúa…

Sin embargo, quería argumentarle a mi paciente interlocutor, que no todas eran buenas noticias dentro de la lucha, ciertamente heroica, del pueblo venezolano.
La estrategia de presión del Gobierno de Estados Unidos ha causado sus efectos. El Estado se ha debilitado y la capacidad de gestionar las políticas públicas con el alcance y eficiencia de otros tiempos es una realidad. El efecto de las sanciones económicas se traduce como la incapacidad para desarrollar soberanía en el manejo de los asuntos públicos y deviene en la ingratitud de tener que cargar a cuestas las consecuencias negativas de todo cuanto ocurra. Así como lo afirmaba John Kennedy Toole, tal parece que muchas veces en la vida no hay dos caminos, sino tres: "El bueno, el malo y el que te dejan recorrer".
No obstante, esto no es lo más grave. El impacto profundo ocasionado por el asedio continuado y que es resultado de la aplicación de la teoría de la Turbulencia Social desarrollada por los psicólogos del Instituto Tavistock, llevaron a millones de venezolanos a creer que el país que tiene la mayor reserva de petróleo y oro del mundo, una amplia biodiversidad, cantidades exorbitantes de minerales de todo tipo y tierras ideales para la agricultura, es una nación sin futuro.
Diálogo político de Venezuela: una derrota de la táctica de nombrar un Gobierno paralelo - Sputnik Mundo, 1920, 17.08.2021
En órbita
Diálogo político de Venezuela: "una derrota de la táctica de nombrar un Gobierno paralelo"
"Venezuela no está quebrada: lo están las potencias que no pueden sobrevivir sin nuestros recursos, ni arrebatárnoslos por la fuerza bruta, porque ello desencadenaría un conflicto mundial de consecuencias incalculables. Si en nuestro país no llueven bombas, ello se debe a un tenso equilibrio de amenazas entre bloques geopolíticos donde se juega la hegemonía mundial", explica Luis Britto García en un clarificador artículo.
Lo que está en juego es un asunto crítico, aunque no muy visible, y definirá el balance final sobre este desafío de pulso y templanza en que se ha convertido Venezuela.
Insisto: todo gira sobre la naturaleza del camino de reconstrucción que se abre luego de este diálogo.
Es este momento, como en ningún otro, el chavismo someterá a escrutinio cuáles son los valores y bases de identidad que lo sostienen como proyecto y tendrá que ponderar qué tanto de él podrá ser negociado para alcanzar uno de los mayores puntos sobre la mesa, el fin de la cruel política de sanciones económicas.
En no pocas ocasiones hemos alertado que el objetivo de la guerra es golpear la esperanza, es decir, sembrar la confusión y la desconfianza dentro de las propias filas. Usualmente, las cosas comienzan a resquebrajarse por la inestabilidad interior hacia razones que antes proveyeron de seguridad y entereza moral.
Graffiti con un retrato de Hugo Chávez - Sputnik Mundo, 1920, 05.07.2019
Internacional
Triunfará o fracasará la revolución bolivariana
Walter Laqueur, en su libro sobre la caída de la Unión Soviética, ilustra cómo funciona esto:
"¿Por qué se derrumbó el enorme edificio sin que siquiera hubiese sido severamente desafiado? Es obvio que debe haber habido una crisis, pero no era del tipo que puede cuantificarse, al estilo de metas económicas no logradas o de pérdidas humanas y materiales en una guerra. La crisis fue una crisis de confianza, o, para usar el término con frecuencia utilizado en Rusia, una crisis espiritual".
El historiador Robert Tucker, lo complementa. La sociedad "no es solo un armazón productivo atravesado por realidades de poder, sino una estructura psicológica".
Es decir, el cemento de las naciones se encuentra constituido por factores no racionales, que "no responden a un mero cálculo de costo beneficio", sino a un conglomerado de ideas y expectativas de gran valor que son, en resumidas cuentas, las que movilizan a los seres humanos. "Les hacen solidarios con proyectos colectivos, les dan identidad, y en ocasiones pueden llevarles a sacrificar hasta la propia vida".
Venezuelan opposition leader and Governor of Miranda state Henrique Capriles speaks during an interview with Reuters in Caracas - Sputnik Mundo, 1920, 11.08.2021
América Latina
Opositor venezolano Capriles pide a ciudadanos votar en comicios del 21 de noviembre
Probablemente, a lo que apunten quienes han negado sistemáticamente el bienestar y la paz social en Venezuela, es a exacerbar esta crisis de autoconfianza. Convencer al chavismo de que ellos han ganado y es hora de bajar los brazos.
Sin embargo, el presidente Nicolás Maduro va con una ventaja a la mesa, lo respaldan doscientos años de pruebas acerca de la capacidad de resistencia del pueblo venezolano, el deseo de la mayoría del país de no hacerle el coro a los gritos de guerra y un territorio privilegiado que ya tiene una importancia geopolítica de primer orden. Eso sí que es un caudal, muy difícil de ignorar.
LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала