Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

El club de fútbol del papa Francisco regresa a su 'Tierra Santa'

© AP Photo / Gregorio BorgiaEl papa Franciso con una camiseta de San Lorenzo de Almagro
El papa Franciso con una camiseta de San Lorenzo de Almagro - Sputnik Mundo, 1920, 13.08.2021
Síguenos en
En 1979, el último gobierno militar (1976-1983) expropió el terreno del 'Gasómetro', la cancha de San Lorenzo de Almagro, uno de los cinco grandes clubes del fútbol argentino. Después de más de 40 años, el equipo favorito del papa Francisco, el argentino Jorge Bergoglio, volverá a erguir su estadio en el barrio porteño de Boedo.
Los clubes de barrio en Argentina, sin importar el tamaño y la especialidad, tienen una mística particular y en sus historias está narrada la historia de sus vecinos, de sus fanáticos, de las complejidades de su tejido social.
San Lorenzo de Almagro, uno de los cinco grandes clubes de fútbol de Argentina, tiene su raíces en la zona centro-sur de la ciudad de Buenos Aires, con una historia originada en el barrio de Almagro y cuyo antiguo estadio, el Gasómetro, estaba emplazado en el vecino y tradicional barrio proletario de Boedo.
Con toma de posición, el papa Francisco creó una comisión especial para que le informe sobre las actividades reales del controvertido Instituto para las Obras de Religión (IOR). - Sputnik Mundo, 1920, 09.08.2021
Encuentran un sobre con 3 balas dirigido al papa Francisco
En 1979, el gobierno de facto de la última dictadura cívico-militar (1976-1983) expropió el terreno de la cancha. El club, desterrado, tuvo que reubicar el Nuevo Gasómetro en el vecindario porteño de Bajo Flores, una de las zonas más pobres de la capital nacional. Pero el llamado de las raíces nunca perdió fuerza.
"San Lorenzo tiene una historia traumática con su estadio y ellos tienen una identidad que de alguna forma están buscando reparar. Pero Buenos Aires, junto con Londres, es la ciudad con más estadios, y crece exponencialmente si se incluye el primer cordón del conurbano", dijo a Sputnik Pablo Engelman, arquitecto y urbanista, quien tuvo acercamientos con la anterior dirigencia del club cuando el proyecto se puso en marcha.
En 2007, hinchas y dirigentes comenzaron a pujar por el retorno histórico al barrio de origen y, en 2011, 20.000 simpatizantes presentaron un pliego en la Legislatura porteña. En 2012, 110.000 fanáticos colmaron la Plaza de Mayo, centro cívico nacional, para reclamar el regreso a la Tierra Santa. En junio de 2019, el club retomó posesión del predio.
Después de años de espera, el 5 de agosto pasado se aprobó finalmente la ley de rezonificación que permitirá al Ciclón —uno de los apodos del club— volver a construir su estadio en el lote que durante décadas se había transformado en un hipermercado.
El docente universitario contó que la rezonificación y las posibilidades que ofrece este desarrollo inmobiliario viene siendo analizado desde hace años desde el ámbito académico, con el objetivo de imaginar los diversos impactos que un proyecto de esta envergadura promete, y que debe incluir una discusión de fondo sobre el cariz social de esta mudanza.
El club pagará como compensación al Gobierno porteño 3,5 millones de dólares para construir dos nuevas escuelas públicas. En el predio se instalarán oficinas vinculadas a servicios sociales, una dependencia policial y una de bomberos.

El club como espacio social

CC BY 2.0 / yonolatengo / Nuevo GasómetroEstadio Pedro Bidegain, conocido como Nuevo Gasómetro, cancha de San Lorenzo de Almagro
Estadio Pedro Bidegain, conocido como Nuevo Gasómetro, cancha de San Lorenzo de Almagro - Sputnik Mundo, 1920, 13.08.2021
Estadio Pedro Bidegain, conocido como Nuevo Gasómetro, cancha de San Lorenzo de Almagro
Además del nuevo estadio, que tendría una capacidad para 45.000 espectadores, se estima que se construirán comercios, un hotel y hasta un cine. Los vecinos de Boedo, un barrio residencial y de baja densidad, se cuestionan si el regreso del club al barrio generará más beneficios que complicaciones, entre las que se incluye como mínimo la logística de ingreso y egreso de miles de personas las fechas que haya partido.
"El proyecto arma todo en relación al espectáculo: se genera un estadio, con áreas gastronómicas, con un museo, una tienda, y pone al fútbol como objeto de consumo. Es positivo en términos urbanos, pero no es coherente con la idea de club de barrio que tenemos en Argentina. Va a tener que buscar una lógica para hacer convivir todo en pocos metros cuadrados", comentó Engelman.
El urbanista destacó la importancia de que el club mantenga el deporte en el Bajo Flores, barrio donde se encuentra la villa 1-11-14, el asentamientos popular más extenso de la ciudad y uno de los más poblados, con 40.000 habitantes.
"Hay una diferencia, que no se suele hacer, entre estadio y club. En la formación de los jóvenes y en el tejido social, el club es muy importante. Por otro lado, el estadio representa una cuestión de iconografía respecto al fútbol", dijo el urbanista.
San Lorenzo de Almagro es un club fundado en 1908 con el fin de generar un espacio de contención para las infancias de bajos recursos, un origen caritativo vinculado a su espíritu religioso evidente en la elección de su nombre.
Por esto es el cuadro amado por el sumo pontífice de la Iglesia católica apostólica de Roma, el argentino Jorge Bergoglio. La anterior dirigencia del club había dicho que el nuevo estadio llevaría el nombre Papa Francisco.
"El mercado inmobiliario pretende este tipo de activaciones de consumo, pero no tiene la capacidad de valorar el deporte como un bien para que el valor del metro cuadrado suba, pero sí si tenés un shopping, si tenés un área gastronómica. La gente de San Lorenzo sabe perfectamente que el club no es solo el estadio; indudablemente van a necesitar generar actividades sociales y culturales en la nueva sede para ser aceptado en el barrio", destacó.
Operaciones de reciclaje en edificaciones protegidas por su patrimonio histórico no son simples - Sputnik Mundo, 1920, 16.07.2021
América Latina
De micro a multicentros: el reto de transformar 'la city' de Buenos Aires pospandemia
Mientras el centro de atención pública parece puesto en el impacto del nuevo estadio en Boedo, poco se discute acerca del destino del Nuevo Gasómetro, la actual cancha con espacio para 47.000 personas, y las posibilidades de reconversión de este espacio.
"El problema no está en Boedo, está en el otro polígono. Es un tema que nadie toca. Si liberás el estadio del Bajo Flores, ¿no podría servir para gente que tiene un montón de problemas relacionados al hábitat, en una zona que está hacinada? Incluso me parece raro que no salga desde la propia Legislatura, porque siempre es políticamente correcto avanzar hacia la infraestructura social en un lugar que lo necesita", enfatizó el arquitecto.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала