Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

Protesta ante la residencia de Boris Johnson para que salve a una alpaca de la muerte

© REUTERS / Peter NichollsProtesta ante la residencia de Boris Johnson para que salve a una alpaca de la muerte
Protesta ante la residencia de Boris Johnson para que salve a una alpaca de la muerte - Sputnik Mundo, 1920, 09.08.2021
Síguenos en
LONDRES (Sputnik) — Un grupo de activistas y entusiastas de los animales se manifestaron junto a la residencia oficial del primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, en protesta por el inminente sacrificio de una alpaca que ha dado positivo en pruebas oficiales de tuberculosis bovina (TBb).
La propietaria del mamífero, Helen MacDonald, lleva cuatro años peleando judicialmente a fin de evitar la matanza y rectificar lo que considera ser una "injusticia animal".
La manifestación se concentró inicialmente ante la sede del Ministerio de Alimentación, Medio Ambiente y Asuntos Rurales (DEFRA, en sus siglas en inglés) antes de plantarse frente a la verja de Downing Street para presionar directamente sobre el mandatario conservador.
Los manifestantes piden la intervención de Johnson y, particularmente, la mediación de su esposa Carrie, reconocida impulsora y activista a favor de los derechos de los animales y de la protección del medio ambiente.
© REUTERS / Peter NichollsProtesta ante la residencia de Boris Johnson para que salve a una alpaca de la muerte
Protesta ante la residencia de Boris Johnson para que salve a una alpaca de la muerte - Sputnik Mundo, 1920, 09.08.2021
Protesta ante la residencia de Boris Johnson para que salve a una alpaca de la muerte
Incluso el padre del jefe del Gobierno británico, Stanley Johnson, se ha pronunciado en contra de sacrificar a Geronimo, como se llama la alpaca.
"¿Se puede evitar la ejecución judicial de Geronimo? Espero y creo que sí se puede", escribió el senior Johnson en el diario The Sun.
Cerca de 100.000 personas han firmado una petición para salvar al animal de su muerte anunciada, que legalmente puede consumarse en cualquier momento.
MacDonald argumenta que las pruebas oficiales de TBb no son adecuadas para su preciado ejemplar camélido, que fue importado al Reino Unido desde Nueva Zelanda en 2017.
La criadora de alpacas en su granja de Inglaterra está convencida que Geronimo dio dos falsos positivos de la contagiosa enfermedad.
Unas 40.000 vacas se sacrifican cada año en Inglaterra a fin de prevenir una epidemia de tuberculosis.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала