Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Las armas en la política uruguaya, una relación marcada a fuego

CC BY 2.0 / Vince Alongi / UruguayLa bandera de Uruguay
La bandera de Uruguay - Sputnik Mundo, 1920, 06.08.2021
Síguenos en
MONTEVIDEO (Sputnik) — Las armas de fuego han sido muchas veces una herramienta de resolución de conflictos a lo largo de la política uruguaya. A tal punto que este 6 de agosto serán subastadas, con una base de 2.500 dólares, dos pistolas cuya historia cuentan mucho más que una muerte.
Fue una bala la que alcanzó al caudillo Aparicio Saravia en 1904, cuando fue fatalmente herido durante la Batalla de Masoller y sólo tuvo tiempo de huir a Brasil para morir 10 días después.
Más tarde, el expresidente Baltasar Brum (1919-1923) terminó con su propia vida con un disparo, en un intento por evitar el golpe de Estado del 31 de marzo de 1933, cuando integraba el Consejo Nacional de Administración.
Se dice que aquella batalla de Masoller y la malograda revolución en torno marcarían la consolidación de la presidencia de José Batlle y Ordóñez (1903-1907 y 1911-1915), mentor de Brum y figura central de otro suceso que incluye denuncias de fraude electoral, armas y balas.
Y que oficia de punto clave de la rivalidad entre colorados y blancos, como se conoce en Uruguay al Partido Colorado y el Partido Nacional, las facciones políticas fundacionales de la República, hoy reunidas en un mismo Gobierno.
Hablamos de la contienda entre el exmandatario Batlle y Ordoñez y el diputado Beltrán, o los cuatro disparos que terminaron legalizando los duelos en este país sudamericano durante muchas décadas.
"Uruguay tiene una relación con los duelos que eran una forma de resolver los problemas en el Siglo XIX, obviamente por fuera de la ley", cuenta a Sputnik el historiador Leonardo Borges, antes de recordar otros importantes "lances caballerescos", como se les llamaba entonces.
El expresidente Luis Batlle Berres (sobrino de Batlle y Ordoñez, 1947-1951) se retó a duelo con el general Juan Pedro Ribas, que a su vez se batió con otro general, Líber Seregni, pocos días después que ambos fuesen candidatos a la presidencia de la República, el primero por el Partido Colorado, el segundo, por el Frente Amplio.
No hace falta ir al Archivo Nacional para encontrarse con duelos políticos; solo basta con buscar en Internet el nombre de otro expresidente, Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000), en la actualidad secretario general del Partido Colorado, con 85 años.
TELESCOPIO - Sputnik Mundo, 1920, 26.06.2020
Telescopio
A 47 años del golpe: Uruguay "se alineó nuevamente a la política exterior de EEUU"
En la década de 1970, Sanguinetti —avezado esgrimista— se batió a duelo con florete con su correligionario Manuel Flores Mora, alias 'Maneco' bajo la modalidad "primera sangre". Este, a su vez, volvió a medirse con el expresidente Jorge Batlle Ibáñez (2000-2005).
"Hoy lo vemos como algo bárbaro, pero para la sensibilidad de mediados del siglo XX batirse a duelo era normal y era como una forma totalmente noble y honorífica de poder solucionar los problemas. En cierta forma, era darle un lugar al rival, reconocerlo", resume Borges.
El autor del libro "Historia escondida del Uruguay" reconoce al sistema, en su contexto histórico, como una forma efectiva de defender el honor, tan establecida en la cultura de la época que saber esgrima, era una condición sine qua non para ser dirigente.

¡Qué tupé!

Las míticas armas que empuñaron el expresidente colorado y el joven diputado blanco cuando se batieron a duelo el 2 de abril de 1920 "están en muy buen estado, tienen algún detallecito y están prácticamente completas", dijo el rematador Sebastián Zorrilla al medio local Montevideo Portal.
Se trata de dos pistolas fabricadas en Bélgica en el año 1870, y vendidas en Buenos Aires, con decoración en plata y caños octogonales que miden, en total, 36 centímetros de largo y que, según una investigación realizada por el historiador Diego Fischer para su libro "¡Qué tupé!", eran propiedad de Baltasar Brum, el presidente por esos años. El lote también incluye cinco balas de época y su caja original de roble.
La historia de aquel asesinato —cortando un poco con el romanticismo— comenzó el día anterior, en aquel Jueves Santo del 20, cuando el joven dirigente blanco, uno de los fundadores del influyente periódico local El País, publicó su editorial titulada "Qué toupet".
"El campeón del fraude acusa al Partido Nacional. El campeón del fraude, el que hizo doctrina constitucional de la influencia moral", decía Beltrán en su artículo, "el que no obstante haberse tragado de sueldos más de 300.000 pesos oro, formó tesoros partidarios descontándoles obligatoriamente a los miserables sueldos de los guardias civiles y los barrenderos municipales".
Y seguía: "El que quemó el voto secreto que libera al obrero del patrón y el funcionario del gobierno. El que inventó los compromisos escritos arrancados a los legisladores antes de ser electos".
Batlle, ofendido, mandó a sus padrinos y eligió las armas. Al otro día, en la cancha del Parque Central del Club Nacional de Football y bajo una copiosa lluvia, sucedió el lance en el que Beltrán recibió un disparo que entró por su axila derecha y salió, un poco más abajo, por la izquierda.
Batlle y Ordoñez estuvo preso cuatro días por el disparo. El 4 de agosto de ese mismo año fue aprobada por la Cámara de Representantes la Ley de Duelos con carácter retroactivo por ser una norma que extingue el delito.
Luis Lacalle Pou, presidente de Uruguay - Sputnik Mundo, 1920, 01.03.2021
América Latina
10 hitos del primer año de Gobierno de Lacalle Pou en Uruguay
Así, el dirigente colorado recuperó la libertad y pudo ser candidato a presidente del Consejo Nacional de Administración.
En 1992, durante el gobierno de Luis Alberto Lacalle Herrera (1990-1995), padre del actual presidente Luis Lacalle Pou, derogó esta normativa por "anacrónica".
Los duelos modernos, desde entonces, se dirimen en programas de TV y redes sociales, donde cada grito o tuit suenan como disparos, aunque nunca quede muy claro quienes ganan y quienes pierden.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала