Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
Al contado - Sputnik Mundo, 1920
Al contado
Humor, creatividad y sencillez. Tres ingredientes, que sustentados en el rigor del análisis de destacados expertos internacionales, son la clave para acercarte al complejo mundo de la economía y las finanzas. Javier Benítez presenta el programa. 15 minutos, todos los jueves.

La dictadura del FMI, 'el mecenas'

La dictadura del FMI, 'el mecenas'
Síguenos en
Reactivar la economía global. Es la idea del Fondo Monetario Internacional [FMI] al aprobar la Distribución de Derechos de Giro [DEG] por valor de 650 mil millones de dólares. Cada uno de los 190 países miembro del organismo percibirá un monto proporcional a la cuota que aporta, menos Venezuela, que no recibirá nada de esta partida. Tal vez nunca.

Los números

Con aura de mecenas, esa suerte de dinero helicóptero que derramará el FMI, superará en mucho a la que otorgó en el año 2009 tras el estallido de la crisis mundial en 2008: en aquella ocasión llovieron 250 mil millones de dólares para estos menesteres. En esta ocasión, el detonante ha sido la pandemia de coronavirus, de la cual la mayoría de los países no ha logrado incorporarse.
Tiene ciertas características el actual desembolso, atendiendo al principio de proporcionalidad de aportes. Por un lado, de los 650 mil millones, alrededor de 275 mil millones irán a parar a países en desarrollo y mercados emergentes. Desde otra perspectiva, según Bloomberg, alrededor del 70% de los fondos irá a parar a las 20 economías más grandes del mundo, y solamente el 3% arribará a los países más pobres.
El presidente de la Consultora Ekai Center, Adrián Zelaia, sostiene que este reparto de dinero tiene muchas vertientes interesantes. "En realidad lo que está haciendo el FMI es devolver recursos que se han aportado en proporción a cada país. Esto es algo que va contra la propia esencia del FMI en principio, que se basa, en teoría, en una concentración de recursos del mundo para destinarlos a objetivos concretos donde en principio se supone que es más necesario".
"Esto, de alguna forma es renunciar, por parte del FMI, a seleccionar dónde son más necesarios estos recursos para devolver a los aportantes", observa el analista.

¿Despecho dictatorial de EEUU?

Mientras, este 'reparto', entraña otras cuestiones. Por un lado, los recelos de congresistas republicanos de EEUU, quienes desde la época de la Administración Trump rechazan esta distribución de fondos, arguyendo que beneficiará a sus 'enemigos' Rusia, China e Irán. Y por otro lado, el FMI muestra su cara dictatorial: Venezuela, a la que le correspondería recibir unos 5.100 millones de dólares, no recibirá nada.
El argumento que da el FMI textualmente es que "no saben exactamente quiénes son las autoridades del país", situación a la que califican como "discusión en curso". Hasta allí llega la mano de EEUU, accionista mayoritario del FMI, y que no reconoce a Nicolás Maduro como presidente, pese a haber sido elegido democráticamente por el pueblo venezolano.
Zelaia sentencia que no entregarle el dinero a Caracas "evidentemente es un abuso más en contra del Gobierno de Venezuela dentro de un contexto en el que están utilizando, por parte de Occidente, todo tipo de medidas para destruir a los Gobiernos que no se pliegan al status quo tradicional. También nos refleja en qué medida el propio FMI ha sido hasta ahora un instrumento de esas políticas de las élites occidentales".
"Las élites que controlan a Occidente, a su vez han controlado desde la Segunda Guerra Mundial, al FMI y al Banco Mundial, y no han tenido ningún reparo en utilizar estas instituciones para defender sus intereses. Claro, de forma muy descarada en este caso con Venezuela, diciendo, 'no te pago lo que te corresponde, y punto'", subraya Adrián Zelaia.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала