Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Desnarigado y pintarrajeado, Cristóbal Colón tiene un futuro incierto en La Paz

© Sputnik / Sebastián OchoaEstatua de Cristóbal Colón en La Paz, Bolivia
Estatua de Cristóbal Colón en La Paz, Bolivia - Sputnik Mundo, 1920, 05.08.2021
Síguenos en
Un grupo de jóvenes indigenistas intentó derrocar la estatua del marinero ítalo-español en el centro de la capital boliviana. Pero la Policía acudió en su rescate. Para el Gobierno de Luis Arce, lo más prudente sería trasladarla a otro punto de la ciudad
Con el rostro cubierto de pintura negra brillante y ñato, como si fuera un pésimo boxeador. Así quedó la estatua de Cristóbal Colón en la ciudad de La Paz luego de que atravesara un día de furia en manos de un grupo de jóvenes, los cuales fueron detenidos antes de lograr su objetivo de "tumbar" la figura del marino genovés, quien inauguró el tráfico comercial de América con el resto del mundo. Su llegada también marcó el inicio de una serie de suplicios para los pueblos indígenas del continente, que perduran hasta estos días.
La estatua de Cristóbal Colón ubicada en el paseo del Prado, en pleno centro de la ciudad de La Paz, fue regalada en 1925 por la comunidad italiana, al cumplirse 100 años de la declaración de la Independencia de Bolivia.
© Sputnik / Sebastián OchoaEstatua de Cristóbal Colón en La Paz, Bolivia
Estatua de Cristóbal Colón en La Paz, Bolivia - Sputnik Mundo, 1920, 05.08.2021
Estatua de Cristóbal Colón en La Paz, Bolivia
El sociólogo Carlos Macusaya relató a Sputnik que veinte años atrás, cuando aún era un estudiante universitario, "he sido parte de esos grupos que han intentado derribar el monumento. Pero esas intenciones siempre han caído en saco roto. Hasta el día de hoy ese monumento sigue en pie".
El pasado lunes 2 de agosto, como se venía advirtiendo en las redes sociales, algunas decenas de jóvenes se presentaron ante la estatua para derrocarla. Le pintaron la cara con pintura negra, le quitaron la nariz a martillazos, pero la Policía Nacional llegó en auxilio del monumento del viejo marinero ítalo-español. Y se llevaron presos por algunos instantes a cinco de los manifestantes.
"Los monumentos reflejan aquello que los grupos de poder consideran símbolos que los representan. En ese sentido, la estatua de Cristóbal Colón es un símbolo de las élites gobernantes en Bolivia", sostuvo Macusaya.
A pesar de que es un Estado Plurinacional desde hace 12 años, el país aún no puede deshacerse de algunas miradas atávicas relativas a las estatuas diseminadas por su territorio, las cuales personifican en muchos casos a hombres y nombres cuestionados por la historia.
Si bien la ministra de Culturas, Sabina Orellana, consideró que la estatua debiera mudarse a otra parte de la ciudad, está la resistencia de la Alcaldía de La Paz, que reivindica la figura del primer colonizador.
Actualmente, Macusaya es uno de los más renombrados teóricos de la filosofía ancestral de los pueblos andinos. Recordó que la figura idolatrada de Colón "nos la han metido por ojos y orejas en las escuelas, sobre todo cuando nos hacían conmemorar el 12 de Octubre", fecha de 1492 en la cual las célebres carabelas del genovés llegaron a América.
Para Macusaya, el movimiento contra las estatuas de los colonizadores no se inscribe en un movimiento mundial, iniciado meses atrás en Estados Unidos, replicado en Canadá, Gran Bretaña y Colombia, entre otros países.
"Siempre ha habido una lucha simbólica sobre esos monumentos o nombres de calles. Pero creo que más bien habría que problematizar qué símbolo nos podría articular, nos podría unir", afirmó.

Transformación del hombre de la estatua

Para la historiadora Sayuri Loza, el cuestionamiento a las estatuas es parte de un momento histórico, en el cual las sociedades del mundo se preguntan a quién idolatran: "Siempre ha pasado. Cambian los héroes, cambian las mentalidades, cambian las ideologías. Siempre en la historia vas a ver sustitución de símbolos", sostuvo.
El derribo de estatuas de conquistadores es para "tirar ideologías opresoras y descolonizar"
Y detalló: "En el pasado, grandes héroes eran los conquistadores, que asesinaban, eran genocidas, capturaban esclavos. Porque había esa idea de la supremacía de una raza o grupo étnico por encima del otro".
Loza explicó que la figura del conquistador como gran héroe fue suplantada en los últimos siglos por "los héroes de la fe, que daban su vida por algo en lo que creían".
Actualmente, en algunas partes del mundo "tenemos héroes del Islám, quienes dan su vida por la Jihad, por la Guerra Santa. Pero en otras partes del mundo los ven como terroristas". Por ello, Loza evaluó que "los héroes cambian. Actualmente hay héroes diferentes".
En estos días, "la gente aprecia mucho a las personas que salen del closet. Los trans, las heroínas feministas… Con el paso del tiempo cambian los héroes. Ahora estamos viviendo un cambio en el pensamiento, en la mentalidad universal. No solo en Bolivia", advirtió la historiadora.
"La gente se está cuestionando qué es ser héroe, qué debería permanecer y qué debería cambiarse. Esto se ve muy a menudo en la historia", evaluó.
Mientras una correntada social exige una sustitución de símbolos, "están los conservadores, el movimiento de los hispanistas, que se indignan cada vez que se quiere cambiar algo. Opinan que Colón nos enseñó a escribir, o que viviríamos con taparrabos en chozas, si no fuera porque España nos trajo la civilización".
La historiadora es consciente de que "los valores de las sociedades cambian con el paso del tiempo. Es bueno que los jóvenes se planteen nuevas visiones. Es bueno que no se queden mirando a los viejos héroes".
Y agregó: "Es hora de forjar nuestras nuevas ideas y visiones. Sin embargo, me preocupa que siempre tenga que ser con violencia. Creo que se puede presentar un proyecto de ley para ver qué se hace. Si se erigen otras estatuas o se pone una jardinera".
Para Loza, se debe tomar en cuenta que "este es el siglo de la gente, el siglo de las masas, el siglo de los olvidados. El siglo de los que, en historia, llamamos 'los subalternos'. Es un buen momento para rendirles homenaje".

Triste, solitario y final

Luego del intento de derrocamiento del 2 de agosto pasado, la estatua de Colón está rodeada por un cerco de chapas. Tras la última afrenta, parecieran contadas sus horas de pie en el Prado. En caso de que se vaya, como todo parece indicar, ¿quién vendrá?
Para Loza, la próxima figura "tendría que trascender en el tiempo. Nos tendría que recordar la unidad, el cambio verdadero. Porque aquí todavía vas a ver discriminación, vas a ver gente indígena, de pollera, que es menospreciada".
Afirmó que "todavía se habla de los indígenas como si fueran salvajes, a los cuales hay que eliminar". En este sentido, considero que "lo de las estatuas no es suficiente. Simbólicamente vende, da que hablar, pero la lucha contra la descolonización es un trabajo diario".
Una estatua de Cristóbal Colón en Miami - Sputnik Mundo, 1920, 11.05.2021
América Latina
La descolonización de las Américas en 12 estatuas al piso que reescriben la historia
Loza sostuvo que "las estatuas han sido siempre una forma de propaganda política, desde los egipcios. Son símbolos de poder muy fuertes, que te recuerdan quién manda, quién es eterno, porque la piedra es un símbolo de eternidad, de larga duración".
En este aspecto, las estatuas "nos quieren introducir a un héroe al cual debemos todo. Creo que es momento de pensar que no le debemos nada a nadie, a ningún gran personaje, héroe, dios, santo ni semidiós".
Por ello, Loza aseguró que "lo que somos se lo debemos a nosotros mismos y a la capacidad que hemos tenido de asumirnos como humanos, más allá del color de piel".
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала