Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Cómo la irresponsabilidad de la Fiscalía obliga a abrir fosas comunes en Morelos

© REUTERS / Carlos JassoA police cordon marks the perimeter of the site where a forensic team and judicial authorities work in unmarked graves where skulls were found, on the outskirts of Veracruz
A police cordon marks the perimeter of the site where a forensic team and judicial authorities work in unmarked graves where skulls were found, on the outskirts of Veracruz - Sputnik Mundo, 1920, 23.07.2021
Síguenos en
Desde el año 2016, Morelos ha sido uno de los estados mexicanos pionero en abrir las fosas comunes y clandestinas, que la autoridad local creó de manera irregular en distintos momentos de la última década. La presión de las familias ha sido crucial para lograr este propósito.
La crisis de derechos humanos que vive México con el registro de más de 80.000 personas desaparecidas en los últimos 15 años, tiene un estrecho vínculo con el funcionamiento de sus servicios forenses, periciales y de investigación de delitos.
Huitzuco, Guerrero. Cráneo localizado en una fosa clandestina. - Sputnik Mundo, 1920, 07.07.2021
América Latina
Los desaparecidos en México durante el Gobierno de López Obrador suman 21.546
Sin embargo, gracias a la presión de las familias de las víctimas, durante el último mes la Fiscalía especializada en desaparición de Morelos ha estado a cargo de la exhumación de 482 cuerpos, vinculados a carpetas de investigación que permanecen abiertas en la entidad, que colinda con la Ciudad de México.
La Unión de familias resilientes de Morelos es uno de los colectivos de familiares de personas desaparecidas que está participando activamente de la documentación de este proceso de exhumación masiva inédito en el país, en el cual se permite a las familias acceder a los registros que la autoridad tiene de ellos.
Una de las participantes de este proceso, Tranquilina Hernández, madre de Mireya Hernández Montiel, una adolescente que está desaparecida desde el año 2014 en Cuernavaca, contó a Sputnik que al menos cuatro familias han reconocido a alguna de estas personas que estaban desaparecidas, e iniciaron por tanto una comprobación por medio del análisis de ADN.
Familiares y funcionarios en la Brigada - Sputnik Mundo, 1920, 05.07.2021
América Latina
Así fue la primera brigada de búsqueda de fosas clandestinas en CDMX
La participación de la Comisión de búsqueda de Morelos en el proceso implica su coordinación con la Fiscalía local, desde que la Ley General de Desaparición separó las competencias de búsqueda de las personas desaparecidas por un lado y por otro, la investigación criminal de lo sucedido con la persona.

Fosas clandestinas

Morelos tuvo un papel preponderante en el inicio del movimiento nacional de familiares de personas desaparecidas en el México del siglo XXI (eso, teniendo en cuenta que hubo un movimiento anterior que comenzó en la década de 1970). De aquí se elevó la voz del poeta Javier Sicilia tras el asesinato de su hijo, Juan Francisco Sicilia junto a otros seis jóvenes en Jiutepec, que parió el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, en 2011.
Cráneo hallado en una fosa  - Sputnik Mundo, 1920, 09.06.2021
América Latina
Revolución en búsquedas: nuevas tecnologías detectan restos humanos en México
Cinco años más tarde, con la intervención de Sicilia como director de Extensión de la Universidad Autónoma del estado de Morelos (UAEM) y el apoyo de su entonces rector Alejandro Vera, se logró la apertura de las fosas clandestinas en Tetelcingo, un pueblo rural a veinte minutos de la ciudad de Cuautla, a 100 kilómetros de la Ciudad de México.
En diciembre de 2014, las familias organizadas supieron que, en el predio de un campesino, junto al panteón municipal de Tetelcingo, la Fiscalía local había enterrado clandestinamente los cuerpos de personas víctimas de delitos graves que no habían sido identificados. Tampoco tenía registro de cuántos cadáveres estaban allí, sin haber señalizado el sitio donde los habían inhumado.
Durante la última semana de mayo de 2016 comenzó el trabajo de exhumación que, tras doce días de trabajo, halló 117 cuerpos inhumados clandestinamente, de los cuales 84 habían tenido una muerte violenta (cuatro de ellos presentaban la marca del tiro de gracia o fusilamiento en la nuca). Sin embargo, el 75% de ellos no tenía una carpeta de investigación asociada a su muerte.
Un año más tarde, entre el 21 de marzo y el 27 de abril de 2017, autoridades y familiares participaron de la exhumación de otros 84 cuerpos inhumados irregularmente en el Panteón municipal de Jojutla, 30 kilómetros al sur del estado.
In this Aug. 21, 2015, file photo, Chile's President Michelle Bachelet attends a congressional session, during her official visit, in Asuncion, Paraguay - Sputnik Mundo, 1920, 10.05.2021
América Latina
Acnudh se solidariza con madres de más de 87.000 personas desaparecidas en México
Tanto en las fosas de Tetelcingo abiertas en 2016 como en las de Jojutla de 2017, la Fiscalía local había enterrado cuerpos con ropa y otras evidencias de los crímenes cometidos, lo que demuestra que no les había practicado la necropsia de ley que exige todo crimen violento. Menos una autopsia. La mayoría de ellos no tenía registro de haber pasado por el servicio forense antes de ser enterrados, colaborando directamente en su desaparición.
Hasta el momento, 13 de los 117 cuerpos de Tetelcingo han sido identificados, pero ninguno de los de Jojutla, debido al retraso sufrido en la obtención de sus perfiles genéticos. Los cuerpos sin identificar permanecen en el Panteón Jardines del Recuerdo, en Cuautla.

Fosas comunes

Morelos sólo fue adelantado en México por el trabajo realizado por la Comisión de búsqueda de Coahuila y el Centro regional de identificación humana, a cargo de Yezka Garza Ramírez, junto al acompañamiento de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala (FafG) que el lunes 8 de marzo de 2021, iniciaron la primera exhumación masiva con fines de identificación, en el Panteón municipal número 2 de Torreón.
El trabajo en Morelos inició apenas tres meses después, el 21 de junio. El primero de los tres sitios previsto para la apertura de las fosas comunes fue el Servicio médico forense de Cuautla, dónde se tenía registro de 101 cuerpos sin identificar y se trabajó hasta el 5 de julio de 2021.
"Estamos documentando las inhumaciones, pero a la zona cero sólo entra una persona del colectivo. El resto estamos viendo el trabajo por medio de una transmisión de circuito cerrado de televisión en una habitación cercana, dónde estamos las familias", explicó Lina Hernández a este medio.
Con cada cuerpo que es exhumado, se proyecta para las familias la ficha de registro que se tiene del mismo, la foto de cuando fue recogido por la autoridad pericial, así como datos claves que puedan servir para su identificación, como la fecha y el lugar de su hallazgo, su edad aproximada, sexo, si tiene tatuajes en la piel o marcas que lo identifiquen. También se muestra su ropa y las pertenencias personales que pudiese haber tenido consigo. Es fundamental el registro de su dentadura para facilitar su identificación por medios que no necesariamente requieran un análisis de ADN, por su costo y su tardanza.
La fuente explicó que, observando estos detalles del registro forense, hasta el momento cuatro familias han logrado identificar cuerpos que estaban considerados como desconocidos en la morgue local.
Encuentran cuerpos ardiendo en un crematorio clandestino en México - Sputnik Mundo, 1920, 23.04.2021
América Latina
Encuentran cuerpos ardiendo en un crematorio clandestino en México | Vídeo, fotos
"Estamos convocando a las familias a que vengan a ver estos álbumes de registro forense, ya que sean de este municipio, del estado de Morelos o de otros estados de la República, porque sabemos dónde se llevaron a los nuestros, pero no dónde puedan aparecer. Hay que aprovechar esta oportunidad porque, aunque siempre deberíamos tener las puertas abiertas de los servicios forenses para ver estas carpetas, a veces las niegan o nos dan largas", señaló Hernández en entrevista.
Luego del trabajo en Cuautla, el mismo procedimiento se realizó en la Fiscalía de la zona metropolitana, que incluye a la ciudad capital de Cuernavaca, entre el 12 y 22 de julio. Sin embargo, aunque allí se tenía registrada la existencia de 241 cadáveres sin identificar, el número que efectivamente pudo revisarse fue menor.
El proceso terminará en las próximas semanas con la revisión de otros 140 cadáveres no identificados a cargo de la Fiscalía de la región Sur-poniente de Morelos. A cada uno de ellos se le extrajo una muestra para su identificación genética, previo a ser inhumado en un sitio provisorio de descanso, en Jardines del Recuerdo.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала