Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

El turismo espacial 'made in Spain' será una realidad muy pronto (y no solo para ricos)

© Foto : Cortesía de Ana Bru Ana Bru, primera mujer española que irá como turista al espacio, en uno de sus entrenamientos en el simulador
Ana Bru, primera mujer española que irá como turista al espacio, en uno de sus entrenamientos en el simulador  - Sputnik Mundo, 1920, 21.07.2021
Síguenos en
El cine de ciencia ficción y los viajes al espacio de personajes famosos como Jeff Bezos han suscitado un interés genuino por el turismo espacial; un tipo de ocio que, por ahora, no parece estar al alcance del común de los mortales, pero que sin embargo podría llegar mucho antes de lo que la mayoría piensa, y todo ello sin salir de España.
A los ricos del mundo ya no les vale con tener cantidades ingentes de dinero en sus cuentas corrientes. Quieren más. Quieren aventuras y experiencias que, por supuesto, pueden comprar. Adrenalina, batir récords. No hay nada que se les resista, ni siquiera el espacio.
Y así lo han demostrado los recientes viajes espaciales de, primero (el 11 de julio de 2021), el empresario inglés Richard Branson, dueño de la compañía Virgin Group; y ahora el del hombre más rico del mundo, el dueño y fundador de la empresa Amazon, el estadounidense Jeff Bezos.
El fundador de Amazon, Jeff Bezos - Sputnik Mundo, 1920, 20.07.2021
Tecnología
Jeff Bezos culmina el primer vuelo espacial de Blue Origin con un aterrizaje exitoso

Pero, ¿es posible un turismo espacial para todos?

Responde a esta pregunta en conversación telefónica con Sputnik, Ana Bru, de 59 años y propietaria de la agencia de viajes exclusivos Bru&Bru, ubicada en Barcelona. Bru también trabaja desde hace 13 años como agente de vuelos espaciales en España y Andorra para Virgin Galactic, la compañía con la que Richard Branson llegó al espacio. El magnate escogió a su agencia para vender sus vuelos espaciales en estas regiones y Ana no puede sentirse más orgullosa. En su foto de WhatsApp, de hecho, aparece ella, muy sonriente, junto al inconfundible inglés.
"El turismo espacial se va a democratizar. A finales de verano, Virgin Galactic terminará con sus vuelos de prueba y en otoño quizá podamos ver los primeros turistas yendo al espacio".
Ella, de hecho, puede ser una de esos turistas (y primera mujer española en hacerlo), porque está apuntada en la lista de su compañía desde hace 13 años junto a su marido, Ramón Segarra. Pagaron por sus billetes alrededor de 200.000 dólares. El precio para viajar como turista más allá de la famosa línea de Kárman (el límite en el que la Federación Aeronáutica Internacional señala que empieza el espacio, a 100 kilómetros de altitud sobre la superficie de la Tierra) está todavía por determinar, pero oscilará entre los 110.000 y los 250.000 dólares.
"Creo que a mí me podría tocar el año que viene", sostiene en conversación telefónica con esta agencia, "aunque estoy lista para cuando me llamen, por si se queda alguna vacante antes que la mía". Bru se ríe desde la distancia. Está bromeando y se nota que es una mujer a la que le apasiona su trabajo y esta aventura espacial, más allá de las modas recientes.
En todo el mundo hay unas 600 personas en la lista de futuros astronautas espaciales de Virgin Galactic. De todos ellos, unos 20 son españoles, y cinco lo han solicitado desde que Branson conquistó "el más allá" de la Tierra, literalmente, a bordo de su cohete privado Unity, despegando desde Nuevo México y regresando apenas una hora después.
© Foto : Cortesía de Ana Bru Ana Bru, primera mujer española que irá al espacio como turista, junto a su marido Ramón Segarra y Richard Branson en Nueva York
Ana Bru, primera mujer española que irá al espacio como turista, junto a su marido Ramón Segarra y Richard Branson en Nueva York - Sputnik Mundo, 1920, 21.07.2021
Ana Bru, primera mujer española que irá al espacio como turista, junto a su marido Ramón Segarra y Richard Branson en Nueva York
Mientras Bru mantiene esta entrevista dice que le acaba de entrar un nuevo correo electrónico de un cliente solicitando información sobre los viajes espaciales que ofrece su agencia exclusiva.

"Somos una agencia de viajes para gente viajera, y lo mismo organizamos un viaje al espacio que un safari en las profundidades de África, una experiencia única en la Patagonia y el Polo Sur o un fin de semana romántico en cualquier pueblo de España. Cuando Branson nos eligió hace más de una década creí en este proyecto porque me pareció el comienzo de una nueva era que ya es una realidad", sostiene la catalana.

De hecho, el negocio de la carrera espacial para todos lleva más de veinte años en funcionamiento y tiene un potencial de mercado de más de 10.000 millones de dólares según el diario económico francés Les Echos; pero es ahora, con el marketing de prensa que suscitan los magnates Branson, Bezos y también Elon Musk (el creador de PayPal y Tesla volará al espacio con su compañía Space X en enero de 2022 junto a otros tres millonarios que han pagado 55 millones de dólares por el asiento.
Musk va un paso más allá que sus competidores y pretende montar ciudades en Marte, llevar allí los primeros humanos en 2026 e incluso morir allí), que el tema aparece en las mentes de (casi) todos.
Elon Musk, fundador de Tesla - Sputnik Mundo, 1920, 14.03.2021
Ciencia
¿Peligrosa ilusión? Cuestionan los planes de Elon Musk de colonizar Marte
Sin embargo, fue Rusia la pionera en lanzar seres humanos comunes y corrientes (no astronautas) a la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés) desde el cosmódromo ruso de Baikonur en Kazakhstan. En los años 90 y tras la desaparición de la URSS, comenzaron a ofertar asientos en sus naves Soyuz a precios millonarios.
Más de 600 personas anónimas se han subido a uno de estos cohetes rusos desde entonces siendo Dennis Tito, exingeniero de la NASA y magnate norteamericano, el primer turista espacial de la historia de la humanidad en abril de 2001. Por esta aventura, pagó 20 millones de dólares a la Agencia Espacial Federal Rusa y pasó seis días en la ISS. Después de él otros cinco turistas se subieron a una Soyuz siendo los únicos en viajar al cosmos por placer hasta la proeza de Branson.
Jeff Bezos, empresario estadounidense - Sputnik Mundo, 1920, 21.07.2021
Estilo de vida
¿Jeff Bezos o Dr. Malito? Las redes estallan con el viaje espacial del magnate
Las palabras del exingeniero Dennis Tito tras la experiencia quedaron grabadas para la historia: "Vengo del paraíso, a pesar de estar agotado, sudoroso y tan débil que no pude salir de la cápsula Soyuz por mi propio pie", dijo.
Lo que dijeron Bezos y Branson cuando aterrizaron de vuelta a casa tampoco se olvida. Las palabras de Bezos han sido virales en Twitter por su dudosa corrección política: "Gracias a todos los trabajadores y clientes de Amazon. ¡Vosotros habéis pagado todo esto!", lo que ha suscitado algunas críticas en redes ante la consabida mala praxis de la empresa respecto a los salarios irrisorios de muchos de sus empleados.
En el caso de Branson, la propia Ana Bru lo recuerda a la perfección, porque ella misma lo escuchó en directo, aunque telemáticamente debido a la pandemia y la imposibilidad de viajar a Nuevo México donde por supuesto estaba invitada.
"Richard dijo: "me he entrenado, sabía lo que hacía, pero nunca nadie me ha entrenado para sentir lo que he sentido viendo la Tierra a 88 km de altura".
Para la empresaria, lo importante de estos viajes es que van a suponer un salto cualitativo para el progreso de la humanidad a todos los niveles: "Avanzaremos en el transporte de satélites que prevean, por ejemplo, con una mayor antelación las catástrofes naturales", sostiene.
Turismo espacial (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 27.04.2021
Tecnología
El turismo espacial: de una idea descabellada a una nueva realidad
Y también explica que, en un futuro, los cohetes de pasajeros "podrán despegar en Londres y aterrizar en Sidney, no teniendo que volver necesariamente al mismo punto de partida".
Realmente parece ciencia ficción, aunque los pasos de gigante que se están dando en la industria son abrumadores, y el entusiasmo entre la comunidad científica y mortal crece por momentos.
En el caso de Jeff Bezos superó en distancia recorrida a Branson, porque el cohete de su compañía, Blue Origin, llegó a alzarse a más de 100 km de altura sobre la Tierra (Branson llegó hasta 88). El viaje del estadounidense duró 10 minutos y 10 segundos y viajó por el espacio durante tres minutos aproximadamente.

¿Qué requisitos hay que tener para viajar al espacio (aparte de mucho dinero)?

Pues según explica la propia Bru, no muchos, y a simple vista casi cualquiera podría ir. "Tener entre 18 y 80 años, buena forma física y superar todas las pruebas médicas y entrenamientos", sostiene.
De los entrenamientos, lo más duro es soportar la ingravidez. "Tienes que acostumbrarte a dar vueltas en el aire sobre ti mismo y aprender a controlar el rumbo", explica la empresaria.
Otro de los retos más complicados es superar la velocidad supersónica a la que se llega en el despegue, una velocidad equivalente a recorrer la distancia entre Madrid y Ávila (109 km) en apenas un minuto, algo para lo que el cuerpo humano no está preparado de manera natural.
La catalana explica que su parte favorita de los entrenamientos es entrar en el simulador, donde realmente siente que está en el espacio exterior, y que uno de sus recuerdos más bonitos de esta carrera espacial fue en febrero de 2019, cuando algunos de los aspirantes de Virgin se encontraron por última vez (antes de la pandemia) en Nueva York. Allí Ana vio su traje de astronauta por primera vez y su nombre impreso en el velcro del pecho. "Fue emocionante, me hice una foto con el adhesivo y me lo quería traer a casa", se ríe.

Hay una empresa española que irá en globo al espacio

Se trata de Zero 2 Infinity, una empresa de Barcelona que ya manda globos de helio al espacio para transportar carga no tripulada (y no humana). Uno de sus principales clientes es Airbus, con el que trabajan transportando cámaras fotográficas de la compañía de altísima resolución "con las que puedes fotografiar matrículas de coches desde el espacio". Así lo cuenta a este medio el creador de Zero, el ingeniero aeroespacial José Mariano López-Urdiales, que además no duda en enumerar las ventajas de elegir el globo (y no un cohete) para hacer turismo hacia el cosmos.
"El globo es más barato, más eficiente y menos contaminante", explica. Su propuesta es lanzar una cápsula presurizada en globo hasta una distancia de 36 km sobre la atmósfera, lo que algunos puristas considerarían insuficiente por la mencionada línea de Kárman.
Pero para López Urdiales, a esa distancia ya se aprecia la curvatura de la Tierra de la misma manera que a 100 km; y, además, según el ingeniero, en globo el paseo podría ser de hasta seis horas y no de pocos minutos como hasta ahora.
© Foto : Cortesía de JM López-Urdiales Globo de helio de la empresa española Zero 2 Infinity, que transporta carga no tripulada al espacio
Globo de helio de la empresa española Zero 2 Infinity, que transporta carga no tripulada al espacio - Sputnik Mundo, 1920, 21.07.2021
Globo de helio de la empresa española Zero 2 Infinity, que transporta carga no tripulada al espacio
"La gente paga por las vistas. Ese es el auténtico valor de ir al espacio", sostiene. Cuenta que, si todo va bien, en un año podrán mandar la primera persona al cosmos (no aclara si será él mismo, aunque asegura que ya tiene su traje hecho) y en dos años podrán mandar turistas a un precio de 110.000 euros.
"Puede parecer mucho, pero hay que recorrer un gran camino para llegar hasta allí. Hay mucho trabajo detrás y al principio todo es muy nuevo". El fundador de Zero 2 Infinity cree que España podría convertirse en el país líder de la carrera hacia el turismo espacial, porque "ya recibimos los turistas que tienen el dinero para hacerlo. Vienen a Marbella y a otros destinos de lujo aquí. No van a Arizona, Texas o Nuevo México. Prefieren España". A Urdiales le gustaría que el Gobierno pensase de la misma manera e invirtiese en desarrollo y empresas como la suya.
"Si crees que cobrar 110.000 euros por un billete al espacio es caro, piensa que España se gastó más de 100 millones para enviar a Pedro Duque fuera de la atmósfera de la Tierra y convertirlo en el primer astronauta español", afirma el empresario.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала