Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

Quedar en un castillo o una cueva: el boom del alquiler por horas en España de cualquier lugar

© Foto : Cortesía de Masha LloydCasa de 650 metros cuadrados con piscina y parcela puesta en alquiler por horas en la plataforma Swimmy en Madrid
Casa de 650 metros cuadrados con piscina y parcela puesta en alquiler por horas en la plataforma Swimmy en Madrid - Sputnik Mundo, 1920, 19.07.2021
Síguenos en
La nueva normalidad ha llegado para quedarse en muchos aspectos. Y aunque poco a poco y gracias al avance de la vacunación, vemos cómo se han ido recuperando algunas rutinas de la vida prepandemia, sobre todo en lo que a reuniones sociales y ocio se refiere, el virus todavía está ahí; el miedo y el respeto también.
Esto está provocando un cambio en los hábitos de consumo a la hora de planear unas vacaciones de verano o una tarde en familia o con amigos en la piscina o el parque. Los lugares públicos se descartan cada vez más para evitar el contacto con desconocidos y España está viviendo un auténtico boom del negocio del alquiler de espacios por horas para realizar cualquier tipo de actividad o evento.

Nace el 'Aribnb' del alquiler de cualquier espacio que se pueda imaginar

"Tenemos terrazas, azoteas, galerías de arte, jardines con piscina, castillos, cuevas, casas que son Patrimonio de la UNESCO o talleres mecánicos; para realizar en ellos cualquier tipo de evento o reunión", explica Freddy Torres, cofundador del sitio web Hola Place, a Sputnik.
Hola Place nació en 2017 en los Bunkers del Carmel, un mirador en Barcelona desde el que se ve toda la ciudad en 360º. Freddy se encontraba allí tomando algo con dos amigos. Los tres se habían conocido trabajando para Airbnb, la plataforma de alquiler de viviendas particulares para uso vacacional, lo que probablemente facilitó la aventura que estaban a punto de comenzar. Y de repente, se dieron cuenta, mirando hacia el horizonte de la ciudad condal, de la cantidad de terrazas y azoteas con un potencial de uso maravilloso que estaban completamente abandonadas "y sucias" en aquellos edificios a sus pies.
Comprendieron en seguida que allí había una oportunidad de negocio única.
No se lo pensaron y fundaron la web Hola Place con una inversión de 12.000 euros iniciales entre los tres socios. A finales de este año 2021 esperan alcanzar los 300.000 euros de beneficio neto cada uno para sus cuentas corrientes particulares.
Lo que empezó siendo el 'Aribnb' de las terrazas, con una prueba piloto en Barcelona que ponía en contacto a usuarios con propietarios de terrazas y azoteas, se ha convertido en lo que se podría llamar el Airbnb de reserva el espacio que quieras, por más inverosímil que pueda parecer a priori. Como curiosidades más extravagantes, la web tiene en alquiler la Casa Museo de Gaudí, alguna que otra cueva propiedad de fundaciones o mansiones con caballos y demás abalorios victorianos en pleno Madrid.
A los tres meses de comenzar su andadura en Barcelona, aterrizaron en la capital y ahora mismo funcionan en Valencia, Sevilla, Málaga, Palma de Mallorca y Tenerife; y tienen la vista puesta en Asturias y Zaragoza donde esperan desembarcar a finales de 2021.
Una playa en la Palma de Mallorca, España - Sputnik Mundo, 1920, 26.06.2020
Internacional
Vacaciones en la 'nueva normalidad': por España, en coche, y con menos gente en playas y cines
La pandemia trajo nervios y crisis porque todo se paralizó y el ocio se convirtió en una utopía. La vuelta a la normalidad era una incertidumbre y la ansiedad por saber qué pasaría con el negocio fue la protagonista durante los meses más duros del confinamiento, pero con el paso de las semanas, y la "normalización" de la situación, las tornas cambiaron por completo y su modelo se ha convertido en el predilecto a la hora de escoger un espacio para realizar cualquier tipo de actividad.
Marcas como Apple, Porsche o Google les han contactado para realizar algunos eventos porque ofrecen todo lo que el cliente busca en estos meses de transición: seguridad y privacidad.
"Hemos pasado de 30 a 80 reservas diarias. Solo en 2021 ya llevamos 1.300 reservas, mientras que en todo el año 2020 hicimos 500", explica Torres que asegura que ya están pensando en exportar su modelo de negocio a otros países europeos como Francia o Portugal.
"Espectaculares vistas. Madrid centro. Barrio Sol y Austrias. 60 euros la hora. Máximo 15 personas". "Galería de arte para eventos. Barcelona. 80 euros hora. Hasta las 21:00. Aforo máximo: 70 personas". O, "Terraza acogedora cerca de Plaza España. Barcelona. Hasta las 23:00. Máximo de 10 personas. 15 euros la hora". Son algunos de los anuncios que pueden leerse en la web principal de Hola Place. A este último anuncio, por ejemplo, responden dos particulares: Iván e Irina, pero Torres explica que tienen dos modelos de anfitriones: los privados y las empresas tipo hoteles o restaurantes que también ponen sus espacios en alquiler a través de su plataforma.
Los beneficios variarán en función del tipo de espacio y del precio por hora, pero hay anfitriones que pueden embolsarse hasta un pellizco de 15.000 euros anuales extra.
Nueva York (foto referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 04.04.2021
Economía
Manhattan en alquiler: ¿cómo la pandemia cambió para siempre la vida de Nueva York?
Eso sí, la renta del espacio no es inmediata. Los usuarios deben rellenar un formulario explicando con detalle el tipo de actividad que van a realizar, cuántas personas van a ser y el horario previsto. "Favorecemos el horario diurno para no molestar a los vecinos y evitar problemas", explica el cofundador de la web.

Las piscinas son para el verano y Swimmy lo sabe

Sin duda, el espacio más demandado cuando aprieta el calor en la ciudad son las piscinas. Todo el mundo quiere darse un chapuzón y Swimmy, una plataforma de alquiler de piscinas privadas que nació en 2017 en Francia, ha sabido rentabilizar ese deseo como nadie.
La idea nació a raíz de una tarde de relax en el sur de Francia, y fue precisamente en una piscina. Su fundadora, Raphaëlle de Monteynard, estaba pasando la tarde con sus amigas en la casa de una de ellas, y se dio cuenta de la cantidad de grandes chalets con piscinas vacías que había a su alrededor.
A Raphaelle se le encendió la bombilla del negocio en mitad de aquella solitud, realizó un estudio de mercado entre 400 propietarios de piscinas y vio que la respuesta era positiva. Francia es el país de Europa que más piscinas privadas tiene, con un total de 1.300.000. Le sigue España con 1.100.000, donde Swimmy llegó en 2019.
La historia la cuenta a este medio Estefanía Leyva, directora de comunicación de la plataforma, que asegura que su modelo de negocio es perfecto para el momento que estamos viviendo: "Es un lugar al aire libre, no te vas a mezclar con nadie, son casas preciosas, muy grandes. Es economía colaborativa a precios razonables. La demanda se disparó a lo loco en 2020 porque las piscinas municipales estaban cerradas", explica.
Y este año el boom continúa. En mayo y junio han duplicado las solicitudes y en lo que va de julio ya han recibido 15.000 reservas. La plataforma está tramitando una media de 500 reservas por día y cuenta ya con 150.000 usuarios y más de 3.500 propietarios de piscinas en Francia y España.
Futura playa cerca de Madrid  - Sputnik Mundo, 1920, 24.11.2020
Internacional
A 40 minutos de Madrid: así será la playa urbana más grande de Europa | Vídeo
Según explica Leyva "el modelo está basado en una economía colaborativa donde todos ganan. Los propietarios pueden ganar una media de 1.800 euros por un mes, algunos han ganado hasta 11.000 euros mensuales. Y los usuarios tienen a precios asequibles estancias de lujo".
La plataforma conecta a las partes y después se entienden entre ellos sobre cuáles son los requisitos de la oferta y la demanda del servicio. Masha Lloyd, de 64 años, explica a Sputnik que hace cuatro años, cuando se quedó sin su empleo como directora de comunicación en marcas importantes como Nokia, Yoigo o Motorola, decidió poner en alquiler en Airbnb alguno de los 7 dormitorios que tiene su casa de 650 metros cuadrados. A ese espacio hay que sumarle un jardín con 2.500 metros cuadrados, piscina, barbacoa, columpios y zona de ping-pong.
© Foto : Cortesía de Masha LloydPiscina en alquiler por horas en una urbanización de lujo en Madrid en la plataforma Swimmy
Piscina en alquiler por horas en una urbanización de lujo en Madrid en la plataforma Swimmy  - Sputnik Mundo, 1920, 16.07.2021
Piscina en alquiler por horas en una urbanización de lujo en Madrid en la plataforma Swimmy
Cuando descubrió Swimmy no dudó en poner a disposición del público en general el alquiler de su piscina para generar unos ingresos extra y Masha asegura que la experiencia no podría haber sido mejor.
"Es un dinero bastante limpio y fácil de ganar. No son grandes ganancias, pero me ayudan a mantener la casa", sostiene.
Una casa, que a pesar de lo apabullante de la descripción, asegura que compró con el sudor de su frente y el de su marido, ahora profesor de instituto jubilado. Junto a ellos, viven en el chalet ubicado en una urbanización en un pueblo de Madrid, el padre de Masha, de 102 años, y una chica que lo cuida día y noche.
© Foto : Cortesía de Masha LloydCasa de 650 metros cuadrados con piscina y parcela en alquiler por horas en Madrid
Casa de 650 metros cuadrados con piscina y parcela en alquiler por horas en Madrid  - Sputnik Mundo, 1920, 16.07.2021
Casa de 650 metros cuadrados con piscina y parcela en alquiler por horas en Madrid
A Masha Lloyd, de origen ruso, le gusta recibir gente en su casa y ver que disfrutan de un espacio que de otra manera estaría vacío, porque sus dos hijas y sus respectivas familias, ya independientes, apenas tienen tiempo de pasar por allí.
Cobra 35 euros por persona la jornada completa, 23 la media, y la "entrada" permite utilizar todo el entorno exterior. Ellos suelen permanecer en el interior de la casa mientras los invitados disfrutan fuera para no invadir la privacidad de las personas que están haciendo uso de la piscina, aunque reconoce que muchas veces les invitan a compartir el rato con ellos y suelen terminar todos mezclados entre hamburguesa y hamburguesa al punto en la barbacoa.
Una niña duchándose - Sputnik Mundo, 1920, 19.06.2016
Internacional
Arranca el insólito servicio de alquiler de duchas en Moscú sin análogos en el mundo
"Estamos con otra mentalidad, otra manera de vivir y de compartir. Veo el cambio en los propietarios. Su verdadero fin no es hacer dinero, tienen un corazón generoso y les gusta que en sus casas haya gente y poder brindar la oportunidad de disfrutar de un entorno privilegiado a todo el mundo. Es un nuevo modelo de relacionamiento que ha venido para quedarse y cada vez se está afianzando más", sentencia Estefanía Leyva.
Sus palabras no parecen casuales, puesto que el lema de Swimmy es "la felicidad se comparte". Y con este calor, la verdad, si es bajo el agua y bien fresquitos, mejor que mejor.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала