Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Las posibles razones del fujimorismo para postergar su derrota en el balotaje de Perú

© AP Photo / Guadalupe PardoLa candidata a la Presidencia, Keiko Fujimori, luego de denunciar fraude en las elecciones de 2021
La candidata a la Presidencia, Keiko Fujimori, luego de denunciar fraude en las elecciones de 2021 - Sputnik Mundo, 1920, 19.07.2021
Síguenos en
LIMA (Sputnik) — Perú está a nueve días de la fecha en que se debe producir la toma de mando del nuevo presidente salido del balotaje celebrado el 6 de junio, y el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) aún no emite una proclamación por las dilaciones efectuadas por Fuerza Popular (derecha). ¿Qué es lo que está pasando?
El 6 de junio se celebró la segunda vuelta presidencial entre Keiko Fujimori, de Fuerza Popular, y Pedro Castillo, de Perú Libre (izquierda).
El 15 de junio, la Oficina Nacional de Procesos Electorales finalizó el conteo oficial, que dio el primer lugar a Castillo por un margen de 0,25% de ventaja, poco más de 44.000 votos por encima de Keiko.
Desde entonces, el partido fujimorista presentó pedidos de nulidad de actas de mesas en las que Castillo había obtenido mayoría de votos, además de denunciar un fraude del cual no ha podido presentar ninguna prueba que avale su existencia.
Francisco Sagasti, presidente de Perú - Sputnik Mundo, 1920, 15.07.2021
América Latina
Presidente peruano: fujimorismo denuncia fraude porque no tiene otra explicación

Todo en contra

Con los días, el JNE ha ido resolviendo los pedidos de nulidad y el resultado ha sido contundentemente desfavorable para Keiko Fujimori: de los poco más de 100 pedidos ninguno fue admitido, todos fueron rechazados por temas de fondo —supuestas firmas falsas en las actas, por ejemplo— o forma —mal conteo de los votos, por ejemplo—.
Cuando esta larga tarea finalizó la semana pasada, los peruanos, decididamente agotados por la incertidumbre de no saber quién va a gobernar el país por cinco años, respiraban aliviados porque ya el JNE, más allá de cuestiones formales de plazos legales, se encontraba hábil para proclamar a Pedro Castillo como mandatario electo.
Teniendo derecho a hacerlo, Fuerza Popular no había anunciado ninguna apelación sobre las actas de proclamación de los Jurados Electorales Especiales (JEE, instancias menores al JNE) para bloquear su inevitable derrota.
Sin embargo, el viernes 16, casi a punto de que se agote el plazo para presentar apelaciones sobre las actas de proclamación, Fuerza Popular presentó 10 de ellas y sin ningún sentido práctico: así estas prosperasen, la suma de votos cuya validez podría estar en entredicho no alcanzaban los 5.000, es decir, ninguna cifra que vaya alterar la ventaja de más de 44.000 votos que tiene Castillo.
Pedro Castillo, presidente electo de Perú - Sputnik Mundo, 1920, 19.07.2021
América Latina
El ente electoral peruano rechaza apelaciones del fujimorismo contra la proclamación de Castillo
¿Por qué el fujimorismo estaría ejecutando acciones legales que materialmente es imposible que alteren el resultado de la votación? Para los peruanos es un misterio, ciertamente. Lo único que está consiguiendo Fuerza Popular es retrasar la proclamación de Castillo como presidente, pero ¿qué se ganaría con eso?

¿Destitución anunciada?

La semana pasada, Julio César Castiglioni, asesor legal de Fuerza Popular, fue inquirido en diálogo con la radio local RPP respecto a las acciones que toma el partido sin ningún sentido práctico. El abogado respondió que estaban en derecho de hacerlo, lo que es cierto, pero al comentársele que todo lo que hacen no va a evitar la proclamación de Castillo y atenta contra la transición de mando, afectando la estabilidad política de Perú, Castiglioni contestó con un desconcertante: "Ese no es mi tema".
En medio de las especulaciones, los críticos del fujimorismo han ensayado varios motivos, desde un patológico estado de negación de Keiko, a quien en su actitud suelen comparar con Donald Trump y sus afirmaciones de un fraude que nunca existió, hasta al hecho de que lo que estaría buscando Fuerza Popular no es el imposible de ganar las elecciones, sino alistar el terreno para lo que se pueda hacer desde el Congreso una vez que Castillo asuma.
Carlos Manchego, a la derecha, con sombrero - Sputnik Mundo, 1920, 19.07.2021
América Latina
Perú Libre insta al fujimorismo a aceptar su derrota en las elecciones presidenciales
En los últimos cinco años, el Congreso, liderado por el fujimorismo, pidió la destitución del expresidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), quien presionado renunció por un escándalo de corrupción; y luego solicitó la destitución del exmandatario Martín Vizcarra (2018-2020), logrando su objetivo y sacándolo del poder.
Ninguno de los dos fueron destituidos por delitos o causas probadas por ningún sistema legal sino por suposiciones que, en el sistema legal peruano, bastan si se tiene la suficiente cantidad de votos que respalden el pedido de destitución.
En ese sentido, el fujimorismo podría estar apuntando a lo mismo: sacar del poder a Castillo, y para eso necesitaría tener un terreno listo previo para, ante los ojos de la ciudadanía, generar la impresión de que Castillo es un presidente ilegítimo (calificativo que ya ha sido usado por Keiko Fujimori) y, por tanto, merecedor de ser destituido. Una posibilidad nefasta para un país que viene padeciendo de una inestabilidad política grave durante los últimos cinco años.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала