Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

A Messi le quedan dos balas en la cartuchera

© REUTERS / Henry RomeroLionel Messi, futbolista argentino
Lionel Messi, futbolista argentino - Sputnik Mundo, 1920, 10.07.2021
Síguenos en
BUENOS AIRES (Sputnik) — A primera hora del viernes los argentinos y argentinas sacaron la bandera del cajón y la colgaron en algún rincón de su casa. El festejo patrio, este fin de semana, puede ser doble.
Argentina celebra su Independencia cada 9 de julio y Lionel Messi puede festejar este sábado 10 de julio, en la final de la Copa América contra y en Brasil, su propia liberación de otro yugo opresor: la maldición de no haber ganado nada con la selección.
Aquellos apasionados por la estadística —antes nerds y hoy gurúes del mundo del fútbol— podrán decir que entre sus 36 títulos oficiales, el rosarino tiene uno con la celeste y blanca: la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.
Un título menor para el mainstream futbolero y su discurso exitista.
Lo cierto es que ni siquiera los futbolistas valoran la medalla olímpica como una copa, tampoco Messi. Ni que hablar si la comparación es con la Copa del Mundo… o las copas continentales.

Muerto el rey, viva el rey

La Copa América que originalmente se iba a jugar en Argentina y Colombia se mudó finalmente a Brasil, quien será local en la final en el estadio Maracaná de Río de Janeiro (este) a las 21:00 horas (00:00, GMT).
Al principio, el certamen se miró con recelo, incluso con algo de desinterés. A nadie le hacía gracia que se celebre un torneo en uno de los países con mayor cantidad de contagios de COVID-19, mientras el resto de la sociedad tiene que permanecer en cuarentena.
Lionel Messi - Sputnik Mundo, 1920, 06.07.2021
América Latina
Quién le enseñó a patear tiros libres a Messi
Sin embargo, el avance del equipo y la destacable actuación del propio Messi hicieron que crezca el interés por el torneo, que tiene a Argentina como segundo máximo ganador, con 14 copas, a sólo una de Uruguay. Otro condimento que tiene esta final.
Entonces, si aquella independencia de 1816 fue por la libertad, esta copa tiene que ser por y para Messi.
El anhelo porque así sea se percibe en el ambiente, incluso con mucha mayor intensidad que en aquella final del mundo de 2014 —también en Brasil—, y la causa de ese sentimiento hay que buscarla en el primer gol que anotó Messi en esta copa. O, más en detalle, en el festejo de ese gol.
Luego de colgar un precioso tiro libre en el ángulo del arquero chileno Claudio Bravo con su zurda, Messi salió a celebrar el tanto con una coreografía distinta a la usual: carrera, salto con las piernas extendidas, el brazo izquierdo —con la cinta de capitán— flexionado y el puño derecho en alto.
Un festejo made in Maradona, como luego se encargaron de confirmar las ediciones fotográficas.
Desde esa noche, un grito con sabor a deseo estalló en la cabeza y los corazones del pueblo futbolero argentino, huérfano desde el 25 de noviembre de 2020: "El rey ha muerto, viva el rey".
De ganarle a Brasil, Argentina y Messi ganarían un título luego de 28 años —ignorando, todavía, a los Juegos Olímpicos—, el primero desde el fallecimiento de Diego Armando Maradona.
De fallar, a Messi le quedará una sola oportunidad: la Copa del Mundo de Catar 2022, a la que Argentina está casi clasificada y para la que espera contar con ayuda divina, Papa y Diego mediante. Pero para eso todavía falta mucho tiempo.
Lionel Messi en la Copa América 2021 - Sputnik Mundo, 1920, 21.06.2021
América Latina
Videos: un hincha impresiona a Messi con su tatuaje y el goleador le autografía la espalda
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала