Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
Economía (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Economía
Sputnik te explica procesos económicos complejos en palabras simples.

Ser o no ser: Bolsonaro asume la presidencia del Mercosur y aumenta el peligro de ruptura

© REUTERS / Adriano MachadoJair Bolsonaro, presidente de Brasil
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil - Sputnik Mundo, 1920, 07.07.2021
Síguenos en
El jueves 8 de julio, en un acto encabezado por el presidente argentino, Alberto Fernández, de manera virtual, se realiza la Cumbre de Jefes de Estado de Mercosur, evento mediante el cual Argentina culminará su presidencia pro témpore y hará el traspaso oficial a la República Federativa del Brasil.
La transferencia del mando del bloque regional adelanta un escenario de mayor tensión entre los principales socios.
Dos son los principales puntos de disputa que enfrentan a los dos países principales del Mercosur y que ponen en riesgo sus 30 años de existencia:
La reducción del Arancel Externo Común (AEC).
La negociación individual con otros bloques comerciales.
Brasil pelea por una agresiva disminución de las barreras de protección, mientras que Argentina acepta flexibilizar esa medida en gran parte de los productos pero manteniendo esa defensa para sectores sensibles.
A la vez, el Gobierno de Jair Bolsonaro quiere entablar acuerdos país-país o en forma individual con otros bloques, rompiendo una de las bases del Mercosur que establece la obligación de sus miembros de negociar acuerdos en forma conjunta. Esta última posición es la que defiende Argentina.

¿Quiénes son los aliados de Brasil?

Detrás de la estrategia liberal de Brasil se sumó Uruguay, con el Gobierno de derecha de Luis Lacalle Pou.
Después de integrar esa alianza, el Gobierno de Paraguay de Mario Abdo Benítez se encolumnó con la política argentina liderada por el presidente Alberto Fernández.
La controversia es tan intensa que en estos meses se suspendió en dos ocasiones la reunión entre los cancilleres de los cuatro países miembros del Mercosur para debatir, entre otras cuestiones, esos dos frentes conflictivos.
El Arancel Externo Común, el acuerdo con la Unión Europea, el estado de las negociaciones con otros bloques y países, el estatuto de ciudadanía del bloque y la necesidad de revitalizarlo como la principal plataforma de proyección internacional forman parte de la actual agenda central del Mercosur.

¿Qué propone Brasil?

El ministro de Economía brasileño, Paulo Guedes, asegura que Brasil no pretende abandonar el Mercosur, aunque sí "modernizarlo" con la reducción de la tarifa externa común.

"No vamos a salir del Mercosur. Queremos seguir con la integración pero no está funcionando como debería. Queremos modernizar el Mercosur", dijo Guedes en un evento empresarial llamado Coalizao Industria.

Agregó que el comercio entre el Mercosur se redujo dos tercios desde el inicio del bloque, en 1991.
Crítico del bloque regional, Guedes defiende la reducción de la tarifa externa común para permitir el ingreso de productos importados de otras regiones y la modificación del Tratado fundacional de Asunción para poder negociar acuerdos en forma unilateral con otros bloques o países.

¿Por qué se oponen los industriales?

La propuesta de Bolsonaro es reducir el Arancel Externo Común a la mitad (hoy el promedio es de 13%) y que cada miembro pueda negociar acuerdos comerciales individualmente.
Los industriales brasileños no están de acuerdo con esa política aperturista. Junto a la Unión Industrial Argentina (UIA), la Confederación Nacional de la Industria de Brasil (CNI) definió una firme posición sobre esos temas. Ambas cámaras patronales no dejaron dudas en un comunicado conjunto.
Sobre el AEC, y siguiendo lo manifestado en el Consejo Industrial del Mercosur (CIM), señalaron que “desde el sector privado industrial consideramos inoportuno plantear su reducción unilateral en una coyuntura global tan compleja e incierta, que genera además la dificultad de medir su impacto competitivo para la actividad productiva de la región, frente a la inminente competencia desleal de excedentes de la producción mundial de bienes en condiciones no competitivas”.
Banderas de miembros del Mercosur y Estados asociados - Sputnik Mundo, 1920, 16.03.2021
América Latina
30 años del Mercosur: fortalezas y debilidades de la integración latinoamericana
La postura de la UIA y la CNI fue casi calcada a la que dieron dos expresidentes brasileños: Lula y Fernando Henrique Cardoso. "Este no es el momento para reducciones tarifarias unilaterales por parte del Mercosur, sin ningún beneficio para las exportaciones del bloque", sostuvieron en un comunicado firmado por ambos.
Sobre las negociaciones extrarregionales y con comerciales con terceros países, los industriales afirmaron: “Es fundamental que se mantenga la obligación de actuar en forma conjunta, como bloque, a fin de preservar y potenciar la capacidad negociadora de nuestra región”. Lula y Cardoso plantearon lo mismo.

¿Qué propone Argentina?

Argentina sigue firme con respetar el artículo 1° del Tratado de Asunción, firmado el 26 de marzo de 1991 por los cuatro países que formaron el Mercosur. Ese artículo define que las negociaciones con terceros países y bloques regionales se hacen en conjunto.
Además, el artículo 37 del Protocolo de Ouro Preto, firmado el 17 de diciembre de 1994 como complemento del Tratado de Asunción, dice explícitamente que en el Mercosur los temas se resuelven por consenso.
Si ese consenso no existe, no hay acuerdo posible.
Mercosur: Su liberalización beneficiaría mayormente a Brasil - Sputnik Mundo, 1920, 05.02.2021
GPS Internacional
Mercosur: "Su liberalización beneficiaría mayormente a Brasil"
"Hay una diferencia que estamos tratando de superar en lo relativo al AEC. Alcanzamos una convergencia en un universo de productos que alcanza al 75% del arancel, restando todavía 25% a resolver con nuestros socios. Argentina optó por no afectar los bienes finales, resguardar la competitividad de nuestro sector industrial para no afectar a los sectores más sensibles. Creemos que se puede avanzar en este marco", explicó el secretario de Relaciones Económicas de Argentina, Jorge Neme.
La fortaleza del Mercosur está en una proyección internacional conjunta, que le da mayor capacidad de negociación, donde el bloque puede obtener mayores ventajas y, de ese modo, fortalecer cada una de las economías de los países miembros.

Una plataforma de lanzamiento

Después de tres décadas de vigencia, existe consenso acerca de que el Mercosur es la mejor plataforma de esos países desde donde propiciar una apertura al exterior, apostando a la integración con el mundo.
En ese sentido, un documento de la Cancillería argentina destaca que en primer lugar es necesario consolidar el Mercosur como espacio estratégico de integración regional, teniendo en cuenta que ese proceso de integración ha contribuido a la consolidación de la democracia y la paz en la región.
Mapa de América Latina, hecho con Lego (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 26.03.2021
América Latina
Mercosur, 30 años de una unión aduanera que nunca fue
Enfatiza que en lo económico, ha dinamizado el comercio y ha estimulado la internacionalización de empresas nacionales. "Para continuar contribuyendo al desarrollo económico y social de cada país, el proyecto de integración debe estimular la inserción en la economía global, ser un impulsor de la mayor participación en las corrientes comerciales y de inversiones internacionales, y debe favorecer el restablecimiento de la credibilidad, confiabilidad y previsibilidad del país y de la región", agrega.
Neme afirmó que "el Mercosur es una plataforma por excelencia" para los países miembros, y que como bloque se tiene "otro peso en el contexto internacional a la hora de iniciar negociaciones con el resto de los bloques regionales y terceros países".

¿Por qué el comercio intracomunitario es menor que el extracomunitario?

A poco de entrado en vigor el Tratado de Asunción en 1991, el comercio intrarregional creció a tasas asiáticas.
Este progreso se volvió más lento después de la crisis del Tequila (1995) y se estancó con ocasionales oscilaciones tras la devaluación del real brasileño de 1998 y la crisis argentina de 2001.
El hecho de que los países del Mercosur comercien más con terceros países que entre sí, ha sido presentado regularmente como una prueba del fracaso del bloque. El contrapunto con la Unión Europea (UE) es notable.
América Latina en un globo - Sputnik Mundo, 1920, 23.03.2021
América Latina
El Mercosur en la encrucijada: ¿abrirse o ser el bloque "más cerrado del mundo"?
El documento Cinco factores estructurales y dos opciones para el futuro, de Alberto J.B. Iribarne, embajador de Argentina en Uruguay, explica que debe tenerse en cuenta que la mayor parte del comercio mundial es, desde los años cincuenta del siglo XX, comercio intraindustrial.
Detalla que las economías del Mercosur son relativamente menos competitivas en la fabricación de estos productos y su especialización exportadora se encuentra en bienes básicos o intermedios que están aguas arriba en las cadenas de valor.
En ese sentido, Jorge Neme destaca que los cuatro países son altamente competitivos en bienes agroalimentarios, commodities, y tienen una enorme proyección internacional en base al sector agroindustrial.
"Esto a veces nos hace perder de vista que, para el desarrollo y proyección de nuestra industria, el incremento de la competitividad y la innovación en los procesos productivos, es clave para fortalecer el mercado común", afirma.

¿Qué opciones tiene el Mercosur?

La especialización importadora se localiza en bienes de capital y de consumo más sofisticados usualmente provistos por terceros países. La estructura del Arancel Externo Común (AEC), basado en la distinción entre bienes producidos y no producidos, acompañó el diagnóstico de que el Mercosur debía proteger su producción, pero también permitir la importación de bienes que mejoraban su propia competitividad.
El comercio intrazona se ha concentrado en sectores donde condiciones específicas como el clima establecieron una complementariedad entre esas economías o donde el AEC favorece el comercio intrazona.
Iribarne agrega que "el Mercosur enfrentó problemas particulares originados en el carácter desigual de su desarrollo económico, su inserción periférica en la economía internacional y el efecto centrífugo que la globalización impone a proyectos de integración regional".
Es clave pensar que para la reconstrucción del tejido social y productivo de los países miembros es necesario fortalecer el bloque y no pensar en salidas individuales.
En sus 30 años el Mercosur ha resistido de manera más que razonable a estas limitaciones estructurales y ese es un logro no menor. Sin embargo, nada garantiza que pueda lograrlo por 30 años más, o incluso por los próximos 10.
Iribarne concluye que el corolario de ese desafío es simple: tarde o temprano deberán enfrentarse las opciones que definirán si el Mercosur será más de lo mismo o progresará hacia una verdadera integración económica regional.
LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала