Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Estilo de vida
Lo más actual e interesante para tu salud, ocio y entretenimiento.

Fotos: así es el gigantesco búnker nuclear construido para albergar a la reina Isabel II

CC0 / Unsplash / La entrada de un búnker (imagen ilustrativa)
La entrada de un búnker (imagen ilustrativa) - Sputnik Mundo, 1920, 05.07.2021
Síguenos en
Barnton Quarry es un histórico búnker de más de 2.700 metros cuadrados construido en Edimburgo (Escocia) para albergar a la reina Isabel II en el caso de una guerra nuclear.
Ubicada a unos 30 metros de profundidad, la enorme estructura militar se construyó en la década de 1940 y se amplió en 1952, detalla The Mirror. Su función era la de albergar a su alteza real y los miembros de su familia, así como a altos cargos gubernamentales, en caso de que estallara una guerra nuclear mientras se encontraban en Edimburgo.
El edificio de tres pisos es uno de los sitios militares subterráneos más grandes del Reino Unido. Su estructura completa contaba incluso con un estudio de la BBC. El enorme tamaño del búnker le permitía dar refugio a más gente, incluidos miembros del Ejército, la Policía y los Bomberos, agrega el tabloide.
Barnton Quarry se erigió como parte de un esquema nacional llamado Sedes Regionales de Gobierno —RSG, por sus siglas en inglés—. El proyecto era clasificado y así se mantuvo hasta el año de 1963 cuando fue descubierto por el grupo activista pacifista Spies for Peace —espías por la paz, en español—.
La organización que anteriormente ya había descubierto un búnker gubernamental secreto similar en Reading, expuso el esquema nacional y dio a conocer los preparativos del Gobierno para el escenario de una guerra nuclear.
Al grupo activista le preocupaba el hecho de que la construcción de los RSG no se hubiera debatido públicamente y que, de llegar a ser necesario utilizarlo, sus ocupantes no fueran elegidos democráticamente y tuvieran poderes militares.
Aunque varias personas fueron arrestadas con relación al incidente, los espías que descubrieron el búnker secreto en Edimburgo jamás fueron identificados o capturados.
En la actualidad, el Barnton Quarry es propiedad privada. Con la ayuda de voluntarios, sus propietarios buscan regresar el búnker a su estado original para convertirlo en un museo.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала