Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

Los pioneros de la reducción a 4 días por semana sacan pecho: es posible trabajar menos días y mejor

© Foto : Cortesía DelSolLa empresa cuenta con 185 empleados
La empresa cuenta con 185 empleados - Sputnik Mundo, 1920, 03.07.2021
Síguenos en
La empresa andaluza pionera en instaurar la semana de 4 días laborales en España hace año y medio presume de resultados. Más productividad y mejor relación con los trabajadores. Todos ganan con esta revolución laboral que podría, al fin, beneficiar a empresarios y a trabajadores. La gran Telefónica ya está implantando esta jornada piloto.
¿Cómo sería tu trabajo favorito? Por lo general, todo el mundo coincide: uno en el que trabaje menos y tenga más tiempo para sí mismo. Por eso, la jornada laboral de cuatro días ha sido siempre un sueño para el trabajador, pero ahora, también empieza a emerger como una opción posible para el empresario.
"Por el momento, solo nos ha reportado cosas buenas", cuenta a Sputnik Ana Arroyo, la responsable de Recursos Humanos de Software DelSol, la primera empresa en España en instalar la reducción para toda su plantilla el primer día de 2020. "Tras un periodo de transición y adaptación estamos contentos, nuestros clientes no han visto ninguna alteración en su servicio, de hecho, hemos mejorado en las encuestas de satisfacción que hacemos", explica la responsable desde Mengíbar (Jaén).
© Foto : Cortesía DelSolDelSol (Jaén), pioneros en instaurar la semana de 4 días de trabajo
DelSol (Jaén), pioneros en instaurar la semana de 4 días de trabajo - Sputnik Mundo, 1920, 02.07.2021
DelSol (Jaén), pioneros en instaurar la semana de 4 días de trabajo
Y DelSol, a pesar del cambio y tras pasar la incertidumbre del año pandémico, ha aumentado en un 20% su facturación. Pero, ¿cómo ha afectado al personal el hecho de trabajar un día menos a la semana y cobrar lo mismo? "Hemos reducido en un 28% el absentismo laboral, hay una mejor relación de fidelidad entre trabajador y empresa y eso, para nuestros clientes, se traduce en que tienen un contacto más personalizado también".

"Mejora el equilibrio emocional de la plantilla"

Es cuestión de cantidad o calidad, no se trata de trabajar mucho sino mejor, "lo más evidente es que se mejora el equilibrio emocional, por eso creo somos más productivos, en una jornada tradicional hay tiempos muertos, pero con cuatro días nos planificamos mejor, optimizamos el tiempo y eso te hace sentir más eficiente, creo que de ahí deriva la emocionalidad positiva".
"Para mí, ha sido un cambio de vida total", confiesa Pedro Cortés, de 37 años y empleado desde hace cuatro años en la empresa. Sus fines de semana se han alargado sin perder dinero y eso se ha traducido en más calidad de vida. "En el trabajo rinde más, no hay cansancio y por eso estás más clarividente. A nivel personal, cuidas más de los tuyos con más tiempo y a ti mismo".
La vida de Pedro ha cambiado tanto que hace más deporte, le dedica más tiempo a sus hobbies y aprendió a cocinar y a cuidarse, "en solo un año he perdido 40 kilos, ya no recuerdo lo que era el estrés", confiesa. Lo sorprendente, es que su productividad no se ha reducido.

¿Un escenario imposible?

Llegar hasta este matrimonio perfecto entre política de empresa y trabajadores no ha sido fácil y, por supuesto, tampoco barato. Si el personal trabaja un día menos y hay que producir y atender a las mismas personas, hay que contratar a más personal.
En DelSol han tenido que contratar, aumentando casi un 15% su plantilla de cerca de 200 personas. "No quiero dar una imagen equivocada como si esto fuera una fórmula mágica, hemos tenido que invertir 420.000 euros para nuevo personal y herramientas, no cualquiera puede asumir este riesgo".
Es obvio que la implantación de los cuatro días/semana es un escenario inasumible para pymes o negocios de hostelería o retail, por ejemplo, que lidian con la exposición al público y tiempo de apertura como factor de ganancia económica. El turismo, que en España representaba antes de la pandemia el 12,3% del PIB y generaba el 12,7% de empleos directos, pasa por ser el campo de prueba de la reducción a cuatro días.
"En temporada baja implantaremos la semana de cuatro días, claro que habrá que contratar a más gente porque se trata de trabajadores finalistas, que abren y cierran la persiana del negocio, pero es una cuestión de mejoría social", confiesa Francisco Moya, CEO del Grupo Simeón, con cerca de 200 empleados.
La sección turística de Simeón daba servicios en 2019 a 10 millones de turistas en todo el mundo. A pesar del contexto que vive el sector, "hay que aprovechar precisamente la incertidumbre y precariedad del momento para lanzarnos a por los cambios, hay poco que perder y mucho que ganar" anima Moya.

¿Una nueva trampa en la que siempre pierden los mismos?

Estamos ante una verdadera revolución. En las últimas décadas, la tecnología ha permitido una evolución en los puestos de trabajo. Normalmente el cambio no ha redundado en una mejora en la vida del empleado, porque la lógica sigue siendo la de aumentar las ganancias. En cambio, la jornada de cuatro días no expone como aval un aumento de ganancias, el hasta ahora único lema de nuestra cultura socioempresarial, sino mantenerlas, pero ofreciendo más calidad de vida.
Miremos a nuestro presente. La pandemia ha mostrado las enormes posibilidades de adaptación laboral con el teletrabajo. Pero también evidencia la nueva necesidad de regular la desconexión digital como un derecho, porque no estar en la oficina ya no implica no trabajar. Los cambios evolutivos suelen presionar el cuello del trabajador con más estrés y necesidad de reciclarse y adaptarse.
Zona Violeta - Sputnik Mundo, 1920, 15.06.2020
Zona Violeta
Semana laboral de 4 días: ¿el modelo de trabajo pospandemia?
El Gobierno de España respaldó inicialmente la propuesta que Más País llevó al Congreso en enero, con un fondo de 50 millones para apoyar a las empresas que apuesten por la transición a cuatro días. Pero todas las fuentes consultadas coinciden en que la medida es significativa, pero insuficiente.
Desde el sindicato Comisiones Obreras (CCOO), abogan por una nueva negociación colectiva que revise la cultural empresarial, "esto requiere que el empresariado supere el concepto de trabajo como contraposición a la persona y sus necesidades sociales" explica a Sputnik Yolanda Carrasco, secretaria de Condiciones de Trabajo en Andalucía.

Un mundo laboral a dos velocidades

Pero ¿qué escenario afrontaremos si trabajamos cuatro días?. Si la tradición habla de trabajadores de cuello blanco (oficinistas) frente a los de mono azul (servicios), podríamos empezar a hablar de un mundo de fin de semana largo y otro de horas interminables. Las pymes y sector servicios ven el plan–Errejón como una utopía.
Un estudio de la compañía de recursos humanos Adecco y el Instituto Cuatrecasas revela que un 74% de las 500 empresas encuestadas ven imposible la reducción. "Si en los 80 pasamos de 6 días a 5 días, ¿por qué ahora no se podría hacer? Consideramos que esta modificación reportaría importantes beneficios, en cuanto al reparto del trabajo, la conciliación de la vida laboral, personal y familiar", reivindica Carrasco, de CCOO.
Una oficina en una empresa. Imagen referencial - Sputnik Mundo, 1920, 26.11.2020
Internacional
Trabajar solo cuatro días a la semana es posible
En la balanza positiva hacia el cambio, un estudio de la Complutense calculaba que sólo la reducción de 5 horas semanales de la jornada implicaría 560.000 nuevos empleos, un 2,6% menos de desempleo (en los cálculos de enero 2021).
Telefónica protagoniza por el momento el paso más importante en España en la revolución de los cuatro días, apuntándose al plan piloto. Propone a sus trabajadores una Jornada Semanal Flexible Bonificada (JSFB), una reducción a 32 horas/semana, pero con una reducción de salario, algo que no cuenta con respaldo social.

Cambia el chip, deja de calentar la silla y caliéntate el coco

Pero para pasar a cuatro días, también hay que cambiar de mentalidad. No solo el empresario, también el trabajador. La cultura de la apariencia y el presencialismo está en España por encima de la productividad, al menos eso se traduce de los datos de Eurostat.
El trabajador en España echa unas 36,4 horas por semana, dos décimas más que la media de la Unión Europea (UE) y lejos de las 29,3 horas de Países Bajos, referentes en calidad de vida laboral. Para los trabajadores por cuenta propia, los datos son más duros, con 44,7 horas/semana, dos horas más que en Europa.
"Las desigualdades se deben a la infravaloración de determinados trabajos, que deben ser corregidas con diálogo social para abordar transiciones justas para las personas trabajadoras. Un salario mínimo interprofesional suficiente y digno es el principal elemento de corrección de las desigualdades" argumenta Carrasco, para evitar un futuro laboral con cara y cruz. Tener un día más de descanso por el mismo dinero, ¿qué mejor argumento para trabajar mejor?
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала