Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Olas de basura guatemalteca recalan en playas de Honduras

© AFP 2021 / Johan OrdonezBasura en una playa de Guatemala
Basura en una playa de Guatemala - Sputnik Mundo, 1920, 02.07.2021
Síguenos en
SAN SALVADOR (Sputnik) — Varias playas de Honduras siguen anegándose con la contaminación arrastrada desde Guatemala por el río Motagua, un problema que crece, al igual que la crispación entre ambos países.
En particular el litoral del municipio Omoa, departamento de Cortés (norte), ha sufrido un impacto tanto ecológico como económico, pues no hay turista que quiera bañarse en algo más parecido a un vertedero que a un balneario.
El problema también afecta las costas de los municipios Puerto Cortés, Tela y Roatán, y el Gobierno de Honduras reclama soluciones duraderas, que no acaban de llegar, pese a los compromisos de las autoridades guatemaltecas.
Durante la primera mitad del año, la parte hondureña recolectó cientos de toneladas de basura, aún sin recibir el impacto más crudo del "invierno", como llaman en la región a la época de lluvias, particularmente copiosa en 2020.
Liliam Rivera, ministra de la Secretaría de Medio Ambiente de Honduras, señaló que los intentos de contener la basura mediante biobardas es insuficiente, y los desechos igual llegan al océano Atlántico.

"Esperamos que [los guatemaltecos] nos vuelvan a convocar para establecer una ruta de trabajo para buscar soluciones definitivas", declaró Rivera, quien recalcó que la solución a esta crisis pasa por el cierre de los botaderos a cielo abierto en Ciudad de Guatemala.

Según estimados oficiales, Honduras recibió unas 1.434 toneladas de basura proveniente de Guatemala en 2020, sobre todo tras el embate de varias tormentas tropicales.

Nada nuevo

La parte guatemalteca dice que hace lo que puede, con la certeza de que un problema tan viejo no podrá ser solucionado en apenas un año.
El ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala, Mario Rojas, afirmó que su país cumplió con lo pactado para encarar la situación, como reparar la barda industrial del Motagua, que en septiembre pasado lanzó un tsunami de basura a Omoa.
Anunció la próxima instalación de tres sistemas de retención en la Ciudad de Guatemala, unas mallas diseñadas para soportar avalanchas, que espera sean suficientes para frenar el avance de los desechos.
Ricardo Alvarado, alcalde de Omoa, declaró a medios hondureños que la solución no está en intervenir el río, si no en evitar que le echen basura. "Estamos a la expectativa de lo que pueda pasar en la temporada lluviosa", agregó.

Impacto

Las playas de Omoa, un atractivo destino turístico del litoral norte de Honduras, sufren con estas grandes oleadas de desechos plásticos, textiles y de diversa índole, arrastrados por el río Motagua desde territorio guatemalteco.
Esta catástrofe ambiental fue el tiro de gracia para la economía de una región que soñaba con atraer turistas, pero que solo recibe grandes volúmenes de basura guatemalteca, por la mencionada ruptura de una barda de contención.
"Estamos indignados y rebelados porque no es posible tolerar la contaminación", explotó en septiembre pasado el alcalde Alvarado, ante un problema que le cuesta a las arcas comunales una media de 370 dólares diarios, solo en labores de limpieza.
El edil agregó que, amén de la suciedad en la superficie, buena parte de los residuos caen en el lecho marino y existe el riesgo real de que la contaminación llegue a las vecinas playas de Tela y Puerto Cortés, para agravar el desastre medioambiental.
Si bien los empleados públicos de Omoa se esfuerzan por recolectar de inmediato las olas de basura, lo más complicado es recoger la infinidad de objetos que pasan debajo de la barda y recalan en una zona eminentemente turística.
Del otro extremo, el municipio guatemalteco de Quetzalito carece del personal, los recursos y el apoyo gubernamental para atenuar la contaminación del Motagua, o atajar las toneladas de basura que cubren el cauce como una nata difícil de degradar.
Ante este escenario, el gobierno municipal de Omoa barajó la posibilidad de acudir a una corte internacional para ser indemnizado por Guatemala, aunque nadie quisiera llegar a ese extremo.
De hecho, las partes quieren ir más allá del problema actual y atacar los males de fondo, en particular, crear conciencia en las comunidades sobre los peligros de los botaderos a cielo abierto, para evitar un indeseado aluvión de basura cada "invierno".
Las consecuencias de los huracanes Iota y Eta en Honduras - Sputnik Mundo, 1920, 23.12.2020
Internacional
Centroamérica deja el 2020 ambientalmente golpeada y más vulnerable
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала